Angel "Java" Lopez en Blog

Publicado el 29 de Junio, 2006, 14:53

El mundo de Internet, desde hace tiempo se ha convertido en un ámbito participativo. Es un medio donde no solamente uno explora y contempla, sino que también de alguna forma puede participar. Desde la invención de las listas de correo, luego los foros, y ahora los blogs, el internauta puede escribir, además de leer, lo que es un gran cambio con respecto a lo que es la Galaxia Gutenberg. Ahora somos prosumidores de texto, no solamente consumidores lectores.

En el inicio de su libro "La perspectiva científica", Bertrand Russell advierte que la actitud científica, no es natural en el hombre. Tomemos, dice, a un experto en un campo, y  hagámoslo opinar de otro tema (lo que no constará mucho esfuerzo), y lo escucharemos enunciar y afirmar certezas, a las que llegó sin mayor crítica o razonamiento. Aquí, Russell trata de destacar lo poco natural de la "actitud científica". Yo veo un toque de alerta, como en algún capítulo de "La rebelión de las masas" de Ortega y Gasset, donde de nuevo advierte de las personas que, conociendo un tema, se largan a opinar de cualquier otro, como si lo dominaran, como si fueran expertos en el mismo.

Luego de estas advertencias, entonces, ¿podremos opinar? O todavía más personal, ¿para qué molestarme en opinar en el ciberespacio, en una lista de correo, y escribir en este blog?

Paso a dar alguna justificación, si es que hace falta. En primer lugar, opino, porque me gusta opinar. No al voleo, no al primer intento. Es delicioso pensar y meditar sobre un tema, estudiarlo, criticarlo, verlo de otra forma, compulsarlo con otras opiniones propias y ajenas, y llegar a entender algo de la realidad que está ahí afuera. Pocos gozos son tan genuinos, como la satisfacción de llegar a entender algo. Si luego opinamos, es digamos una exhudación, un complemento a la investigación y la meditación.

Luego, más que la opinión, lo interesante es la meditación. Entonces, ¿por qué opinar? Acá deberé mencionar alguna inclinación mía. Trato de opinar por escrito. Opinar en habla, es siempre trabajoso. El problema es el tiempo, la reunión física, y, en especial, las interrumpciones. En cualquier reunión de opinadores, me temo que quiero interrumpir (y muchas veces lo hago) cada opinión y aportar alguna perspectiva mía. Supongo que a varios de los otros participantes le puede ocurrir lo mismo. Al renunciar a la reunión, perdemos la compulsa inmediata. Gano en libertad de expresión.

Pero antes de Internet, la opinión escrita quedaría en un papel o archivo privado. Ahora, gracias a la red de redes, puedo publicar cualquier "pavadez" mía. Alguien podría objetar la alimentación de esta gran herramienta que es Internet, con opiniones olvidables. Pues bien, son justamente olvidables. Lo que opine, dudo que haya más de cinco personas que lo lean. Pero me sirve para poner en claro mi pensamiento. Alguien propuso "si no lo podemos escribir, no podemos entenderlo". Recuerdo alguna frase similar del bueno de Richard Feynman.

Otra objeción podría surgir: ¿no es peligroso opinar de un tema que no es de nuestra especialidad? Ciertamente, tenemos la libertad de opinar de temas que dominamos parcialmente, es parte de la libertad humana. Me siento libre de opinar, porque mi opinión no involucra al destino de alguien. Lo que yo opine sobre ciencia o sobre filosofía, no influye en ninguna decisión que involucre la vida de un prójimo. Así, que la opinión tiene fuerza por las acciones que provoca. Dudo entonces, que una opinión mía pueda llevar a la una acción de tal tipo o gravedad.

Pero seguir llenado páginas de un blog, ¿no aumenta el "ruido" de Internet? Ciertamente, hay un precio a pagar. Pero no estoy publicando lo mío en la tapa de http://www.clarin.com o http://www.lanacion.com/  Estoy escribiendo desde "mi lugar", que no veo que genere gran cantidad de ruido.

Si quisiera generar una acción, algo en los demás, desde este "post", es incitarlos a tomar también iniciativa. Investiguen, piensen, y luego escriban. No importa lo importante, importa lo que ganen Uds. mismos en el proceso. Luego se verá si es importante o no para otros. Pero cada avance en el pensamiento, cada conocimiento nuevo que adquirimos, puede, además de alimentarnos, servir de algo a alguien más. Aunque sea para que otros se opongan y nos hagan ver equivocaciones en lo nuestro, lo que escribimos ahora podemos publicarlo, hace unos años hubiera sido mucho más difícil que lo que pensamos se mostrara más allá de una mesa de café.

Es una etapa única de la humanidad. Sé que sólo una minoría hoy puede acceder a Internet. Hay toda una "otro humanidad" que se cayó del sistema. No nos olvidemos de ellos. Mientras, podemos escribir sobre nuestros pensamientos, y opiniones. No veo que dañe a nadie. Y tal vez, solo tal vez, sirva de algo.

Angel "Java" Lopez
http://www.ajlopez.com/

Por Angel, en: General