Angel "Java" Lopez en Blog

Publicado el 26 de Octubre, 2008, 17:27

Quisiera hoy exponer una postura mía que influye en lo que hago cada día.

Es para mí claro y evidente, que tenemos una sola vida. Los que ya visitan mi blog, conocen que "claro y evidente" significa que luego de darle vueltas al asunto por décadas, no veo otra respuesta más plausible a una pregunta. Habrá personas que piensan que hay vida más allá de la muerte, pero no es mi caso.

Una vez asentado eso, teniendo claro ese hecho ineludible, uno no puede ir por la vida así porque sí. Bueno, uno podría, pero sería interesante, y hasta importante, sentarse de vez en cuando a pensar, a advertirse a sí mismo, de cómo va la vida. Cada uno vive cada día como puede, pero también toma decisiones. Uno no es una vaca que va por ahí sin decidir qué hacer. Tal vez no tengamos todas las opciones disponibles para elegir, por falta de recursos o por estar en situaciones complicadas, pero siempre tenemos opción: no vamos por la vida como por inercia.

Habrá actividades personales, que vivimos y experimentamos para nosotros: dolores y alegrías, personales y compartidas con quienes queremos. Pero también hay otras actividades, las que desarrollamos como seres humanos en medio de otros seres humanos. Y ahí viene la explicación del título de este post.

Pienso que hay actividades que realizamos día a día, que deberían pasar el test "Me pisó el 60". Me explico. En mi pais, Argentina, hay "buses" de transporte público, que se llaman colectivos. Las distintas líneas se identifican por número. En mi ciudad, Buenos Aires, una de las líneas más populares, por el largo de su recorrido (que abarca varias ciudades), es el colectivo 60. Entonces, imagine que Ud. va por la vida, y un día, visita Buenos Aires, cruza la calle sin mirar, y lo pisa el colectivo 60, dejándolo sin vida en el medio del pavimento. ¿Dónde queda su vida? ¿y sus actividades?

Yo veo que en la vida, además de simplemente disfrutarla o perseguir la felicidad o la armonía interior o la plenitud o que su chacra kundalini esté alineada con su yo interno, hay algo más. No sirve de nada lo que Ud. vive, si todo queda en la nada cuando tenga que pasar el test "me pisó el 60".

Hay actividades nuestras que deberían influir en los otros, esperemos que para mejor. De ahí, que la búsqueda de la felicidad o el disfrute, no es algo que sobreviva a este test del 60. Uno puede buscar la felicidad, uno puede disfrutar, no niego eso, pero debería tener, en la mente y el corazón, algo más, algo que pase el test.

Alguien podría decir: "vivo cada día como si fuera el último". Yo no llegaría a eso. Yo diría, "vivo la vida sabiendo que un día, me pisará el 60, y decidí que algo de lo que hago pasará ese test". Puede que tenga que enfrentar el test hoy o dentro de años. Pero mientras, cada día, semana o mes, habrá que ir viviendo y haciendo algo que vaya más allá de nuestras alegrías o dolores diarios.

Si uno mejora, si uno trata de buscar la armonía interior, o lo que sea, pero luego, con lo que consigue, no hace nada que ayude a los demás, en mi postura, eso no valió la pena, o valió muy poco. En estos tiempos modernos, está tan difundido el tema del "yo", "yo mejoro", "yo busco la felicidad", "yo vivo cada día plenamente", que nos olvidamos del "nosotros". Una vida centrada en el "yo" es una vida sin traza, un neutrino que atravesó el universo, sin afectar a nada.

Pasemos a un ejemplo más concreto: si uno conoce algo, y no lo comparte, eso que conoce, no pasa el test del "me pisó el 60". Si lo que Ud. conoce o aprende, lo guarda solo para Ud. y no hace nada, para el resto del universo, es como si no lo hubiera conocido o aprendido nunca. Cada día que pasa, me asombra la cantidad de gente que no difunde lo que le parece bueno, que no comenta lo que descubre, que ni siquiera piensa en compartir lo que aprende.

Entonces, la difusión de conocimiento, es una forma de pasar el test. Otra, es hacer algo que influya en la vida de los demás. Es una cuestión de hacer en la vida. No solo pasar por ella, sino hacer algo, que mejore el mundo, que cuando nos pise el 60, podamos decir, el mundo mejoró un poco, tal vez poquísimo, pero aportamos nuestro granito de arena.

Mucha gente consigue pasar el test, formando una familia. Esa es una forma excelente de hacerlo. Igualmente pediría, de vez en cuando, levantar la mirada y ver más allá de los nuestros cercanos. Si mañana fuera su último día, no haga nada, páselo con sus afectos. Pero los anteriores días, vea de aprovecharlos para hacer, crear, difundir algo que cruce el cerco de nuestra vida personal.

Muchos de nosotros tenemos que trabajar, y ocupar mucho de nuestro tiempo en actividades que tal vez no elegimos. Pero sería interesante, igual, plantearse hacer, y reflexionar sobre lo que hacemos: ¿qué actividades, de todos los días, pasan el test de "me pisó el 60"?

Otros posts relacionados:

Oye, Mike, cual es el sentido de la vida
El gran emprendimiento
Don't be a canuto (en español)

Nos leemos!

Angel "Java" Lopez
http://www.ajlopez.com/
http://twitter.com/ajlopez

Por ajlopez, en: Filosofía