Angel "Java" Lopez en Blog

Publicado el 4 de Febrero, 2007, 21:42

Encuentro, en mi revisión de libros que estoy haciendo durante ésta mi semana sabática, al librillo de Edgar Allan Poe, "Eureka", edición de Atlántida, que siempre me ha parecido algo delirante, pero con ciertos destellos de genio. Poe trata de mostrarnos, cómo con su intuición, llega a una explicación de todo (una teoría del todo, "theory of all", TOA, diríamos hoy). Para mi sorpresa, en el prólogo, recuerda un texto de él mismo, que por décadas me pareció muy interesante, pero del que no recuerdo el nombre. El presenta el texto como una carta del futuro encontrada en una botella. Ahí ataca tanto a Aristóteles, por su método deductivo, como a Bacon y su método inductivo. Ese texto mismo daría para toda una discusión. Pero por primera vez, encuentro en ese texto, algo que trae, de alguna manera, agua a mi molino: mi postura que "ser" es un verbo muy humano, y que ciertas cuestiones que tenemos como evidentes, son simplemente reglas del pensamiento humano, más que verdades evidentes de cómo la realidad es o funciona.

En la carta (notablemente insertada dentro del texto de "Eureka", pero que nació como un escrito autónomo de Poe), ataca a la lógica de John Stuart Mill, de esta forma:

¡Ah'! 'La capacidad o incapacidad de concebir algo - dice Mr. Mill con gran justeza - en ningún caso debe ser considerada como criterio de verdad axiomática'. Ahora bien, nadie en uso de razón negará que éste es un truísmo palpable. No admitir la proposición sería insinuar un cargo de inconstancia contra la Verdad, cuyo título mismo es sinónimo de constancia. Si la capacidad de concebir algo fuera tomada con criterio de verdad, entonces una verdad para Devid Hume rara sería una verdad para Joe...

Más adelante, viene el ataque

... Llegaremos de inmediato a una proposición que él considera el colmo de lo indiscutible, la quintaesencia de la innegabilidad axiomática. Es ésta: 'Los contradictorios no pueden ser ambos verdaderos, es decir, no pueden coexistir en la naturaleza'. Aquí Mr. Mill quiere decir, por ejemplo -y cito el caso de mayor eficacia posible-, que un árbol debe ser un árbol o no ser un árbol, que no puede al mismo tiempo ser un árbol y no serlo; todo lo cual es muy razonable en sí mismo y responderá notablemente bien como axiom hasta que lo comparemos con un axioma sentado unas páginas atrás, hasta que lo verifiquemos con la lógica que él mismo propuso. 'Un árbol -afirma Mr. Mill- debe ser un árbol o no serlo'. Muy bien; y ahora permítaseme preguntarle por qué. Para esta pequeña pregunta hay una sola respuesta. Desafío a cualquier hombre viviente a que invente una segunda. Esta sola respuesta es 'Porque nos resulta imposible concebir que un árbol pueda ser algo distinto de un árbol o no ser un árbol'. Esta, lo repto, es la única respuesta de Mr. Mill; no pretenderá insinuar otra; y sin embargo, según su propia exposición, su respuesta evidentemente no es tal, ¿pues no nos ha pedido ya que admitamos, como un axioma, que la capacidad o incapacidad no debe ser tomada en ningún caso como criterio de verdad axiomática? Así toda, absolutamente toda su argumentación anda a la deriva...

Interesante ataque de Poe al tercero excluído como verdad natural. Habría tanto para discutir de esta posición. Pero puedo adelantar que, en mi postura, para entender lo que la física del último siglo nos ha estado mostrando, podría ser necesario abandonar la lógica que hoy profesamos, así como alguna vez tuvimos que abandonar la geometría euclídea como algo que "era evidente".

Angel "Java" Lopez
http://www.ajlopez.com/
(yes!! it's my sabbatical week!!!....
http://ajlopez.wordpress.com/2007/01/27/sabbatical-week/ )

Por ajlopez, en: Filosofía