Angel "Java" Lopez en Blog

Publicado el 22 de Enero, 2010, 11:51

En mi post Gnoseología y Epistemología comentaba que no hay, en la historia de la filosofía, una expresión o palabra para referirse al problema del conocimiento humano. Hubo distintas denominaciones, bastante diferentes: desde las que se referían a conocimiento a secas, hasta las que se refieren directamente a la filosofía de la ciencia. Encuentro hoy un texto, una nota al comienzo del libro "Filosofía de las ciencias, temas y problemas" de Héctor A. Palma, que confirma lo que había escrito:

A lo largo de los siglos la filosofía se ha ocupado del problema del conocimiento y le ha dado a esta ocupación distintos nombres: gnoseología, teoría del conocimiento, epistemología o filosofía de la/s ciencia/s. Cada una de estas denominaciones está más o menos asociada a las tradiciones intelectuales que le dieron origen, de modo tal que no se trata de denominaciones intercambiables fácilmente. De cualquier manera no es el tema de nuestro libro hacer el rastreo de los distintos nombres a lo largo de la historia de la filosofía. Aquí usaremos de manera indistinta "epistemología" o "filosofía de las ciencias".

Palma recuerda la raíz griega de epistemología:

El término "epistemología" deriva del griego episteme, y se refería al tipo de saber más alto y más elaborado. Para Platón era el saber propio del mundo inteligible, o mundo de las Ideas; un saber que, una vez logrado, cosa difícil, por cierto, permanecía así, eterno e inmutable, tal y como eternas e inmutables eran las ideas a las cuales se refería. No era un conocimiento de objetos empíricos, antes bien, éstos debían ser evitados ya que constituían un obstáculo si se quería llegar a este mundo y acceder al conocimiento genuino.

La postura de Platón es la que más conocía. Aristóteles toma la misma palabra, pero le da un giro más cercano a la actualidad:

Para Aristóteles, que rechaza las ideas o formas platónicas, la episteme es el conocimiento de lo necesario (por sus causas) o de lo que no es posible que sea de otro modo, o sea, de lo universal, y coincide con la ciencia demostrativa como veremos en el próximo capítulo.

Palma hace una aclaración:

En verdad episteme tenía muy poco de nuestro actual concepto de ciencia, tan ligado, desde el advenimiento de la modernidad a la indagación observacional o experimental de la naturaleza y de un carácter eminetemente hipotético. De cualquier manera, conserva del sentido griego su referencia a un tipo de conocimiento elevado y prestigioso.

Yo pondría: algunos griegos, Aristóteles, por ejemplo, se dedicaban a la indagación observacional. Basta recordar sus estudios sobre los animales. Pero también, de alguna forma subyugados por el poder del razonamiento matemático, trataban de sacar conclusiones sobre la realidad, por puro esfuerzo intelectual. Lo que les faltó más fue el experimento: veo que para los griegos, experimentar con algo era como alejarse de la naturaleza, no lo veían como estudio de la physis.

Notable que Palma vaya desde el problema del conocimiento a la filosofía de la ciencia. Su libro es interesante, me ha servido de mucho, para tener en un libro enumeradas varios pensadores y corrientes. Tendría que comentar más sobre los temas que trata, donde también veo que él toma a veces partido por una u otra de las posturas, pero ya será en otros posts.

Héctor Palma es argentino, Doctor en Ciencias Sociales y Humanidades. Al momento de publicar el libro mencionado, 2008, Palma era profesor regular de Epistemología en la Universidad Nacional de San Martín e investigador del Centro de Estudios de la Historia de la Ciencia José Babini (no conocía este centro, tengo que comentar escritos que tengo de Babini).

Nos leemos!

Angel "Java" Lopez
http://www.ajlopez.com
http://twitter.com/ajlopez

Por ajlopez, en: Filosofía