Angel "Java" Lopez en Blog

Publicado el 14 de Noviembre, 2007, 1:11

Con la llegada de Internet, y de la Web en particular, hoy una parte de la humanidad participa de un nuevo lugar, el llamado ciberespacio, que cada año va aumentando en alcance. Las implicancias de la aparición de la red en la historia humana son, quizás, más profundas que la aparición de la imprenta, en mi opinión.

En el medio de todo este "nuevo lugar", cualquiera de nosotros puede promocionar sus actividades, comunicándose con clientes y posibles clientes, con proveedores, colegas, y personas en general. Es un nuevo medio de difusión de lo que hacemos, sea un quehacer personal como de negocios.

Pero entre tantas fuentes de información, ante tantas páginas, buscadores, blogs, redes sociales, y demás aplicaciones, uno puede no saber cómo manejarse para conseguir transmitir algo de lo que hace a los demás. Quisiera en este "post" comentar una opinión personal, avalada por alguna experiencia.

En primer lugar: no basta con tener un email, o una cuenta de mensajería instantánea. Eso es tan plano como tener un teléfono. Déjeme que le cuente dónde está "la red": hoy por hoy, está en las páginas accesibles desde un explorador, y alcanzables por un buscador como el Gran Google. Sólo partiendo de esa base, se pueden comprender las "recomendaciones" que siguen.

Veamos primero, como ejemplo, alguna actividad que no creo que ayuden mucho a su objetivo de promocionar su actividad.

En un anterior post donde comenté algún artículo sobre un tema similar:

10 Maneras de Aumentar Ventas Promocionándote Tú Mismo

se recomendaba armar salas de chat para contactarse con otras personas. Puede ser que funcione para alguna actividad en particular, pero en general, no creo que sea aplicable con eficacia. Mejor dicho, no creo que sea aplicable con "escalabilidad". ¿Qué significa esto? Que estará desperdiciando el gran potencial que tiene Internet y la Web. Fíjese en este "post": Ud. lo está leyendo, cuando yo tal vez esté desconectado, esté dormido, descansando, en una reunión con un cliente, o simplemente tomando un café en mi querida Buenos Aires.

ESE ES EL PODER DE LA WEB: la presencia constante. Si Ud. no está presente de alguna forma, con un blog, un sitio personal o profesional, con alguna nota en algún sitio especializado, contribución escrita, o en video (ahora está despegando esta forma de comunicación), no importa cuantas salas de chat arme, o que esté conectado en un sistema de mensajería instantánea: Ud. no está para los demás. Apenas tendrá una especie de teléfono de llamada gratuita. Pero Ud. puede conseguir más, mucho más.

Solamente cuando entienda esa situación, estar en la web, en algún medio accesible en todo momento y lugar, podrá comenzar a entender cómo promocionar su actividad, negocio, profesión, opinión o hobby.

Tampoco crea que sirva mucho, intercambiar enlaces con otros sitios similares. Aclaremos, puede servir, pero creo que confiar en esa estrategia para ir creciendo y ver resultados tangibles, es muy difícil. Un enlace con el nombre de su sitio o simplemente su actividad, no brinda contenido inmediato, sólo alguna mínima información. La estrategia a seguir es otra.

Sigamos. Supongamos que ya tiene un sitio o un blog (no vamos a tratar temas técnicos en este "post", simplemente vamos a explorar las alternativas y su alcance, en otros "posts" veremos algo apenas más técnico, pero primero las bases). Ud. escribe, publica, sobre su actividad. Pero no basta que ponga una página describiendo lo que hace, o dando sus datos de contacto. Eso es apenas el comienzo.

Para que Ud. comience a ser conocido, y "visitado", se siguen estrategias que no son nada nuevo, más que aplicar lo que uno hace en la vida normal: contactarse con los demás, y posicionarse como experto. Pero con dos aditamentos importantísimos:

- Aporte algo a los demás

- Presencia continua en la red

Nadie lo irá a visitar para leer su currículum, sino para resolver algún problema. Nadie busca en la red "Contador Lopez", sino "Cómo liquido ganancias" ¿se entiende?

Recomiendo realizar algunas o todas de estas actividades:

- Escribir en su sitio o blog, sobre su actividad. No sólo lo que Ud. sabe hacer: explique su disciplina, dé consejos, proponga un caso, comente un problema y su solución, ofrezca un resumen, un listado de enlaces útiles, comente a un autor conocido. Lo que sea: pero no pare. Sea constante. No es simplemente escribir uno, dos o diez artículos y sentarse a esperar. Es un proceso de siembra continua, que llevará a una cosecha de promoción.

