Angel "Java" Lopez en Blog

7 de Junio, 2009


Publicado el 7 de Junio, 2009, 17:02

Como saben, soy un usuario adicto de Twitter. Pueden leer mis mensajes en

http://twitter.com/ajlopez

Esta es una típica sesión de mi cliente TweetDeck

Hoy encuentro que Twitter llega a la revista Time (creo que como nota de tapa):

How Twitter will change the way we live

Me parece interesante el artículo, quisiera traducir y comentar algunas partes:

.. millones de devotos han descubierto, que Twitter llega a una profundidad inesperada. En parte se debe a que enterarse sobre lo que sus amigos tomaron como desayuno es actualmente más interesante de lo que suena. El escritor de tecnología Clive Thompson llama a esto "estar advertidos del ambiente": al seguir estos rápidos, breves reporte de estado de los miembros de su red social extendida, Ud. obtiene a un extrañamente satisfactorio pantallazo de sus rutina diarias. No pensamos que es idiota comenzar una llamada telefónica con un amigo preguntándole como le va el día. Twitter le da la misma información sin siquiera tener que preguntar.

Ese es un buen punto. En mi red de Twitter, comienzo a conocer hábitos, intereses, actividades de otra gente, que me interesa seguir, que no obtendría fácilmente. Me permite conocer nueva gente, en el mismo ámbito que el mío, o distinto. Comienzo a conocer cómo es la actividad de gente más joven, o de personas de otros países. Empiezo a tener idea de cómo trabajan, cómo descansan, qué les interesa realmente. Y sin necesidad de interrumpirlos o preguntarles.

Pero también sirve para compartir información interesante. Muchos temas que me importan (ya sea profesionales o de intereses personales), tienen tratamiento en Twitter. Por ejemplo, en la imagen de mi TweetDeck, pueden ver que sigo a la sigla TDD (Test Driven Development, un tema técnico de programación de software). Gracias a Twitter, me cuelgo de lo que podemos decir, es la sabiduría de la red, o por lo menos, de la información y conocimiento compartido de un tema.

Sigo traduciendo y comentando

Al comienzo del año, atendí a una conferencia de día completo en Manhattan dedicada a la reforma de la educación. Se llamaba Hacking Education, era una reunión pequeña, privada: 40 educadores, emprendedores, académicos, filántropos y capitales de riesgo, todos participando en una conversación de seis horas sobre el futuro de las escuelas. Hace veinte años, las ideas intercambiadas en esa conversación hubieran quedado confinadas a las mentes de los participantes. Hace diez años, una transcripción podría haber sido publicada semanas o meses después, en la web. Cinco años atrás, un grupo de participantes podría haber escrito posts de blogs, sobre su experiencia en la conferencia.

Pero este evento ocurrió en 2009, entonces, en tiempo real, las conversaciones fueron comentadas en el momento en Twitter. Al comienzo de la conferencia, nuestro anfitrión anunció que cualquiera que quisiera enviar comentarios en vivo sobre el evento via Twitter podía incluir la palabra #hackedu en sus 140 caracteres de mensaje. En la sala, una gran pantalla mostraba en tiempo real los tweets con esa palabra. Entonces, todos comenzaron a hablar, y al mismo tiempo, una conversación fantasma se desplegaba en la pantalla: resumen de un argumento, la broma ocasional, enlaces sugeridos para leer. En un momento, un breve argumento comenzó a disputarse entre dos participantes de la sala, un tenso ida y vuelta que aparecía silenciosamente en la pantalla mientras que el resto de nosotros seguía conversando.

Lo que quiero descatar, es que lo que estaba ocurriendo, no quedaba para ellos solos. Es común que cada evento (de 40 o de 4000 personas), tenga asociada una palabra con # adelante (un truco de Twitter para buscar más fácil), y que los asistentes al evento den sus opiniones e impresiones para el resto del mundo, en el mismo momento.

Al principio, parecía que todos esos tweets venían de la sala donde estaba ocurriendo la conferencia, y que eran enviados por los participantes desde sus laptops o BlackBerrys. Pero en media hora, la palabra comenzó a pasar a la TwitterEsfera y que esa conversación interesante sobre el futuro de las escuelas estaba pasando en #hackedu. Unos pocos tweets aparecieron en la pantalla de extraños que anunciaban que estaban siguiendo el hilo #hackedu. Entonces, otros se unieron a la conversación, añadiendo observaciones o proponiendo tópicos para explorara más detenidamente. Unos pocos expertos hasta se quejaron públicamente de no haber sido invitados a la conferencia. De vuelta en la sala, nosotros estábamos recibiendo ideas y preguntas interesantes, en la pantalla, integrándolas en nuestra conversación cara a cara

Al final de la conferencia, había un registro público de cientos de tweets documentando la conversación. Y la conversación continuó, pueden buscar en Twitter por #hackedu, y encontrarán docenas de nuevos comentarios enviados en las últimas semanas, aunque la conferencia se realizó en Marzo.

Twitter agrega ese tipo de experiencias. Como otras herramientas flexibles, no fue creada con un solo propósito. Está encontrando nuevos usos cada mes, que inventamos entre todos. Igual, creo que por estos lares, Argentina, hace falta más cultura de blog posts y tweets. Mucha gente asiste a conferencias, cursos, eventos, y apenas informa de su experiencia.

Más posts donde escribí sobre Twitter

http://ajlopez.zoomblog.com/archivo/2009/05/02/que-es-Twitter.html
http://ajlopez.zoomblog.com/archivo/2009/04/02/adictos-al-Twitter.html
http://ajlopez.zoomblog.com/archivo/2009/01/24/twitter-explicado-en-espanol.html
http://ajlopez.zoomblog.com/archivo/2008/05/13/twitter-y-la-gente.html

Nos leemos!

Angel "Java" Lopez
http://www.ajlopez.com/
http://twitter.com/ajlopez

Por ajlopez, en: Internet