Angel "Java" Lopez en Blog

Publicado el 1 de Agosto, 2009, 16:56

Hoy leo a Jaime Barylko, en su muy buen libro "La filosofía, una invitación a pensar":

... a menudo, estamos muy seguros de lo que vemos y, sin embargo, lo que vemos es una apariencia, no es la realidad.... Nada es lo que parece ser.

Le comento a un amigo estas vicisitudes...  Me mira y se sonríe, con un dejo de ironía y otro de misericordia:

- ¡Descubriste la filosofía! - me dice, y me golpea amistosamente la espalda, como se estimula a un niño que acaba de decir o hacer algo brillante.

Lo miro en silencio, cohibido.

- Sí, eso es la filosofía. Estamos rodeados de apariencias. Cuandouno se despierta, quiere conocer la verdad, lo que se oculta detrás de las apariencias. En griego se dice aletheia, lo descubierto, es decir, la verdad. De eso se ocupa la filosofía.

- ¿Por qué no somos todos filósofos? - le pregunto.

- Primero, porque no todos nos despertamos. Algunos, mejor dicho una amplia mayoría, pasan la vida entre las apariencias, y con ellas se satisfacen: apariencia de dicha, apariencia de amor, apariencia de alegría...

- ¡Basta - lo interrumpo -, no me amargues más!

- No se trata de amargarte, al contrario. Si despiertas y tomas conciencia de la apariencia, anhelarás el conocimiento de la verdad profunda, destapada, de la aletheia... Ahí hallarás el bien y eso te dará reposo, serenidad para deleitarte.

- ¿Cómo es despertarse?

- Cuando la apariencia entra en crisis, cuando falla, si estás dispuesto a darte cuenta, se produce la fracutra. La realidad se desgarra como un velo, ahí te detienes, y piensas. Perder la protección que brindan las apariencias es un dolor, pero saber que uno sale de la oscuridad a la luz es una dicha.

El tema de la apariencia y la realidad, se nos da desde casi el principio de la filosofía occidental. Entreveo en estos párrafos aluciones a la alegoría de la caverna de Platón. Y es interesante ver, que muchos nunca se preocupan de la filosofía, porque van por la vida sin necesitarla. Barylko apunta que es en medio de la crisis donde se puede descubrirla. Yo veo que también se la puede buscar activamente. Más adelante, señala que Sócrates aparece en una época donde Atenas estaba en problemas, no en medio de la bonanza.

Habrá que discutir si la verdad profunda, da reposo. Esa era la esperanza de Sócrates (o del Sócrates que nos retrata Platón). Yo pienso que la verdad, o el acercamiento a la verdad, ayuda a encarar la vida despierto, a vivir los días, con conciencia, a usar la voluntad, para elegir qué hacer, en vez de simplemente pasar por la vida, como un pescado crudo.

Nos leemos!

Angel "Java" Lopez
http://www.ajlopez.com
http://twitter.com/ajlopez

Por ajlopez, en: Filosofía