Angel "Java" Lopez en Blog

Publicado el 27 de Enero, 2008, 9:45

El telescopio fue inventado, se supone, en Holanda, en 1608. A finales de 1609, Galileo Galilei, en Venecia y en Padua, en Italia, usó el telescopio para hacer sus descubrimientos en el cielo, como las lunas de Júpiter. Publicó sus hallazgos en 1610, en su obra "Siderius Nuncius".

Menos conocido es que Thomas Harriot, investigador inglés, precedió a Galileo en el uso del telescopio en astronomía. En julio de 1609, usó su telescopio holandés de aumento 6x, para observar la Luna. El 3 de diciembre del mismo año, observa manchas en el Sol, desmintiendo la teoría de Aristóteles, que creía que el Sol era perfecto y sin defectos.

El capítulo inglés del Año Internacional de la Astronomía

http://www.astronomyweek.org.uk/

tiene pensado realizar actividades recordando a Harriot. Pueden leer una biografía detallada, escrita especialmente para el evento, en:

Thomas Harriot, 1560 – 1621 : England’s Galileo

Más información en

Thomas Harriot

Ahí leemos que Harriot reconoció la existencia de raíces negativas y aún de las complejas, en una ecuación, de una forma parecida a la actual. Eso es un logro que no conocía.

En el sitio The Galileo Project
http://galileo.rice.edu

encontramos más información sobre la vida de Harriot:

http://galileo.rice.edu/Catalog/NewFiles/harriot.html

No termina ahí la similitud con Galileo. Leamos a Gabriel Gellon:

Así como Galileo tuvo un feroz enfrentamiento con la Santa Inquisición de la Iglesia católica (la cual lo llevó a abjurar de sus ideas astronómicas y a una condena de humillante silencio y arresto domiciliario), Harriot también tuvo problemas con el establishment inglés. En parte se debió a su asociación con el Conde [de Northumbeland], sobre cuya familia pendía eternamente la sospecha de traición a la corona. Pero en gran medida se debió a algo más. Galileo había cometido el pecado del geocentrismo; Harriot uno peor: era atomista.

Leo esto en el excelente libro de Gellon "Había una vez un átomo", donde describa la historia del atomismo. Fue este libro el que me hizo conocer la historia de Harriot. Sigamos:

En efecto, Harriot sostenía, como Demócrito , que todo el Universo no era sino partículas y vacío. Además, suscribía las nociones materialistas por las cuales todos los fenómenos de la naturaleza podían explicarse por interacciones entre los átomos. Este era el atomismo de Lucrecio y Epicuro. Es más, en esa época todos asociaban las ideas atomistas, sin importar matices, con Lucrecio, Epicuro y el ateísmo. Ser atomista era sinónimo de ser ateo, y ser ateo era básicamente un crimen del espíritu, que debía ser condenado.

Harriot fue acusado de ateísmo y su morada registrad de punta a punta, pero nada pudo probarse. Se decía que en el círculo de Northumberland se enseñaba a despreciar a Moisés y se negaba a Jesucristo. Eventualmente, el hermano del Conde fue capturado con las manos en la masa, en una traición de verdad, y en la misma causa cayeron el Conde Brujo [así se conocía al noveno conde] y sus "secuaces". Harriot también fue a parar a "la Torre" por un tiempo, cosa que afectó su salud y -se especula- lo catapultó a una muerte temprana.

Prosigue Gellon

Es notable cómo ciertas concepciones del Universo material (átomos o no átomos) pueden tener tanto impacto en la manera en que sentimos y entendemos nuestro mundo espiritual.

Hoy, a siglos de esa disputa, el atomismo es una idea neutra para la religión. Sin embargo, Gellon nos advierte:

Esta tensión puede verse actualmente en Estados Unidos con la teoría de la evolución. Para muchos, aceptar que todos los seres vivos descienden de un ancestro común por innumerables y pequeñísimos cambios genéticos implica casi negar la existencia de Dios. De hecho, la teoría evolutiva, como la atómica, plantea una visión materialista de ciertos procesos. ¿Está esta visión intrínsicamente reñida con el pensamiento religioso? ¿Será posible que en algunos años más todos se sientan cómodos con las ideas evolutivas, ateos y teístas por igual, y que, como con la teoría atómica, esa dicotomía pase a la historia?

Veremos qué depara el futuro. Como curiosidad, agrego que a Harriot se lo vinculó, hasta ahora sin mayor prueba, con una supuesta organización The School of Night

http://en.wikipedia.org/wiki/The_School_of_Night

Un dato más: Harriot estudió la disposición óptima de balas de cañón en una bodega de barco, y su correspondencia inspiró a Kepler y su célebre conjetura:

http://en.wikipedia.org/wiki/Kepler%27s_conjecture

Nos leemos!

Angel "Java" Lopez
http://www.ajlopez.com/

Por ajlopez, en: Ciencia