Angel "Java" Lopez en Blog

Publicado el 11 de Octubre, 2008, 20:31

Me gusta el cine. Pero no alquilo películas. En este siglo, habré alquilado 3 películas a lo sumo. Me gusta disfrutar del evento, de ir al cine, la buena compañía, el preludio, la película, la salida posterior. Es como un rito a disfrutar.

No soy de ir a ver películas "para pensar". Me gusta relajarme. Para pensar estan los libros, los pensadores. Tal vez podría ir a películas "para sentir". Pero también, ahí veo a la propia vida como mejor película. Así que me quedan películas de dramas lejanos, no cercanos a los míos, de misterio, de acción, de enigma, o curiosas.

Pero aunque me gusta el cine, tampoco voy muy frecuentemente. Este año, por ejemplo, no fui nunca. Lo malo de eso, es que cuando una película baja de cartel, acá en Argentina (e imagino que pasa en otros paises lo mismo), ya no vuelven a reponerla: con el mercado de alquiler de películas, si uno se pierde, digamos, Rocky XI, luego, cuando estrenan Rocky XII, las anteriores no aparecen en carteleras de cines alternativos. La existencia de la televisión por cable, podría mitigar este problema: pero no se crean que por aquí hay mucha variedad, hay películas que SIEMPRE repiten en todos los canales (tengo la teoría que "Alfie, historia de un seductor" es la película que está siempre emitiéndose en cada momento en algún canal...;-).

Hoy alguien pregunta en Twitter, películas (género drama) para ver en una tarde de sábado. No sabría contestar, pero la pregunta motivó este post rápido: cuáles películas recomendaría ver.

Va una lista, con un comentario largo y otros breves:

El padrino: un clásico de clásicos. Desde el punto de vista de dirección, de actuación, del tema, es imperdible. Las escenas de la boda (cada película de la serie comienza con una fiesta), el pedido del funebrero Bonasera, la cabeza de caballo en la cama de Jack Woltz, Clemenza parando a orinar en la ruta, mientras matan al traidor, la paliza de Santino a Carlo Rizzi, Michael visitando al padre en el hospital, salvándolo de la muerte, el llanto de Tom Hagen cuando le cuentan de la supuesta muerte de su Don, el ahorcamiento de Luca Brasi, la última cena de Sollozo y McClosky ("¿qué me recomiendan? ... ternera... "), la ida de Michael a Italia, el asesinato de Santino, el pedido del favor del Padrino a Bonasera, cómo conoce a Apollonia, la reunión de los capi di tutti capi (donde se pone en evidencia que Barzini es el que estaba detras de todo, no Tattaglia), Duvall en esa reunión, casi inmóvil, pero atento, detras de Brando, la traición de Tessio y su súplica final a Hagen, los asesinatos finales, la bala en el ojo de Moe Green, (y podría seguir), son para no olvidar. Alguien escribió: "en esta película se muestra cómo funciona el mundo". No estuvo muy desacertado. Luego seguiría con El padrino II, tomaría un respiro, y vería un El Padrino III.

El silencio de los inocentes: "Quid pro quo, Agente Starling", inolvidable. Un Hannibal Lecter que nunca parpadea. Ritmo, enigma, buen desarrollo, gran final. El libro es bueno, pero la película es mejor.

Pulp Fiction, de Quentin Tarantino. El cine de Tarantino tiene una rara cualidad: si desapareciera de la historia, no cambiaría nada. Pero de alguna forma, son clásicos. La larga conversación sobre las distintas versiones internacionales de McDonald, al comienzo, apenas es un aperitivo. Les regalo lo que le pasa al "negro" en el segundo episodio. Luego seguiría con Kill Bill, Kill Bill 2: la escena de Carradine preparando un sandwich, es notable.

Manhattan, de Woody Allen. Habría varias de Allen para recordar. Pero esta tiene "la marca en el orillo". Es la clásica de Allen. Hermosas escenas. Y una jovencísima y encantadora Hemingway.

Encuentros cercanos. Asistí al estreno. Tiene una marca Spielberg, algo de lentitud, el juego con las luces que aparecen por debajo de las puertas, atravesando las ventanas cerradas. Cuando la ví, me asombró la cantidad de cosas que tenían en una casa americana típica. Estupendo el mostrar los camiones camuflados de grandes marcas, junto con un engaño nacional.

Sin City. Una de esas películas raras, olvidables, pero a la vez, inolvidables.

Un puente demasiado lejos. Clásica bélica, basada en hechos reales, del mismo autor que "El día más largo de la historia". Tendría que repasarla. Leería algo de historia antes, sino, se pierde uno entre tantos personajes y situaciones.

Todos los hombres del presidente. La del caso Watergate. De nuevo, hace falta leer algo para entender el contexto (los norteamericanos dan por supuesto su cultura, su sistema legal). El libro es mejor, pero algo detallista.

Filadelfia: la escena de Tom Hanks recordando a María Callas, inolvidable.

La naranja mecánica. Si la viera hoy, se notaría el paso de los años. Pero tiene mucho de Kubrick.

Memento. No se levanten para ir al baño, cuando vuelvan no la van a entender.

El señor de los anillos. La serie de tres me puede. Excelente versión de los libros. Igualmente, me extraña la desaparición de Tom Bombadil en esta versión.

Crímenes de Oxford: una que no ví, reciente. El libro de Guillermo Martínez es muy bueno.

Goshford Park, un clásico de Altman. Tiene de todo: intriga, gran descripción de algo que me parece lejano, como es la alta sociedad inglesa de hace unos años.

Tengo varias de cine nacional argentino para recordar, pero daría para todo otro post. Desde "La Raulito" hasta "Esperando la carroza", o más atrás, llegando a Pepe Arias, Muiño, y otros. De las nuevas, "Luna de Avellaneda", excelente!

Seguramente se ocurriran otras, basta por ahora con esta lista.

¿Otras películas para recomendar? ¿Qué se llevarían a una isla desierta, que tenga microcine? (aparte de "El naúfrago" de Tom Hanks... :-)

Nos leemos!

Angel "Java" Lopez
http://www.ajlopez.com/
http://twitter.com/ajlopez

Por ajlopez, en: General