Angel "Java" Lopez en Blog

27 de Abril, 2008


Publicado el 27 de Abril, 2008, 17:55

Han aparecido a lo largo de la historia, varias concepciones de tiempo cíclico. El concepto de tiempo lineal, donde la historia avanza, o por lo menos, sigue un camino que no repite, parece nacer de la tradición cristiana basada en el judaísmo.

Hoy conocemos mucho más sobre la realidad, gracias a la investigación científica. Encuentro en un excelente libro de E.T.Bell "Historia de las matemáticas", una crítica contra esas concepciones de tiempo cíclico. Bell señala que a nadie se le ocurrió utilizar una periodicidad doble.

El conocimiento de que muchos fenómenos naturales son periódicos en el tiempo, o lo son aproximadamente, es probable que sea tan antiguo como la emergencia de la raza humana del estado de pura bestia. De día y de noche, la recurrencia de las estaciones, el crecimiento y la disminución de la luna, la fisiología del cuerpo humano y otros muchos hechos inescapables de la vida diaria, tienen que haber hecho notar, incluso a la inteligencia más rudimentaria la existencia de la periodicidad natural.

Las extrapolaciones filosóficas de preiodicidad única precedieron a las formulaciones matemáticas en varios millares de años. Mucho antes de que Grecia fuera civilizada, la visión sublimente imbécil del Gran Año de Platón, reavivada en el sueño loco de Friederich Nietzsche (alemán, 1844-1900) de un Eterno Devenir, ha evolucionada partiendo de fenómenos tan vanales como la periodicidad de las estaciones. Por fortuna para la cordura de la humanidad, los filósofos poetas ignoran todavía las funciones elípticas cuya doble periodicidad conduce en seguida a un tiempo de dos dimensiones. En este tiempo infinitamente más amplio, con su eternidad infinito al cuadrado, las historia se repite indefinidamente en los paralelogramos de un tablero de ajedrez sesgado que se extiende al infinito en todas las direcciones. Pero la razón de dos lados de un rombo cualquiera es real, y sólo es real, si los lados son paralelos, cuando la razón es la Unidad.

Bell se divierte. Y comenta en una nota:

No existen derechos de autor para esta filosofía. Hay una generalización parcial mediante abelianas a cualquier número de dimensiones. No es más tonto que la bobada cuatridimensional del ingeniero inglés J.W.Dunne, o del novelista inglés J.B.Priestly, y otros para la interpretación de los sueños. Todo matemático experto podría ser más místico que los místicos del tiempo en su mismo terreno, si valiera la pena. Y pudiera ser que si la hubiera, ya que ha habido gente culta que pasó de uno a tres dólares por cabeza para escuchar una conferencia de este tipo de "matemáticas superiores".

No aclara a qué conferencia se refiere. Escribe esto cerca de 1945. Más adelante en el tiempo, Lacan nos sorprendería con su abuso del "número imaginario", diagramas "matemáticos" y el "nudo borromeo". Puedo entender a los contemporáneos de Platón, que en su ambiente aceptaban al Año Platónico, pero aún me asombre que se tome con algo de seriedad al Eterno Retorno de Nietzsche, algo que no corresponde a realidad alguna (en ese enlace pueden leer otras interpretaciones).

Nos leemos!

Angel "Java" Lopez
http://www.ajlopez.com/

Por ajlopez, en: Filosofía