Angel "Java" Lopez en Blog

Publicado el 13 de Febrero, 2009, 8:22

Los otros días, comenté la posición de Ernst Mayr, sobre la reducción explicativa.

Reducción explicativa según Ernst Mayr

Mayr criticaba a los teóricos de la física, que buscaban una teoría del todo. Pienso que Mayr exagera en las intenciones de estos físicos. Comento hoy un fragmento del excelente libro de divulgación "Partículas Elementales", del físico holandés Gerard't Hooft:

Quisiera resaltar lo verdaderamente extraordinario que es el modelo estándar, aunque contenga veinte números de los que no sabemos por qué toman los valores que tienen y, en consecuencia, no sepamos cómo obtenerlos a partir de primeros principios. Pero dados esos números podemos "en principio" calcular cualquier otro fenómeno físico. Todas las propiedades de las partículas fundamentales, los hadrones, núcleos atómicos, átomos, oléculas, sustancias, tejidos, plantas, animales, personas, planetas, sistemas solares, galaxias y quizá incluso el universo entero son consecuencia directal del modelo estándar. Y lo que es más, para la mayoría de sus propiedades generales no tiene mucha importancia cuál sea el valor exacto de esas constantes que aún no se conocen muy bien, tales como la masa Higgs. Por ejemplo, el efecto de la interacción débil en las propiedades químicas de los átomos es extremadamente difícil de detectar (debería dar una estrctura helicoidal a los átomos de manera que puedan distinguir la derecha de la izquierda).

Es una gran afirmación, pero por ahora, no tenemos otra más plausible. Todo lo que ocurre en la realidad son cambios y estados legales, que se derivan, en última instancia, de la leyes de la física. Por supuesto, esto no devela todos los misterios, sólo los pone en perspectiva. Para la explicación de un organismo o de un sistema solar, desde hace unos siglos, nos hemos ido decantando por la no intervención de un "creador del Universo" en el medio de todo. No hay un relojero arreglando los desperfectos. Algo había ya comentado en:

Reduccionismo en la realidad y en el conocimiento

De nuevo, esa es una gran afirmación, pero que hasta ahora, ha resultado un hipótesis de trabajo totalmente abordable, y que nos ha ayudado a entender más lo que sucede en la realidad. Podemos ver, como ejemplo de éxito, la teoría de la evolución biológica, nacida desde Darwin como descendencia con modificación, con intervención de selección natural. Ahí aparece la historia: la importancia de los acontecimientos para explicar la situación actual de las cosas.

Hooft se apresura a calmar a un lector que haya leido a Mayr:

Yo me debería apresurar a añadir que todas estas afirmaciones tienen poco más que un significado filosófico con poca importancia práctica. Nosotros no somos capaces de deducir las propiedades de una cucaracha utilizando el modelo estándar y esto nunca va a cambiar. Imagine que apareciera en un examen la siguiente cuestión:

"Calcula el número de segmentos del Asellus aquaticus a partir del modelo estándar. Se puede utilizar la lista siguiente para la masa de Higgs y los parámetros que violan la CP..."

Nunca se podrá resolver tal tipo de problemas, ni es la intención de los físicos teóricos sugerir que ellos puedan hacer la labor de los biólogos o la de los miembros de cualquier otra disciplina que no sea la física. Lo que afirmarmos es que las fuerzas de la naturaleza responsables del número de segmentos de esta criatura son conocidas, pero que el efecto es incalculable.

Yo acá insisto en dar importancia al tema de la historia, del tiempo profundo, que la evolución ha puesto en biología, y ha aparecido en otras ciencias.

A duras penas somos capaces de calcular los efectos de las fuerzas fundamentales en un simple hadrón tal como el protón (¡los resultados están a menudo desviados más de un cincuenta por ciento!), así que imagínese cuán imposible se hace la complejidad de un sistema formado por los 10^22 atómos con la forma de una cucaracha. Siguiendo las leyes de la mecánica cuántica, resulta que el cálculos de las propiedades de dos átomos juntos es muchísimo más complicado que el de un sólo átomo y que las propiedades de la mayoría de los átomos son enormemente más difíciles de calcular que las del átomo más sencillo, el de hidrógeno.

Pueden visitar la página de Hooft

http://www.phys.uu.nl/~thooft/

Su discurso autobiográfico, presentado cuando recibió el Premio Nobel de Física de 1999
http://nobelprize.org/nobel_prizes/physics/laureates/1999/thooft-autobio.html

Nos leemos!

Angel "Java" Lopez
http://www.ajlopez.com/
http://twitter.com/ajlopez

Por ajlopez, en: Ciencia