Angel "Java" Lopez en Blog

Publicado el 24 de Agosto, 2007, 0:26

Hace unos días, en otro post, Las cosas y la esencia, expuse sobre el tema de la esencia. Siguiendo con el tema esencia, encuentro en el Diccionario de Filosofía, de Mario Bunge, algunas definiciones.

Para el bueno de Bunge, la esencia "de un objeto es el conjunto de propiedades que lo hacen pertenecer a su clase." Agrega "una propiedad esencial, a diferencia de una accidental es aquella sin la cual el objeto en cuestión no existiría como tal".

Pone varios ejemplos. La esencia de un átomo es su número atómico, el número de protones en su núcleo. Es claro entonces que átomo es un concepto, que nos ha resultado útil de manipular. Bunge se detiene en el número de protones, porque los electrones pueden faltar, o bien un átomo puede tener electrones extras.

Al ser más complejo un sistema, más propiedades esenciales tiene. En el conocimiento común, entonces, es difícil diferenciar entre las propiedades esenciales y las accidentales, o por lo menos, la diferencia es dudosa. En cambio, según Bunge, en la cienca no pasa lo mismo. Ve en ciencia dos definiciones compatibles de esencia.

En la primera, una propiedad de las cosas de una clase es esencial si y sólo si aparece en una ley de tales cosas.

En la segunda, las leyes son esenciales y las circunstancias accidentales. Creo que esto último da lugar a lo que en otra parte denomina esencialismo nomológico: "la tesis según la cual las leyes de una cosa forman parte de su esencia. Por ejemplo, las leyes del movimiento y las denominadas ecuaciones constitutivas son esenciales para el concepto de cuerpo. En cambio, las fuerzas (como la superficie sobre la que un cuerpo está obligado a moverse) son circunstanciales (contingentes o accidentales). De la misma manera, las condiciones iniciales y las condiciones de contorno son accidentales en lugar de esenciales, debido a que sus cambios no alteran la naturaleza del cuerpo."

En otro lugar, discute que hay dos tesis de esencialismo ontológico. Una afirma que "todo objeto tiene propiedades esenciales", y que "esta concepción, rechazada por los nominalistas y las positivistas, se da por descontada en la matemática, la ciencia y la tecnología".

Otra tesis afirma que "la esencia (en el sentido platónico de idea) precede a la existencia. Esta tesis tiene sentido sólo en la ontología platónica. Ni ella ni su dual ("La existencia precede a la esencia" tienen sentido en una ontología materialista en la que las esencias son propiedades, no cosas, y por consiguiente coexisten (y dejan de existir) junto con las cosas que poseen".

Interesante el tema de la precedencia. No había reparado en el concepto de esencia como propiedades de una cosa, y que entonces, no puede la esencia preceder a la existencia, o al revés. Claro, el existencialismo del siglo XX utiliza alguna de esas frases, pero creo entonces que es un abuso del lenguaje. Eso no implica que el existencialismo, digamos, de Sartre, no diga algo interesante, o importante. Pero la frase "la existencia precede a la esencia" es una frase importante, tal vez para no tomar al pie de la letra. Bunge es duro con esos deslices del lenguaje. Yo creo entender sus razones: en un mundo de escritos donde el lenguaje se usa en formas tan flexibles, Bunge busca la precisión, por suerte para mí, también busca la claridad.

A ver si puedo repasar acá lo que veo, desde mi jerga, como esencia: sigo pensando que la esencia es algo conceptual. Los conceptos que nos formamos, de "hombre", "mesa", los formamos de una manera casi instintiva. Luego, cuando salimos de los conceptos, cuando vamos a la realidad, hay corrientes del pensamiento que preguntan "¿qué es x?", y otras corrientes, que se preguntan "¿cómo es x? por ejemplo, en el sentido de ¿cómo funciona x?". Cuando uno pregunta por la esencia, es común, como menciona Bunge, que se arme una lista de propiedades esenciales, algo que debemos verificar, de alguna manera, que x posee como propiedades, para que lo incluyamos en la clase de los X.

Yo, en mi postura, pregunto tanto por las propiedades esenciales de x para pertenecer a su clase X, como por el mecanismo de los miembros de X, cuando estudio, o me detengo a pensar, sobre algún tema.

Pero me queda todavía investigar más. Por un lado, leo en estos días, un texto de Karl Popper, sobre distintas formas de esencialismo. Por otro, me enfrento al curso de filosofía de Cristina Lozano y Liliana Delgado, donde se plante la gran pregunta: ¿qué es el ser humano?. Creo que esta pregunta se hace en varios sentidos, no siempre en el sentido de la esencia. Es un tema a ir desarrollando.

Nos leemos!

Angel "Java" Lopez
http://www.ajlopez.com/

Por ajlopez, en: Filosofía