Angel "Java" Lopez en Blog

Publicado el 10 de Junio, 2009, 11:26

Sigo leyendo del prólogo del libro "Seis cuerdas de blues" de Botafogo, un texto de Claudio Kleiman, que ya había comentando en:

Estudiando Blues (Parte 1)
Estudiando Blues (Parte 2)
Estudiando Blues (Parte 3)

Hoy llego a la parte que me interesa:

El libro de Miguel -que vuelca la expericencia acumulada en muchos años como músico y docene- te proporciona una puerta de entrada a este universo fascinante, hecho por alguien que no sólo es un destacado instrumentista del género, sino que conoce y ama profundamente su forma y su esencia. Recorre un amplio número de tópicos, abarca las diferentes vertientes y estilos de blues -rural y urbano, rápido y lento, sus intersecciones con el rock, jazz y funky-, explica las principales afinaciones abiertas y el uso del slide, punteos y acompañamiento, propone ejemplos basados en el estilo de las grandes maestros y te da los fundamentos de teoría y armonía que están detrás de todo esto. Todo con un "approach" fundamentalmente práctico, con las manos sobre el diapasón, como corresponde a un músico cuyo ámbito naturak ha sido siempre el escenario, y a un género cuya principal forma de transmisión ha sido de persona a persona y a través de los discos.

Lo que sigue, es un punto importante.

Y hablando de los discos: escuchen. Y después, escuchen y escuchen. Y más adelante, sigan escuchando. Ese es el complemento irremplazabla de éste y cualquier otro libro de blues. Allí es donde está expuesta la historia del género, sus reglas, los detalles y sutilezas que no puede captar la página impresa. Y también los momentos de misterio, de poder y de magia que hacen a la esencia de esta música.

Hoy no solo tenemos los discos, sino también los videos. Para quien quiera estudiar guitarra y blues, el ver "cómo lo hacen", es muy importante e instructivo.

Escuchar (y tocar encima de los discos, otra de las escuelas fundamentales del blues) sirve también para descubrir algo que nunca está lo suficientemente enfatizado: la importancia del ritmo, el poderoso rol de la estructura como base sobre la cual la canción se edifica, crece y cobra vida (o se destruye, si no tiene la solidez necesaria). Es decir: aprendan cómo tocar una estructura de blues, hasta que la maravillosa lógica que lo recorre sea algo que sale con la naturalidad de lo inevitable. Es muy común ver guitarristas de blues (y no sólo principiantes) muy hábiles a la hora de hacer un solo, pero que se pierden cuando tienen que tocar el ritmo en una simple estructura de 12 compases. Pappo, un zapador experimentado, que sabe de lo que estoyu hablando, utilizó ese parámetro para medir la musicalidad de una banda, cuando le preguntaron cuál era su opinión sobre Memphis: dijo algo así como, "Es una buena banda: saben cuándo cambiar de acorde". Otro que tiene una lógica de claridad admirable.

Ayer, me encuentro por acá con un comentario de Andrea de KoalaWeb (a.k.a. Asfalta). Disfruten de un video, donde hay guitarra de Vilanova, y además, canto (notable!) de Cuchi Perez (a.k.a. Oski, ver oskiper1), en Thrill is gone:

(Creo que Oscar Perez tiene un sitio de magia, pero todavía no lo encontré).

Nos leemos!

Angel "Java" Lopez
http://www.ajlopez.com
http://twitter.com/ajlopez

Por ajlopez, en: General