Angel "Java" Lopez en Blog

Publicado el 12 de Noviembre, 2008, 11:28

El texto siguiente se encuentra en un libro, "Nos savoirs sur nos savoirs: Un lexique d'epistémologi pour l'enseignement", de Fourez, Englebert-Lecomte, y Mathy, dirigido al personal docente, para aclararles "algunas nociones de epistemología". Es claro ejemplo de lo que puede pasar si se confunden los términos:

Lo que generalmente se denomina hecho es una interpretación de una situación que nadie, al menos de momento, quiere poner en duda. No hay que olvidar que, como se suele decir coloquialmente, los hechos quedan "establecidos", lo que viene a demostrar que se trata de un modelo teórico que uno pretende que es adecuado.

Ejemplo: las afirmaciones de tipo "el ordenador está sobre la mesa" o "al hervir, el agua se evapora" se consideran como proposiciones factuales en el sentido de que por el momento nadie quiere discutirlas. Se trata, pues, de enunciados de interpretaciones teóricas que nadie pone en duda.

Decir que una proposición enuncia un hecho, es decir, que tiene el estatuto de proposición factual o empírica, equivale a pretender que apenas hay controversia sobre esta interpretación en el momento en que se habla. Sin embargo, un hecho se puede poner en tela de juicio.

Ejemplo: a lo largo de varios siglos se consideró como un hecho que cada día el Sol giraba alrededor de la Tierra. La aparición de otra teoría, la de la rotación diurna de la Tierra alrededor de sí misma, supuso la sustitución del hecho mencionado anteriormente por otro: "la Tierra gira sobre su eje cada día".

Bueno, acá se confunde hecho con afirmaciones sobre los hechos. Al llamar "hecho" a que el sol giraba, desvirtua el concepto básico de hecho como algo que sucede en la realidad, independientemente del conocimiento que tengamos o no del mismo. Si llamamos "hecho" a lo que refiere el texto de arriba, ¿cómo llamamos a lo que sucede en la realidad? O ¿cómo llamamos a lo que sucedió, pero que no conocemos?.

Una cosa es una afirmación sobre los hechos, otra, los hechos mismos.

El fragmento lo encuentro en en el excelente libro "Imposturas intelectuales" de Alan Sokal y Jean Bricmont, un libro iluminador sobre muchas de las distorsiones y divagues que pueden aparecer en textos de estos días.

Nos leemos!

Angel "Java" Lopez
http://www.ajlopez.com/
http://twitter.com/ajlopez

Por ajlopez, en: Filosofía