- Participe en listas, grupos, foros de su actividad o relacionados con su actividad, ya sea de colegas, o de potenciales clientes. No necesariamente tiene que ser el tema directamente su actividad: esas listas generalmente agrupan a colegas. Si su actividad es comercial, le convendrá también aportar a grupos de temas relacionados. Por ejemplo, si su actividad es la gastronomía regional en su zona, participe de grupos afines de turismo.

- No trate de venderse en las listas o grupos donde participe. No es cuestión de enviar un mensaje detallando lo que hace. Si lo hace, apenas alguien lo leerá, como todo mensaje que no interesa. Ud. tiene que colaborar, aportar algo a su grupo: un consejo, información útil, un enlace a un artículo suyo o de otro que resuelva un problema. Si sólo aporta "yo vendo esto", o "yo sé esto, vengan a mí", será como si no hiciera nada. Cualquier resultado positivo que obtenga, será casi de casualidad. Con el tiempo, su actitud de colaborar, de aportar, se verá recompensada: será reconocido por el grupo como un experto en su tema, y una persona con la que se puede tratar y abordar en caso de necesitarla. Y entonces, sí, podrá enviar, sólo de vez en cuando, un mensaje promocionando alguna actividad puntual que esté por realizar.

- Si bien no tiene que vender o promocionar directamente su actividad, siempre firme y deje en claro, cuál es su dirección en la web, su sitio, o blog, y tal vez, una breve frase que describa su actividad. Hay quienes piensan que basta con el TE: no, si piensa así, no entendió lo de presencia continua. Vuelva al principio de este artículo.

- Trate de enviar, cada tanto, a los grupos donde ya se haya hecho conocer, algún enlace a sus artículos, que aporten algo al tema del grupo.

- Asegúrese que los títulos de sus páginas y artículos, destaquen el tema a tratar. No titule un artículo como "Les daré un consejo". Sea más explícito. ¿Por qué? Porque hasta ahora tratamos la mitad de la solución. Una vez que Ud. se haya hecho conocer en un grupo, y en otro, y en otro, esas personas lo recomendarán a otros, y comenzarán a aparecer referencias a su material. ¿Dónde? En el gran Google. No hace falta aprender estrategias de posicionamiento en buscadores, o contratar, en principio, expertos en esos temas. Le bastará, al comienzo, simplemente darse a conocer. Y si los títulos y frases que emplea, hacen referencia al tema principal, más relevante se volverá para quienes buscan todos los días sobre ese tema.

- No descarte las listas privadas, pero recuerde que las listas públicas y foros en la web, probablemente estarán disponibles para que el Gran Google las alcance, indexe y clasifique.

- Cuando esté más práctico con el tema Internet, podrá iniciar su propia lista o foro, sobre su actividad. Hay muchas formas de hacerlo, desde usar servicios de listas de correo como Yahoo Groups o Google Groups, o instalar un servicio así en su sitio.

- Produzca contenido y ofrézcalo sin complicaciones. Si no lo entendió, apelemos a la frase "El contenido es rey". Y si bien puede brindar contenido pago, siempre ofrezca gran parte de forma gratuita, sin restricciones. Si Ud. pide a cada momento alguna retribución monetaria, o aunque sea una registración de usuario, auyentará a gran parte de su posible público.

- Si tiene un blog, participe y comente en otros blogs similares al suyo en temática. Evite las discusiones inútiles, trate siempre de aportar algo positivo.

- No haga un sitio "lindo" "todo en Flash" o similares tecnologías. A no ser que su actividad lo justifique, toda esa parafernalia no lo ayuda a tener la presencia automática de la que hablábamos: solamente cuando el contenido de su sitio o blog es accesible fácilmente como simples páginas web, es que Ud. comienza "a nacer" en la web.

- Si su actividad es comercial, no olvide de colocar su dirección web en su papelería. Si sus empleados o compañeros no conocen esa dirección de memoria, está en problema. Colóquela en toda cartelería, publicidad, o promoción física que haga.

- Como en todo lo que vale la pena en la vida, tenga paciencia.

- En algún momento, cuando se sienta con confianza o apelando a la ayuda de alguien técnico, instale algún servicio de estadística, si es que no lo tiene su sitio o su blog. En mi sitio personal, tengo instalado Google Analytics. Ver cómo lo uso en

Usando Google Analytics

Como siempre digo en mis charlas, nada está escrito en piedra. Tome estas recomendaciones como simples opiniones de alguien que participa en la gran red que se está formando, que va cambiando, y que tendremos que ver cómo evoluciona.

Vivimos tiempos fascinantes. Participe de la construcción de esto que está surgiendo.

Nos leemos!

Angel "Java" Lopez
http://www.ajlopez.com/

Por ajlopez, en: Emprender