Angel "Java" Lopez en Blog

Publicado el 24 de Febrero, 2009, 8:15

Sigo leyendo el libro de Antonio Damasio "En busca de Spinoza", donde este neurocientífico trata el tema de las emociones y sentimientos (los distingue), y expone cómo están ligados con el razonamiento y en general, con las operaciones mentales. Damasio encuentra a un predecesor a Baruch de Spinoza. Hoy quería transcribir y comentar el paisaje de la ciudad de Amsterdam (Damasio aprovecha una visita a la Amsterdam actual para conocer la casa donde se hospedó Spinoza gran parte de su vida). Describe la Amsterdam de la época de Spinoza:

Spinoza nació en la próspera ciudad de Amsterdam en 1632, literalmente en mitad de la Edad de Oro de Holanda. Aquel mismo año, a una corta distancia de su casa, un Rembrandt van Rijn de veintitrés años pintaba "La lección de anatomía del doctor Tulp", el cuadro que inició su fama. El protector de Rembrandt, Constantijn Huygens, estadista y poeta, secretario del príncipe de Orange y amigo de John Donne, hacía poco que se había convertidor en el padre de Christiaan Huygens, que iba a ser uno de los astrónomos y físicos de todos los tiempos. Descartes, el principal filósofo de la época, que a la sazón contaba treinta y dos años, vivía asimismo en Amsterdam, en el Prinsengraacht, preocupado por cómo se recibirían sus nuevas ideas sobre la naturaleza humana en Holanda y en todas partes. Pronto empezaría a enseñar álgebra al joven Cristiaan Huygens. Spinoza vino a este mundo en medio de una riqueza vergonzosa, intelectual y financiera, por utilizar la adecuada descripción que Simon Schama emplea para aquel lugar y época.

Menciona a Descartes. Hay tener en cuenta que en ambos, Spinoza y Descartes, tuvieron que esconderse y fingir. Spinoza publica un Tratado, sin firmarlo. En 1633, un año después del nacimiento de Spinoza, Galileo fue interrogado por la Inquisición romana y arrestado en su domicilio. Descartes, ese mismo año, impide la publicación de su Tratado del hombre, pero igual tuvo que responder ataques por algunas ideas sobre la naturaleza del ser humano. Siempre se ha comentado que hubo un cambio desde entonces en Descartes. En 1642, contradiciendo su primer pensamiento, postula un alma inmortal, separada del cuerpo. Damasio se ocupa de ese tema, en un anterior libro, muy recomendable, "El error de Descartes".

Bento fue el nombre que al nacer Spinoza recibió de sus padres, Miguel y Hana Debora, judíos sefarditas portugueses que se habían reinstalado en Amsterdam.

Tengo entendido que fueron expulsados de Portugal, o que por lo menos, decidieron emigrar frente al creciente antisemitismo de esa época en Portugal.

Se le conocía como Baruch en la sinagoga y entre los amigos, mientras crecía en la próspera comunidad de comerciantes y estudiosos judíos de Amsterdam. Adoptó el nombre de Benedictus a los veinticuatro años de edad, después de haber sido expulsado de la sinagoga.

Escribí sobre su expulsión:
Maldito de día, maldito de noche

Spinoza abandonó el confort de su hogar familiar de Amsterdam,  y empezó la vida errante, calmada y deliberada, cuya última parada fue aquí...

Damasio está comentando su visita a la casa que habitó Spinoza. Espero seguir explicando y comentando las ideas de Damasio. Pero también espero escribir sobre Spinoza, que tuvo una vida extrañamente solitaria, que anticipó varias de las ideas que hoy tenemos sobre la naturaleza humana.

Otros posts sobre Spinoza Spinoza y los poderes del cuerpo ,  y el hermoso poema de Borges Alguien construye a Dios en la penumbra

Nos leemos!

Angel "Java" Lopez
http://www.ajlopez.com/
http://twitter.com/ajlopez

Por ajlopez, en: Filosofía