Angel "Java" Lopez en Blog

Publicado el 25 de Agosto, 2007, 11:51

Thomas Hobbes (1588-1679) fue un filósofo que entra en la escuela de los autores que procuran ser claros en cada punto que exponen. Es refrescante, entonces, encontrar en el primer capítulo de su Leviatán, una descripción de lo sensible para el ser humano:

El arquetipo de todos los pensamientos es lo que llamamos SENTIDO (pues no hay en la mente humana concepto que al comienzo, totalmente o por partes, no surja desde los órganos del sentido). El resto deriva de ese arquitipo.

Vislumbro una posición luego defendida por Hume y otros.

No es necesario conocer la causa natural del sentido a los efectos del asunto a tratar ahora, y entro lugar he escrito detenidamente sobre dicha cuestión...

Ciertamente, Hobbes tiene otros escritos, aparte de Leviatán. Pero desconozco en dónde trata su teoría de la naturaleza, basada en el movimiento. Es interesante ver que Hobbes nota (lo que me parece adecuado) que para pensar sobre lo sensible, no hace falta en principio conocer su mecanismo en detalle. Creo que a la larga debemos investigar más, y en eso se encuentra actualmente la psicología científica, pero eso no nos impide, recordando siempre lo provisorio de nuestro puerto de partida, exponer y explorar sobre los sentidos en el ser humano.

La causa del sentido es el cuerpo externo u objeto, que incide sobre el órgano apropiado a cada sensación de un modo inmediato, como acontece con el gusto y el olfalto; o de modo inmediato, como acontece en el ver, oír y oler. La presión del objeto, continuada hacia dentro hasta el cerebro y el corazón por medio de nervios y otras fibras y membranas del cuerpo, provoca allí una resistencia, contra-presión o esfuerzo del corazón para liberars a sí mismo, que por tender hacia fuera parece ser una materia externa. Y esta apariencia o fantasía es lo que los hombres llaman sentido, y consiste para el ojo en una luz o en la representación de un color, para el oído, en un sonido; para la nariz, en un olor; para la lengua y el paladar, en un sabor, y para el resto del cuerpo, en calor, frío, dureza, suavidad y otras cualidades semejantes discernidas por el sentimiento. Todas esas cualidades -llamadas sensibles- no son en el objeto que las causa sino otros tantos movimientos de la materia, mediante los cuales afecta diversamente nuestros órganos. Tampoco en nosotros, que somos presionados, hay una cosa distinta que diversos movimientos (pues el movimiento nada produce sino movimiento). Pero su parecer ante nosotros es fantasía, tanto despiertos como dormidos.....

Notable presentación de lo que se daría en llamar cualidades secundarias. Creía que el primero en distinguirlas habías sido Leibnitz. Es de destacar la importancia en el pensamiento de Hobbes del movimiento físico y medible, no como movimiento en Aristóteles, pensado como potencia que se convierte en actual.

Más sobre Hobbes en:

Works by Thomas Hobbes en el Project Gutenberg
Hobbes en la Internet Encyclopedia of Philosophy
Hobbes en The Philosophy pages
Hobbes en el sitio de History of Economic Thought.
Hobbes Moral and Political Philosophy en la Stanford Encyclopedia of Philosophy

Existe el sitio http://www.thomas-hobbes.com/ (pero no vi que funcionara)

Nos leemos!

Angel "Java" Lopez
http://www.ajlopez.com/

Por ajlopez, en: Filosofía