Angel "Java" Lopez en Blog

Publicado el 22 de Septiembre, 2007, 16:47

Robert B. Laughlin, premio Nobel de física de 1989, en su libro "Un universo diferente" escribe un párrafo que me gustaría destacar. Pone en el tapete que tenemos un impulso dirigido a buscar las causas últimas:

La disciplina científica a la que me dedico, la física teórica, se ocupa de las causas últimas de los fenómenos. Por supuesto, los físicos no tenemos el monopolio de la reflexión sobre el tema, pues todos pensamos alguna vez en las causas últimas, en mayor o menor medida. Debe ser un rasgo atávico que adquirimos cuando vivíamos en África y peléabamos por la supervivencia en un mundo físico en el que de hecho hay causas y consecuencias, relación que se manifiesta entre estar cerca de un león y ser devorado por él, por ejemplo. Así, los seres humanos estamos hechos para buscar las relaciones causales entre distintos fenómenos, y nos da placer encontrar reglas con implicaciones encadenadas. También estamos diseñados para no tolerar situaciones en las que nos inundan los hechos sin que podamos hallar en ellos significado alguno. Todos deseamos en secreto que exista una teoría última, un conjunto general de leyes de las que se desprenda toda la verdad que nos libre de la frustración que nos provocan los hechos. De ahí que la física teórica interese a muchas personas que no se dedican a la actividad científica, que deciden adentrarse en ella incluso cuando a veces les resulta demasiado técnica y abstrusa.

Creo que el rasgo que describe ha tenido importancia, tal como dice Laughlin, en nuestra supervivencia. Yo agregaría que tratamos de armar modelos, esa es una capacidad de nuestra mente. Y lo que sucede, es que si esos modelos son fundamentados con causas últimas, son mejores modelos, y más útiles incluso para la supervivencia. Una cosa es explicar la lluvia por el modelo "hay un dios de la lluvia", y otro, es buscar otra causa, una más acorde con la realidad, la causa real podríamos decir, para armar un modelo de lo que nos rodea.

Laughlin también da en el clavo, por lo menos en mi caso, al describir el interés de algunas personas, como yo, por la ciencia, y en especial por la física. Aclararía igual, que tal vez yo no quiero librarme de la frustración de los hechos. No lo pondría en esos términos. Mas bien, pienso que es interesante, y hasta diría importante, comprender, tratar de entender, el por qué de las cosas.

Me gusta también el párrafo, porque insinúa que tenemos operaciones mentales, de búsqueda de relaciones. Yo creo que tenemos una gran capacidad de asociación, además de la de formar modelos. Pero que esas capacidades no se van aplicando junto con la lógica, de ahí, la necesidad de revisar nuestras conclusiones, relaciones, modelos, concepciones del mundo.

El fragmento aparece en el capítulo I del libro:
Un universo diferente
La reinvención de la física en la edad de la emergencia
de Robert B. Laughlin
Editoria Katz

Lauhlin escribe para exponer su postura: la emergencia de muchas leyes de la física. Es un libro interesantísimo, aunque algo arduo, porque el autor no pone explicaciones detalladas, ni siquiera un diagrama, cuando expone su caso. Ya llegará el momento de comentar más en detalle el libro completo, y aclarar qué entiende este autor como emergente. Por ahora, extraemos de la Wikipedia:

A Different Universe: Reinventing Physics from the Bottom Down is a 2005 physics book by Robert Laughlin, a winner of the Nobel Prize in Physics. It argues against the overuse of reductionism in fields such as string theory, and emphasizes that the future of physics research is in the study of emergence.

Nos leemos!

Angel "Java" Lopez
http://www.ajlopez.com/

Por ajlopez, en: Filosofía