Angel "Java" Lopez en Blog

Publicado el 5 de Mayo, 2008, 0:03

El beato (porque está el bueno de Hume, el bueno de Aristóteles, el bueno de Russell, pero Bunge es más que bueno en mi panteón) de Mario Bunge estuvo presente en la Feria del Libro, aquí en Buenos Aires, además de ser premiado por la UBA y homenajeado en el Club del Progreso. Lean un reportaje que le hicieron en el diario La Nación:

La Argentina se ha caracterizado por idolatrar a los charlatanes

El año que viene cumple noventa años. Sigue trabajando siete horas diarias, incluidos sábados y domingos, dando clases en la Universidad McGill y escribiendo artículos y libros (que a mí me parecen excelentes).

Comenta en el artículo que siempre, con su mujer, pensaban en volver alguna vez a visitar Buenos Aires, y hasta de volver a vivir. Uno de los obstáculos que vislumbra es que le faltarían las bibliotecas a las que tiene acceso en Canadá. Como poseedor también de una biblioteca, salvando las distancias, maese Bunge, lo comprendo perfectamente.

Con respecto a estudiar filosofía, explica:

Los profesores de la universidad son muy malos. Hay que evitarlos. De todas maneras, la transmisión del conocimiento filosófico es distinta de la de la química o la biología, que requieren laboratorios. En filosofía bastan los libros y las revistas, pero además es necesario el diálogo. Por eso, en el año 42, en la Universidad Obrera que yo había fundado, formé un pequeño seminario de filosofía con dos estudiantes. Discutimos el problema de la causalidad. Poco después armé un centro de discusiones filosóficas. Eramos un matemático, un médico, un biólogo, un químico, un estudiante de filosofía y yo. Nos suscribimos a seis revistas extranjeras, porque las investigaciones recientes figuran en revistas, no en libros.

Su libro sobre la causalidad, es casi de lectura obligatoria para entender los problemas a los que se enfrenta la física, y la filosofía de la física. Dará para miles de posts. Espero encararlo por aquíe en breve.

Le preguntan ¿Porqué la filosofía está alejada de la gente? Contesta el maestro:

Hay varios motivos. Uno es que es difícil y la gente no tiene tiempo para tratar problemas difíciles. La otra es que a medida que la gente se educa, se va especializando, y al especializarse se aleja de las preguntas más generales. Además, la filosofía está bastante desacreditada, y con toda razón, porque en los últimos años los posmodernos han estado produciendo obras ininteligibles. Husserl, Heidegger, Derrida, Sartre y otros... Enhebran palabras para dar la impresión de que están enunciando pensamientos muy profundos.

Satamente, maese Bunge. Me asombra que esos autores tengan tantos seguidores. Sigo sin entenderlo. Algunos post míos sobre el tema (ya debo haber escrito decenas de post sobre el tema):

Para triunfar en filosofía

Liga de los levitadores contra los ventiladores de techo

Afirma que el modelo de conocimiento científico puede aplicarse en filosofía, tal vez su afirmación más polémica:

Yo creo que hay que procurar hacer filosofía científica en este sentido: cuando uno hace una afirmación acerca de la realidad o de su conocimiento, tiene el deber de justificarla, de citar ejemplos científicos o por lo menos de mostrar que la tesis de uno no es incompatible con la ciencia actual. Por ejemplo, cuando Heidegger habla sobre el tiempo, en primer lugar lo que dice es ininteligible; en segundo lugar, no tiene la menor idea de la noción del tiempo que introdujo Einstein. No puede tenerla porque es un ignorante. No se puede hacer filosofía de la ignorancia. Es una contradicción.

Palo y palo a Heidegger. Refrescante. Me reconcilia con la filosofía. Alguien que levanta la mano y dice "el emperador está desnudo".

Bien, bienvenido algo de esa actitud científica a la filosofía, luego del desmadre del siglo pasado y aledaños. Pero creo que en algún momento, habrá más que modelo de conocimiento científico en filosofía. Pero por ahora, por táctica, yo le doy la bienvenida a la postura Bunge.

Muy bueno su recuerdo sobre la ciencia como algo más que racional:

La idea de Kant de que la ciencia es puramente racional es completamente falsa. Y por un motivo sencillo: el órgano del conocimiento, que es la corteza cerebral, está muy relacionada con el sistema límbico, que es el órgano de las emociones. Nadie va a empezar una investigación seria o interesante si no está apasionado. Se necesita pasión por la verdad. Ahora se sabe que, aunque la razón y la emoción son distintas, están relacionadas entre sí.

Rescato este comentario de un lector:

Esta es la clase de argentino que nos representa en el mundo. Realmente siento orgullo de que sea nuestro y cuanta verdad en sus palabras cuando dice que idolatramos charlatanes. Señor Bunge, si pagaran por kilo de charlatanes ya se hubiera pagado la deuda externa. Además cuantos quisieramos llegar a los 90 años con su inteligencia y lucidez.

Amén. Yo ya estoy por fundar la Iglesia Bungeana.... ;-).... ¡¡Mañana es San Bunge!!

Nos leemos!

Angel "Java" Lopez
http://www.ajlopez.com/

Por ajlopez, en: Filosofía