Angel "Java" Lopez en Blog

22 de Mayo, 2008


Publicado el 22 de Mayo, 2008, 11:10

Hace unos meses comentaba el trabajo que estaban haciendo alumnos y docentes de una escuela, acá en Argentina, en Villa La Cárcova:

Carcoveando en Navidad

Carcoveando: Cuentos de la villa
http://cuentosdelavilla.blogspot.com/

El proyecto de esta antología surgió en el ámbito de una escuela, en la ESB 40, ubicada en el asentamiento "la Carcova", en José León Suárez, Partido de Gral. San Martín, Provincia de Buenos Aires.

Copio del prólogo de Osvaldo Bayer

Así viajará el lector. Entre realidades y sueños. Un mundo: pleno de ansias. Me detendría en cada cuento, en cada relato, en cada crónica. De caballos, de niños que se convierten en peludos y de nenas que de noche se vuelven brujas, estallan en carcajadas y se transforman en pájaros, de cofres con tesoros de monedas de oro que salvan para siempre al barrio, de gauchitos giles o no tanto. Y de pronto, Matías llega a presidente de la República y se dedica a arreglar las escuelas de las villas, trae médicos, impide la basura. Elimina “la corrupción política”. No permitirá que se tiren más perros muertos al zanjón, ayudará a los cartoneros, y dará medios a los matrimonios para que puedan comprar pañales a sus bebés.

Ahora, recibo la buena noticia: van a presentar el libro que escribieron entre todos:

http://www.acarteyvida.com.ar/carcoveando.html

====================================

Asociación Cultural

Arte y Vida

INFORMES, RESERVAS E INSCRIPCIÓN

Remedios de Escalada 6750 - M. Coronado - Gran Bs. As.

                                                                                   (011) 4842-9622 -  info@acarteyvida.com.ar www.acarteyvida.com.ar 

HORARIO DE ATENCIÓN: Lunes a Sábados 17.30 A 20.00 HS

 

1958-2008

"50 años Construyendo desde los hechos culturales"

Presentación de

CARCOVEANDO

Cuentos de la Villa

 

Libro de cuentos escritos por alumnos de la ESB 40,

ubicada en el asentamiento "la Cárcova"

 

 

 

24 de Mayo 16.30 hs.

Entrada a la Gorra

 

+info: www.acarteyvida.com.ar/carcoveando.html

--
Asociación Cultural Arte y Vida - Remedios de Escalada 6750 - Martí­n Coronado Tel.: (011) 4842-9622
www.acarteyvida.com.ar / info@acarteyvida.com.ar 

 

====================================

Felicitaciones desde acá a los alumnos, docentes, a todos los que ayudaron a que esto sea posible.

Espero que puedan difundir y apoyar esta iniciativa. Pueden visitar el blog, y dejar un mensaje, asistir a la presentación, acercarse y comunicarse de alguna forma, pero también comentar este trabajo en otros blogs, listas y medios de comunicación.

Nos leemos!

Angel "Java" Lopez
http://www.ajlopez.com/

Por ajlopez, en: General

Publicado el 22 de Mayo, 2008, 0:53

Estoy leyendo algo del interesante "Azar y necesidad", del premio Nobel Jacques Monod. En su primera parte, trata de describir un programa de computación que pueda distinguir entre seres artificiales y seres vivos. Hay una parte que me resulta confusa:

Supongamos por ejemplo que este nuevo programa permite efectivamente a la máquina analizar correctamente las estructuras y las performances de dos series de objetos, tales como caballos corriendo en un campo y automóviles circulando por una carretera. El análisis llevará a la conclusión de que estos objetos son comparables, en cuanto están concebidos unos y otros para ser capaces de realizar desplazamientos rápidos, aunque sobre superficies diferentes, lo que demuestra sus diferencias de estructura. Y si, para tomar otro ejemplo, proponemos a la máquina comparar las estructuras y las performances del ojo de un vertebrado con las de un aparato fotográfico, el programa no podrá más que reconocer las profundas analogías: lentes, diafragma, obturador, pigmentos fotosensibles: los mismos componentes no pueden haberse dispuesto, en los dos objetos, más que con vistas a obtener performances muy parecidas.

Hasta aquí bien. Hasta el ojo es tratado como caso "duro de roer" por Darwin, en alguna de las ediciones de "El origen de las especies...". Pero ahora Monod va más allá:

He citado este ejemplo, clásico, de adaptación funcional en los seres vivos, para subrayar lo estéril y arbitrario de querer negar que el órgano natural, el ojo, representa el término de un "proyecto" (el de captar imágenes) tan claro como el que llevó a la consecución del aparato fotográfico.

