Angel "Java" Lopez en Blog

Publicado el 11 de Noviembre, 2009, 10:29

Sigo leyendo el excelente libro "Rock of Ages" (Ciencia y Religión, título en español) del bueno de Stephen Jay Gould. En el segundo capítulo, presenta textos de Darwin y de T.H.Huxley, donde expresan su postura ante temas que escapan a la ciencia (tendré que comentar cuál es la posición de Gould, cómo estable él dos "magisterios", donde ubica a la ciencia y a la religión, y cómo yo disiento en esa postura; un tema para tratar o por lo menos nombrar, es la distinción entre "es" y "debe ser", y la falacia naturalista). Ya comenté sobre Huxley en Huxley contestando a Kingsley: la verdad más que el alivio y en Huxley y su agnosticismo.

En la carta a Kingsley, y ante la muerte de su hijo Noel, Huxley rechaza el consuelo de creer en un alma eterna, en un reencuentro en el más allá con su primogénito ya muerto. Quería hoy recordar aquí otro fragmento de esa carta:

Mientras me encontraba detrás del ataúd de mi hijito el otro día, con mi pensamiento dispuesto a cualquier cosa excepto al debate, el pastor que oficiaba leyó, como parte de su deber, las palabras: "Si los muertos no se han de levantar de nuevo, comamos y bebamos, porque mañana moriremos". No puedo decirle de qué manera inexpresiva me sorprendieron... ¿Qué? ¿Acaso porque me encuentro cara a cara con una pérdida irreparable, porque he devuelto a la fuente de donde una vez vino a la causa de una gran felicidad, que todavía conserva a través de toda mi vida las bendiciones que han surgido y surgirán por tal causa, acaso tengo que renunciar a mi hombría y, llorando, envilecerme en la bestialidad? Pues los mismos simios lo hacen mejor, y si matas a sus crías, los pobres brutos se afligen por su desgracia y no buscan de inmediato la distracción de un hartazgo.

El ser humano, al tener conciencia, se da cuenta de que en algún momento va a morir. Al parecer, no hay otros organismos, animales, que hayan llegado a semejante nivel de "awareness" sobre su propio futuro. Es eso (conciencia, imaginación, voluntad, entre otras capacidades) lo que hace al ser humano distinto. Pero el tener conciencia de la muerte, y el estar en la incertidumbre de lo que pase después de la muerte (o en la certidumbre de que no hay nada más allá), no debe sumirnos en la desesperación o el abandono. Pienso que tenemos un impulso vital, un movimiento que nos lleva a vivir la vida, algo que nos viene por ser organismos, pero transformado y afirmado por la conciencia y la voluntad.

Nos leemos!

Angel "Java" Lopez
http://www.ajlopez.com
http://twitter.com/ajlopez

Por ajlopez, en: Filosofía