Angel "Java" Lopez en Blog

Publicado el 9 de Octubre, 2009, 10:53

Uno de los misterios de la vida, que se va develando poco a poco, es cómo un organismo completo se forma desde una simple célula. El descubrimiento de las funciones del ADN, ARN, proteínas, máquinas de proteínas, "fábricas" incrustradas en la biología celular, es un tema fascinante, tanto desde el punto de vista de la ciencia como desde la historia de sus descubrimientos.

Leo en el libro de Bruce Bliven, "Hombres que crean el futuro", que comenté en Ciencia en guerra, Bruce  Bliven y en Uranio, 1941, este fragmento, escrito cerca de 1941:

¿Cómo crece un niño hasta convertirse de un óvulo fecundado microscópico y casi invisible en un jugador de fútbol de doscientas libras? Crece, como sucede con todas las cosas de la naturaleza, por medio de la división de las células. ¿Le ha ocurrido alguna vez al lector introducir un tubito entre las jabonaduras y soplar hasta que se elevara una masa de diminutas burbujas sobre la superficie del agua, llegando al extremo de desbordar casi el cuenco? La analogía es inexacta, pero la imagen similar que se obtiene es semejante a lo que ocurre en el proceso de la división celular. Cada uno de los cuarenta y ocho cromosomas de una célula se divide partíendose a lo largo en dos partes, que se separan, dirigiéndose la mitad, por decirlo así, a la derecha y la otra mitad hacia la izquierda. Luego, el núcleo comienza a estrecharse en la parte media, hasta cobrar la forma de una palanqueta de gimnasia, con cuarenta y ocho cromosomas en cada extremo. La varilla del medio se cierra, los dos extremos se separan y tenemos dos células, cada una de las cuales contiene todos los cromosomas de la célula original. Este proceso se repite: las dos células se convierten en cuatro, las cuatro en ocho, y así sucesivamente, hasta que su número se eleva a miles de millones.

Vean el dato curioso. Bliven menciona 48 cromosomas. Pero hoy sabemos que los seres humanos tenemos 23 pares, es decir, 46 cromosomas. Es que durante un tiempo, en el siglo XX, se creyó que eran 48. La confusión vino porque no era fácil distinguir y contar los cromosomas con las técnicas de aquellos tiempos. Leo en http://en.wikipedia.org/wiki/Chromosome:

Historical note

Investigation into the human karyotype took many years to settle the most basic question. How many chromosomes does a normal diploid human cell contain? In 1912, Hans von Winiwarter reported 47 chromosomes in spermatogonia and 48 in oogonia, concluding an XX/XO sex determination mechanism.[38] Painter in 1922 was not certain whether the diploid number of man is 46 or 48, at first favouring 46.[39] He revised his opinion later from 46 to 48, and he correctly insisted on man's having an XX/XY system.[40]

New techniques were needed to definitively solve the problem:

1. Using cells in culture
2. Pretreating cells in a hypotonic solution, which swells them and spreads the chromosomes
3. Arresting mitosis in metaphase by a solution of colchicine
4. Squashing the preparation on the slide forcing the chromosomes into a single plane
5. Cutting up a photomicrograph and arranging the result into an indisputable karyogram.

It took until the mid-1950s until it became generally accepted that the human karyotype include only 46 chromosomes. Considering the techniques of Winiwarter and Painter, their results were quite remarkable.[41][42] Chimpanzees (the closest living relatives to modern humans) have 48 chromosomes.

Notablemente, los chimpancés y los gorilas tienen 48 cromosomas. ¿Qué habrá pasado con ese par de cromosomas que nos marca una diferencia con nuestros primos?

No tengo acá la referencia para confirmar. Pero he leído que hubo investigadores que en el medio del siglo XX contaron 46 cromosomas humanos, pero debido al prestigio que tenían los anteriores recuentos, no publicaron el resultado. Pensaron que habían contado mal: en todas las publicaciones aparecían referencia a 24 pares. Se imaginaron que no habían podido detectar el par que según todos los demás existía.

Nos leemos!

Angel "Java" Lopez
http://www.ajlopez.com
http://twitter.com/ajlopez

Por ajlopez, en: Ciencia