Angel "Java" Lopez en Blog

23 de Julio, 2008


Publicado el 23 de Julio, 2008, 15:05

Hoy encuentro este fragmento de Leonhard Euler:

Cuando mi cerebro suscita en mi alma la sensación de un árbol o de una casa, digo, sin vacilar, que, fuera de mí, existe realmente un árbol o una casa, de los que incluso conozco el emplazamiento, el tamaño y otras propiedades. No es posible encontrar ningún ser, hombre o animal, que dude de esta verdad. Si un campesino quisiera dudar de ella, si dijera, por ejemplo, que no cree en la existencia de su señor, aunque lo tuviese ante sí, sería considerado como un loco y con razón: pero desde el momento en que un filósofo afirma cosas semejantes, espera que admiremos su saber y su sagacidad, que superan infinitamente los del pluebo llano.

Es un fragmento de su "Cartas a una princesa de Alemania sobre diversos temas de Física y Filosofía".

Es interesante que Euler se plantee el problema del realismo, y lo contrasta con la postura irrealista. En un texto de Bunge, leí que Euler llamaba "payasos" a los que tenían esa postura. Bunge acota, irónicamente, que hoy está mal visto decir lo mismo, por respeto a otras posturas. Euler, grandísimo matemático, fue criticado en su tiempo por su filosofía "simple" (creo que Voltaire le envío alguna crítica, no sé si fueron amigos igual).

Aunque se pueda hoy pensar que la posición de Euler es ingenua, pienso también que muchas posturas buscan más el asombro que la verdad. Es evidente que el realismo no se puede demostrar, pero de ahí a formar corrientes de pensamiento basadas en el irrealismo, es demasiado. Si alguien cree que esas corrientes no tienen público, pueden leer

Bunge enumerando posturas no realistas

Sobre el tema de no demostración del realismo, pueden leer

El solipsismo según Martin Gardner

Encuentro el texto de Euler citado en el excelentísimo libro "Imposturas intelectuales" de Sokal y Bricmont. Luego de algunos años, al fin lo tengo a este libro. Cada vez que quería escribir sobre los temas que trata, me costaba comenzar, sabiendo que faltaba alguna referencia a ese libro. Leo en la contratapa de su edición en Paidós:

En este libro se recogen y comentan textos que ilustran las mistificaciones físico-matemáticas de teóricos como Jacques Lacan, Julia Kristeva, Luce Irigaray, Bruno Latour, Jean Baudrillard, Gilles Deleuze, Félix Guattari o Paul Virilio. Y a partir de ellos, Sokal y Bricmont demuestran fehacientemente que, tras la imponente jerga y la aparente erudición científica, el emperador sigue desnudo.

Así es, señoras y señores.

Nos leemos!

Angel "Java" Lopez
http://www.ajlopez.com/


Por ajlopez, en: Filosofía