Aca Monod pone "proyecto" entre comillas, pero aún así, no puedo ver que sea "estéril y arbitrario" afirmar que el ojo no es el fruto de un "proyecto". Más bien, es algo que surgió en la evolución biológica, pasando por etapas, hasta llegar al ojo actual, sin un proyecto predefinido. En mi jerga, "proyecto" es como diseñar ahora, para el futuro. No hay en la naturaleza "proyecto" de hacer ojos. Veamos: tenemos varios robots de juguete, que pueden caminar al azar, y los ponemos en una caja de cartón. En la caja hay una abertura, para que pueda pasar el robot que acierte a dar con esa puerta. Los ponemos a funcionar, caminando al azar. ¿Acaso diremos que el robot que sale por abertura, tenía el "proyecto" de salir? No es un muy buen contraejemplo, pero creo que puedo mostrar así mi punto: no hubo "proyecto" de ojo, notablemente surgió, a partir de la variación y selección natural. Sigue Monod:

Por lo que sería absurdo no llegar en un últimos análisis, a la conclusión de que el proyecto que "explica" el aparato no sea el mismo que dio al ojo su estructura. Todo artefacto es un producto de la actividad de un ser vivo que expresa así, y de forma particularmente evidente, una de las propiedades fundamentales que caracterizan sin excepción a todos los seres vivos: la de ser objetos dotados de un proyecto que a la vez representan en sus estructuras y cumplen con sus performances (tales como, por ejemplo, la creación de artefactos).

Yo no veo que los seres vivos tengan proyecto en ese sentido (otro sentido más abajo en Mayr). Yo veo que funcionan, y que desde hace millones de años, han funcionado reproduciéndose. Pero no veo en eso un "proyecto de reproducirse", un "creced y multiplicaos" que vaya por abajo como imperativo de la naturaleza.

En vez de rehusar esta noción (como ciertos biólogos han intentado hacer), es por el contrario indispensable reconocerla como esencial a la definición misma de los seres vivos. Diremos que éstos se distinguen de todas las demás estructuras de todos los sistemas presentes en el universo por esta propiedad que llamaremos teleonomía.

Yo me conformaría con poner que los seres vivos tienen funciones que les permiten reproducirse, no que tengan un proyecto asociado o teleonomía.

Pero puedo estar entendiendo mal a Monod. Leyendo a Ernst Mayr, encuentro otra versión de teleonomía. Al leer a Monod, me parece ver "proyecto de ojo" desarrollándose a través de los eones. En cambio Mayr insiste en usar "programa" en lugar de "proyecto", y claramente no se refiere a millones de años, sino, por ejemplo de proceso teleonómico a la Mayr, simplemente a que un embrión tiene un programa de cuerpo final que desarrolla durante su vida. Es decir, en Mayr, la teleonomía surge durante la evolución biológica, pero no la guía ni la impulsa como algo a lo largo del tiempo. Tal vez ése es el sentido que le quiere dar Monod (aunque Mayr también deja en claro que su postura es distinta a la de Monod). Algo más sobre el tema en

http://en.wikipedia.org/wiki/Teleonomy

Me resulta gracioso la nota de ahí (disculpen que no traduzca):

Haldane [in the 1930s] can be found remarking, ‘Teleology is like a mistress to a biologist: he cannot live without her but he’s unwilling to be seen with her in public.’ Today the mistress has become a lawfully wedded wife. Biologists no longer feel obligated to apologize for their use of teleological language; they flaunt it. The only concession which they make to its disreputable past is to rename it ‘teleonomy’.

Convengamos que Monod, luego, no abusa mucho al parecer de la teleonomía, que es una especie de "proyecto débil", no el mandato de un dios, no es teleología. Por eso mismo, me parece que podría abandonar esa postura de "proyecto", y dejarla de lado.

Se pone interesante cuando, discutiendo más allá de la biología, va discutiendo cómo la idea de "proyecto", de teleonomía, ha estado infiltrado en varias ideas filosóficas y religiosas (nombra y critica a Bergson, del que escribí hace poco). Y al final de un capítulo segundo titulado "Vitalismos y animismos" donde critica esas posturas, encontramos este párrafo con el que coincido:

Nosotros nos queremos necesarios, inevitables, ordenados desde siempre. Todas las religiones, casi todas las filosofías, una parte de la ciencia, atestiguan el incansable, heroico esfuerzo de la humanidad negando desesperadamente su propia contingencia.

Excelente. Cambiaría "una parte de la ciencia", por "una parte de los científicos", aunque no queda claro a qué parte de la ciencia en particular se refiere.

Nos leemos!

Angel "Java" Lopez
http://www.ajlopez.com/

Por ajlopez, en: Filosofía