Angel "Java" Lopez en Blog

Publicado el 5 de Julio, 2008, 21:47

Kurt Gödel (1906-1978) fue un matemático y lógico austríaco, que es conocido por su "teorema de incompletitud". Su obra es amplia, desde la teoría de conjuntos hasta la teoría de la relatividad. Aunque no tenía origen judío, estando en Viena fue perseguido por el antisemitismo nazi, y viaja a Estados Unidos en 1940, estableciéndose en Princeton, donde solía colaborar, conversar y pasear junto a Einstein. (En la foto vemos a Gödel, a la izquierda, paseando con Einstein, cuando ya estaban instalados en Princeton).

Recordemos hoy su anécdota más famosa, comentada por primera vez por Mongerstern. Estando ya en América, Gödel quería obtener la nacionalidad estadounidense. Tenía que dar un examen, donde debía demostrar sus conocimientos del sistema político de su país huesped. Gödel se toma en serio ese estudio, y se enfrasca en la lectura y crítica de la constitución americana. Descubre que tiene una regla que permite que la democracia se transforme en tiranía (lamentablemente, Morgerstern no menciona cuál es la falla, y hasta el día de hoy se está discutiendo cuál podría ser la detectada por Gödel).

Viaja con Einstein y Morgenstern a dar su examen ante un juez, el 5 de diciembre de 1947. Einstein le pregunta:

- Bueno, qué ¿estás preparado para tu penúltimo examen?
- ¿Cómo que penúltimo?
- Está claro. El último será cuando pongas el pie en la tumba

Ese era el tipo de bromas que se hacían entre ellos.

De casualidad, el juez del examen es un tal Philip Forman, el mismo que le había tomado juramento de ciudadanía a Einstein. Al verlos llegar, los hace pasar rápidamente a su despacho. Forman y Einstein conversan un rato, mientras que Gödel, sentando en silencio, parece ausente. Finalmente, Forman se dirige a él:

- Hasta ahora usted tenía nacionalidad alemana.

Gödel le hace ver el error, él era austríaco. Forman prosigue:

- Como sea, se trataba de una tiranía siniestra. Por suerte, en Estados Unidos es imposible que suceda algo así.

Y acá, Gödel, que hasta ese momento apenas había hablado, se embarca en una explicación de los defectos de la constitución americana. No paraba de dar su argumento. Forman, Einstein, y Morgenstern no saben cómo tomarlo. Gödel estaba a sus anchas explicando. Finalmente, Forman lo interrumpe:

- Tampoco hace falta meterse en honduras

Y derivó la conversación hacia otros temas.

Más sobre el tema en:

The Loophole: A logician challenges the Constitution

Es una lástima que el teorema de incompletitud haya sido tomado por tantos pensadores más allá de su contexto, y estirado hasta para esgrimirlo contra la razón, o para marcar sus límites. Gödel mismo se asombraba de tanto en tanto, de cómo sus ideas lógicas habían abandonado su ámbito, para ser tomadas como banderas de ideas cualesquiera.

Espero comentar, en algún momento, la relación entre Wiggestein y Gödel, más sobre Einstein y Gödel, y algo de Penrose, estirando el teorema de Gödel para criticar las ambiciones de la inteligencia artificial.

Tomé la anécdota del libro "Gödel, paradoja y vida" de Rebecca Goldstein, Antoni Bosch editor. El libro original es "Incompleteness". No conocía a esta autora, que hasta tiene un libro de formato novela, "The mind-body problem", y otro sobre Spinoza, que me gustaría examinar. Visitar su sitio:

http://www.rebeccagoldstein.com/

Nos leemos!

Angel "Java" Lopez
http://www.ajlopez.com/