Angel "Java" Lopez en Blog

Publicado el 8 de Julio, 2007, 13:53

Leemos en "¿Qué es filosofía?", de Ortega y Gasset, en su Lección I:

Siempre he creído que la claridad es la cortesía del filósofo, y además, esta disciplina nuestra pone su honor hoy más que nunca en estar abierta y porosa a todas las mentes, a diferencia de las ciencias particulares, que cada día con mayor rigor interponen entre el tesoro de sus descubrimientos y la curiosidad de los profanos el dragón tremebundo de su terminología hermética. Pienso que el filósofo tiene que extremar para sí propio el rigor metódico cuando investiga y persigue sus verdades, pero que al emitirlas y enunciarlas debe huir del cínico uso con que algunos hombres de ciencia se complacen, como Hércules de feria, en ostentar ante el público los bíceps de su tecnicismo.

Aquí, Ortega utiliza una frase "claridad como cortesía del filósofo", que yo recuerdo atruibida a Unamuno, pero no encontré la cita original. Es interesante que en la época de este libro, finales de los 20, principio de los 30 del siglo pasado, Ortega veía un nuevo interés por la filosofía, en España, su pais. Al pasar los años, me temo que no he visto surgir con efusión, el abrazo de la claridad en los escritos de muchos filósofos, mientras que muchos hombres de ciencia, como Einstein, Gamow, Hawkings, Gell-Mann, y otros, se han dedicado a difundir sus descubrimientos, tratando de ser claros, sin recurrir a grandes tecnicismos. Y que cuando se usan palabras de jerga científica, aunque sea su significado está claro, se puede colocar en un glosario. Mientras, en el ámbito de la filosofía se ha llegado a usar nuevos vocablos sin explicación clara, o a tortuosos usos de frases teratológicas: basta recordar pasajes de Heidegger y Sartre y otros.

Luego de ese párrafo, Ortega se dedica a explorar la verdad, y su evolución en la historia, destacando, por ejemplo, cómo la ley de la gravitación, como verdad, lo era antes de su descubrimiento. Explora las causas de que esta verdad, que aparece como ajena al tiempo, sea recién verdad humana desde Newton.

Habría tanto que escribir sobre la verdad. Creo que hay que separar claramente la verdad que tenemos, de su correspondencia con la realidad. Nuestra verdad cambia, pero si refleja algo universal, esto último no cambia. Que para Newton el tiempo fuera absoluto, y desde Einstein sea relativo, no indica que cambió el tiempo, sino nuestra verdad, nuestra imagen de la realidad. Hay algo por ahí abajo, que es la verdad final, si quieren verlo con esas palabras.

Pues bien, ya basta, la intención ahora no es discutir la verdad, sino lo bueno de encontrar en Ortega un llamado a la claridad. Es refrescante encontrarse con estos textos, y quise no pasarlo por alto, publicándolo en este "post".

Otros artículos sobre temas similares:

A favor de la claridad
En difícil es más "cool"

Nos leemos!

Angel "Java" Lopez
http://www.ajlopez.com/

Por ajlopez, en: Filosofía