Angel "Java" Lopez en Blog

Publicado el 9 de Diciembre, 2009, 0:36

Hay un autor, al que olvido y vuelvo, con los años. En estas épocas de tanto individualismo, y de tantas distracciones, es un bálsamo volver a leer a Marco Aurelio. Emperador romano, fue uno los más destacados filósofos estoicos de la historia. En esta sociedad actual, hay que rescatar al estoicismo. Marco Aurelio escribió su obra más conocida, Meditaciones, mientras estaba en campaña. Al final del capítulo 2, encuentro este párrafo, que comparto con Uds:

El tiempo de la vida humana es un punto, su esencia fluye, su percepción es oscura, la composición del cuerpo en su conjunto es corruptible, el alma va y viene, la fortuna es difícil de predecir, la fama no tiene juicio, en una palabra, todo lo del cuerpo es un río, lo del alma es sueño y un delirio. La vida es una guerra y un exilio, la fama póstuma es olvido. Entonces, ¿qué es lo que puede escoltamos? Sólo una cosa, la filosofía. Esto es vigilar que el espíritu divino interior esté sin vejación, sin daño, más fuerte que los placeres y los sufrimientos, que no haga nada al azar ni con mentira o fingimiento, que no tenga necesidad de que otro haga o deje de hacer algo. Y además que acepte lo que ocurre y lo que se le ha asignado como algo que viene de allí de donde él vino. Por encima de todo, aguardar la muerte con el pensamiento favorable de que no es otra cosa sino disgregación de los elementos de los que está compuesto cada ser vivo. Si precisamente para los elementos en sí no hay nada terrible en que cada uno se transforme sin interrupción en otro, ¿por qué uno ve con malos ojos la transformación y disgregación de todos? En efecto, se produce según la naturaleza y nada es malo si es según la naturaleza.

Hermoso, interesante, importante. Para meditar.

Nos leemos!

Angel "Java" Lopez
http://www.ajlopez.com
http://twitter.com/ajlopez

Por ajlopez, en: Filosofía