Angel "Java" Lopez en Blog

Publicado el 19 de Agosto, 2009, 11:52

Encuentro este fragmento del antropólogo Ralph Linton:

http://en.wikipedia.org/wiki/Ralph_Linton

Una tribu que trata de detener una epidemia de fiebre tifoidea por medio de una cacería de brujas en gran escala actúa lógicamente de acuerdo con la creencia impuesta por su cultura, acerca de que las brujas son las responsables de la enfermedad. Cuando nosotros tratamos de lograr el mismo fin por medio de la vacuna, o hirviendo el agua para beber, también actuamos lógicamente, basándonos en el conocimiento, producto cultural, de que la enfermedad es causada por ciertas bacterias. La mayoría de los miembros de nuestra sociedad jamás ha visto un germen, pero se les ha enseñado que existen y sin más demostración aceptan su existencia. En efecto, nuestros propios antecesores, y no muy lejanos, habrían encontrado más lógica la cacería de brujas que la vacunación.

No tengo más que este fragmento, así que no sabría discutir la posición completa de Linton. Puedo comentar igual esto:

Ciertamente, la gente cree en la ciencia. La mayor parte de los que no se dedican a la actividad científica, creen en los resultados de ésta. No necesitan que les muestren un átomo o un germen para creer en ellos. Eso es así, porque sería difícil para cualquiera, buscar y entender la demostración de plausibilidad de todas las ideas, conceptos y modelos científicos que se le presenten.

Pero esto también trae una consecuencia, para mí, indeseable: la creencia en cualquier cosa que tenga una pátina de ciencia. De ahí el auge de las seudo-ciencias. La gente en general, que no se preocupa de temas de epistemología y método científico, acepta casi cualquier cosa que se le presente envuelto en papel de regalo científico.

Y las creencias van más allá de lo aparentemente científico: cualquier cosa que tenga un modelo que sea "aceptable" para la gente, es aceptada. De ahí, que encontremos todavía en los diarios y revistas, una columna de horóscopos, y libros dedicados al tema, o que haya estantes en librerías llemnos de feng shui, reiki, PNL y psicoanálisis. Mucha gente las acepta, sin análisis crítico. Recuerden posts como:

El limón adelgaza
Los elefantes, la tortuga y el modelo

donde ataco la presunta eficacia o la existenica de un modelo coherente, como criterio de aceptación de algo que explique parte de la realidad.

Es un problema: la aceptación sin crítica de cualquier cosa que nos parece aceptable. Hay que luchar contra eso, aún en nuestras propias opiniones.

Pero hay algo más en el fragmento de arriba. El lector desprevenido (del que he conocido más de un ejemplar), podría llegar a pensar que la ciencia está al mismo nivel que las creencias de la tribu, que no hay que desestimar éstas, por que tanto ellas como la ciencia son "formas de acercarse a la realidad". Disculpen, me revuelco en mi asiento ante semejante desvío. No se piensen que semejantes desvaríos no existen, porque los pueden encontrar en muchas discusiones. Hay una especie de revalorización del mito, o de las culturas distintas, y un tufo de rechazo de la ciencia, flotando en varias corrientes de pensamiento. La actividad científica se basa en la búsqueda de modelos, pero con un diálogo con la realidad, con una búsqueda activa de si esos modelos propuestos son o no los adecuados para describir lo "que es el caso", para recordar la frase de Aristóteles. Y se basa en presupuestos, por supuesto, como la existencia de una realidad objetiva, pero que son altamente refrendandos por la experiencia diaria (lo cual no obsta que la filosofía de la ciencia persiga aclaraciones y hasta ataques a esos presupuestos, lo que me parece higiénico y saludable).

Esta citado en el libro de Jaime Barylko, "La filosofía, una invitación a pensar". Dice ahí que es parte de "Cultura y personalidad".

Nos leemos!

Angel "Java" Lopez
http://www.ajlopez.com
http://twitter.com/ajlopez

Por ajlopez, en: Ciencia