Angel "Java" Lopez en Blog

Publicado el 23 de Octubre, 2007, 0:37

En estos días, he estado meditando sobre cómo triunfar escribiendo como filósofo en estos tiempos que corren. Considero que he encontrado algunos caminos interesantes, ya transitados por otros, pero que todavía pueden servir para nuevas estrellas nacientes de la filosofía actual. He aquí algunas recomendaciones:

- Elija para su tema, alguna palabra polisémica, con la mayor cantidad de sentidos posibles, y trátela como si designara a todo esos sentidos por igual.

- Plantee relaciones entre esos sentidos, aunque no tengan nada que ver uno con otro.

- Escriba sobre la historia de esa palabra, abarcando todos sus significados como si fueran el mismo, así podrá encontrar relaciones hasta en su genealogía, aunque sólo existan en su mente de filósofo improvisado. Encuentre algún sentido a esos cambios de sentido, por accidentales que parezcan.

- Si no le alcanza con una palabra, tiene dos caminos:
 - Unala con otras, de tal forma que quede todavía más confuso lo que quiere decir.
 - Invente alguna nueva palabreja. "Sustantivice" algún verbo, o invente un verbo de un sustantivo.
 - Escriba sobre Dios, como todo el mundo escribiría, pero nunca sugiera que se refiere a él, solamente póngalo como el Uno, lo Absoluto, el Ser, el Espíritu o alguna otra palabra nebulosa.

- Intente siempre que tanto la izquierda como la derecha, puedan sacar algo de su supuesto pensamiento. Eso provocará dos corrientes de discípulos, que en su enfrentamiento, harán mercadeo gratuito de su obra.

- Estire las frases, de tal manera que no se entienda nunca si está afirmando o negando. Procure hacer las dos cosas, como contrapuestas, y que no quede claro cuál es la que corresponde a su inexistente postura.

- No tema contradecirse. Sólo procure que la contradicción aparezca en capítulos separados por una decena de otros capítulos. Eso hará que la contradicción sólo sea detectada por los pichones de seguidores. Ese es el quid de la cuestión: armar la obra como una forma de proselitismo. Solamente los que no se duerman en el medio, serán capaces de detectar las contradicciones. Eso ya indicará una predisposición hacia la oscuridad, de quien llegue a ese punto, y estará a un paso de convertirse en discípulo. Como todos sus seguidores creerán que quiere decir algo importante, verán las contradicciones como cuestiones a entender, interpretar, resolver, con dialéctica o de alguna otra manera. Seguramente algún discípulo podrá interpretar la discrepancia aduciendo que el maestro se refería a dos planos distintos, a dos categorías diferentes, y que la aparente contradicción no era tal, sino solamente una forma más de demostración de su genio, y de lo limitado que es el lenguaje.

- Repita preguntas, expréselas de varias maneras, plantee dudas, examine cualquier analogía por inútil o tirada de los pelos que parezca, procure mencionar a algún filósofo respetable del pasado, o alguien que lo haya precedido en la aplicación de este método, así agregará alguna pátina de importancia a su discurso.

- En caso de laguna mental, utilice un aforismo.

- En la búsqueda de oscuridad, procure utilizar metáforas, aduciendo que el lenguaje es insuficiente para expresar lo que quiere transmitir.

- Repita, repita, repita. Así el libro se verá más grande, y atraerá a más seguidores.

- Alíese con alguien que también siga este método, y atáquense entre Uds. en interminables libros, cada uno de los cuales alimentará la fama del dúo terrible.

- Escriba en "difícil", que es más "cool", ¿viste?

- Evite los ejemplos, no sea que aclaren algo.

- Escape a cualquier definición, y huya de los glosarios como del propio demonio.

- Ataque o degrade cualquier otro pensamiento que intente ser racional o claro. Indique que esos otros pensadores no salen de sus estructuras mentales, y que son incapaces entonces de entenderlo. Como habrá muchos que no se atreverán a señalar "el emperador está desnudo", obtendrá más discípulos fascinados por su trabajo, aunque no lo entiendan ni jota, lo que es correcto, porque en el fondo no hay nada entendible en lo que produce.

- Procure de esta manera, atraer a discípulos inteligentes, fascinados por la oscuridad, que seguramente entre todos le encontraran algún sentido a toda la paparruchada que produzca.

- No conceda reportajes: no sea que le pidan explicaciones por lo que escribió.

- Si aún así alguien le pide alguna explicación, replique que lo suyo es hacer pensar a los otros, no brindar explicaciones.

Reconozcamos que muchas de estas operaciones requieren algo de genio, pero confío que algunos de Uds. sabran seguir estas recomendaciones. Si triunfan, por favor, no se olviden de mí y de mi humilde aporte a su carrera. En caso de trabarse en algún paso, no duden en pedir ayuda en este blog, que intentaremos juntos producir algún ejemplo iluminatorio sobre el tema. No pierdan mucho tiempo en iniciar el camino: hay varios precedentes, y bien puede ser que este método pierda su encanto.

Cualquier parecido con algún pretendido filósofo que Uds. conozcan, es algo más que coincidencia.

Nos leemos!

Angel "Java" Lopez
http://www.ajlopez.com/

Por ajlopez, en: Filosofía