Angel "Java" Lopez en Blog

15 de Noviembre, 2008


Publicado el 15 de Noviembre, 2008, 18:00

Hace dos años, me topé con algun texto de Paul Virilio. No tengo acá ese texto, pero me resultó altamente sospechoso: largas frases, citas de otros temas que poco tenían que ver con el tema que trataba, analogías sin mayor explicación, todo le valía a Virilio para escribir sobre la velocidad en nuestros tiempos. Es arquitecto y urbanista, y ha escrito sobre la velocidad y el espacio, en forma tan literaria y enrevesada, que poco en claro se puede sacar.

Como otras veces, semejante estilo ha sido reconocido como "profundo". Primero, citemos a Le Monde (1984b, pág. 195):

...Paul Virilio interroga a la velocidad y al espacio a partir de la experiencia de las guerras. Para él, el dominio del tiempo remite a la potencia. Con una erudición asombrosa, que mezcla las distancias-espacios y las distancias-tiempos, este investigador abre un importante campo de cuestiones filosóficas que él llama la "dromocracia" (del griego dromos: velocidad)

Pero ¿en qué consiste esta "erudición asombrosa"? ¿estaremos en presencia de alguien que conoce en profundidad los temas que trata, y los presenta con claridad meridiana? Pues no: Virilio es un claro caso de "en difícil es más cool ¿viste?", que seduce a los que aceptan ese estilo de escritura, sin aplicar mayor pensamiento crítico. Leamos un fragmento, de "The third interval: A critical transition", en "Rethinking Technologies", 1993:

La reciente hiperconcentración MEGALOPOLITANA (Ciudad de México, Tokio, etc.), que es resultado de la creciente rapidez de los intercambios económicos, parece hacer necesaria la reconsideración de la importancia de las nociones de ACELERACIÓN y DESACELERACIÓN (lo que los físicos llaman velocidades positiva y negativa) (...) (mayúsculas del original).

Ya empezamos mal: confunde velocidad con aceleración, algo que cualquier alumno de cinemática tiene que aprender en las primeras clases. Pero bueno, digamos que no es especialista en el tema, aceptemos esa confusión. Tal vez, tenga algo interesante para decir. Pues temo desalentarlos: la emprende en otro fragmento, con la relatividad, una teoría que ha dado pasto a tanto delirio, que ya debería ser prohibída nombrarla en este tipo de textos:

¿Cómo hacernos cargo de una situación como ésta si no es mediante la aparición de un nuevo tipo de intervalo: EL INTERVALO DEL GÉNERO LUZ (signo cero)? De hecho, la innovación relativista de este tercer intervalo es, en sí misma, una especie de revelación cultural inadvertida.

Si el intervalo de TIEMPO (signo positivo) y el intervalo de ESPACIO (signo negativo) han ordenado la geografía y la historia del mundo a través de la geometrización de los ámbitos agrarios (la parcelación) y urbanos (el catastro), de igual modo la organización calendaria y la medida del tiempo (los relojes) han presidido una vasta regulación cronopolítica de las sociedades humanas. La reciente aparición de un tercer tipo de intervalo nos indica, pues, un brusco salto cualitativo, una profunda mutación de la relación del hombre con su medio vital.

El TIEMPO (duración) y el ESPACIO (extensión) resultan actualmente inconcebibles sin LUZ (velocidad-límite), la constante cosmológica de la VELOCIDAD DE LA LUZ....

Está diciendo cualquier cosa. Entiendan esto: a Virilio le pagan por esto. Yo pienso que equivoqué mi camino. Creo que voy a empezar a escribir así, poner un poco de física, algo de topología (¿quién va a entender lo que refiera de esa rama de las matemáticas?), un poco de referencias al ser humano y su relación con el mundo, citas descolgadas (como para demostrar que leí algún libro), y a cobrar por caja.

Que conceptos de la relatividad tengan que ver con la "geografía y la historia del mundo", es algo que se me escapa completamente.

Pero no basta con esto. Tal vez algunos de Uds. todavía espera algo de interés, de sustancia, en Virilio. Veamos:

Escuchemos al físico cuando habla de la lógica de las partícula: "Una representación se define mediante un conjunto completo de observables que conmutan" (G.Cohen Tannoudji y M.Spiro, La matiére-espace-temps, París, Fayard, 1986). No se puede describir mejor la lógica macroscópica de las técnicas de TIEMPO REAL de esta repentina "conmutación teletópica", que completa y remata el carácter, hasta aquí profundamente "tópico", de la Ciudad del Hombre

Sólo Virilio puede pasar de un concepto de mecánica cuántica, a "la Ciudad del Hombre". Pero mencionar frases de otros libros, siempre es "cool" ¿viste?

Uno podría pensar que este tipo de texto sería rechazado, pero hasta hay críticos que alaban el libro. La reseña de una revista americana:

Re-Thinking Technologies constituye una importante contribución al análisis de las tecnoculturas contemporáneas. Esta obra silenciará de una vez por todas a quienes creen que el posmodernismo sólo es una palabra de moda o un nuevo esnobismo. La regañona opinión según la cual la teoría crítico-cultural es "demasiado abstracta", totalmente alejada de la realidad, desprovista de valores éticos y, sobre todo, incompatible con la erudición, el pensamiento sistemático y el rigor intelectual quedará totalmente pulverizada..

Lo que realmente quedó pulverizado en los textos de arriba, fueron "la erudición, el pensamiento sistemático y el rigor intelectual". Por favor, disculpen, ya se que lo de arriba fue muy difícil de digerir, no se me empachen con otro texto de Virilio:

En realidad, esta superación de la transparencia directa de los materiales se debe ... a la efectiva aplicación de la óptica ondulatoria, junto -muy junto- a la óptica geometría clásica. De este modo, al igual que en las inmediaciones de la geometría euclidiana podemos encontrar ya una geometría no euclidiana o topológica, junto -muy junto- a la óptica pasiva de la geometría de las lentes de los objetivos de las cámaras, de los telescopios, y podemos encontrar también una óptica activa: la de la teletopología de las ondas electroópticas.

Este distale lo encuentro junto -muy junto- a una erudición de juguete. Más adelante:

... por lo tanto, el tiempo de exposición de la placa fotográfica no es sino la exposición del tiempo (del espacio-tiempo) de su materia fotosensible a la luz de la velocidad, es decir, finalmente, a la frecuencia de la onda portadora de fotones.

Virilio sigue escribiendo o cualquier cosa, o trivialidades disfrazadas en enrevesado estilo.

Todos estos textos, los encuentros en el excelente libro "Imposturas intelectuales" de Alan Sokal y Jean Bricmont, al que habría que dedicarle varios posts, y que debería ser regalado a cualquier persona que quiera dedicarse a leer estas paparruchadas. Yo estoy pensando que debería ser de lectura obligatoria en los cursos de ingreso de todas las universidades de mi pais, Argentina.

Nos leemos!

Angel "Java" Lopez
http://www.ajlopez.com/
http://twitter.com/ajlopez

Por ajlopez, en: Filosofía