Angel "Java" Lopez en Blog

Publicado el 13 de Enero, 2008, 11:16

Quisiera recordar hoy un párrafo de Richard Feynman (y colaboradores) de su libro Mecánica Cuántica (volumen III de su serie de Física, escrita en colaboración con Leighton y Sands, las Feynman Lectures on Physics). En el capitulo 8 leemos:

La pregunta es ¿Tiene partes internas el protón? ¿Tenemos que describir un protón danto todos los estados posibles de los protones y los mesones y las partículas extrañas? No lo sabemos. Y aunque suponemos que el electrón es simple, de modo que todo lo que tenemos que decir de él es su momentum y su espin, puede que mañana descubramos que el electrón también tiene engranajes y ruedas internos. Ello significaría que nuestra representación es incompleta o incorrecta -o aproximada- del mismo modo que una representación del átomo de hidrógeno que sólo describiera su momentum sería incompleta porque ingoraría el hecho de que el átomo de hidrógeno se puede excitar internamente. Si un electrón se pudiera excitar internamente y tornarse diferente, como por ejemplo un muon, habría que describirlo no sólo dando los estados de la nueva partículo, sino, posiblemente, en términos de algún mecanismo interno más complicado. El problema principal en el estudio actual de las partículas fundamentales es descubrir cuáles son las representaciones correctas para describir la naturaleza. Actualmente conjeturamos que para el electrón es suficiente especificar su momentum y su espín. También conjeturamos que hay un protón idealizado que tiene sus mesones pi y sus mesones K y así en general, y que todo tiene que ser especificado. Varias docenas de partículas -¡es una locura!-. La cuestión de qué es y qué no es una partícula fundamental -tema del que se oye hablar mucho actualmente- es la cuestión acerca de cómo será la representación en la descripción cuántica última del mundo. ¿Será aún el momentum del electrón lo apropiado para describir la naturaleza? O aún ¡¿es correcto, en modo algunao, enfocar la cuestión de esta manera?! Esta pregunta siempre debe aparecer en cualquier investigación científica. De todos modos, surge el problema: cómo encontrar una representación. Ignoramos la respuesta. Ni siquiera sabemos si tenemos el "verdadero" problema, pero si lo tenemos, primero hay que tratar de descubrir si una partícula determinada es "fundamental" o no.

Me gusta que plantee el tema representación: siempre tenemos representaciones, tal vez modelos y mecanismos, de lo que es la realidad física. No llegamos a la cosa en sí. Pero la representamos.

Lo que plantea Feynman es que tal vez hay partículas fundamentales, o que tal vez estamos encarando mal el problema. En este caso, yo podría tomar que no hay cosas, sino interacciones, que no hay ser, sino hacer. Pero por ahora, sigamos con la idea de que hay cosas en sí. Si las hay (como sostiene Mario Bunge, ver La epifanía de Mario Bunge), entonces tenemos que llegar a ver si lo que llamamos partículas elementales son fundamentales o en vez de ser el último ladrillo, consisten en otros elementos. Adhiero a esa postura (hay cosa en sí con propiedades y conducta) pero me gusta estar alerta a alternativas.

Feynman escribía eso hace más de cuarenta años, y todavía sigue vigente. Avanzamos: hoy tenemos un modelo de protón compuesto de quarks. Pero las preguntas siguen en pie: ¿estamos en buen camino?

Nos leemos!

Angel "Java" Lopez
http://www.ajlopez.com/

Por ajlopez, en: Ciencia