Angel "Java" Lopez en Blog

Publicado el 30 de Marzo, 2010, 19:31

Muchos de nosotros disfrutamos de las historias de Sherlock Holmes, donde ante una evidencia, se sacan conclusiones sobre cuales pudieron ser los hechos pasados para producir ese resultado. Puedo encontrar un clásico moderno en la serie Monk. Podría recordar al Dupin de Edgar Allan Poe, presentado por vez primera en su Crímenes de la calle Morgue.

Tengo acá en mi mesa, libros de Aristóteles, el clásico de Copi sobre lógica, y si fuera a mi segundo cubil, seguramente encontraría más fuente de corroboración del poder de la lógica, la deducción, la inducción y sus problemas (desde Hume hasta la posible solución de Popper).

Pues hete aquí, que hoy me tocó un caso, que ha dado al traste mi naturalmente centrado carácter, mi amable atención para con todos, mi talante sencillo y tranquilo, la tranquilidad de disposición que acompaña a mis actos y haceres. Casi me hace perder mi confianza en el género humano, o por lo menos, en la adecuación de la lógica a los cerebros. Pues bien, he aquí el relato. Disculpen que comente un caso personal, pero al fin y al cabo, éste es mi blog, así que se viene este texto, como catarsis, en lugar de pagar sesiones en Palermo Freud, que no parecen baratas, acá en Buenos Aires.

Resulta, que ayer, lunes, volviendo de pasar todo el día trabajando, dedicándome a mis actividades,, regreso a mi principal cubil, en un edificio de departamentos. Digamos, llego circa 18hs.

Vaya acá una enumeración tentativa:

- 18hs. Llego a mi cubil. Desensillo, codifico algo rápidamente, reviso mi email, bajo, compro algo, y vuelvo.

- 19:00hs. Entro en el baño, todo normal, abro la canilla de la bacha, y la ducha.

- 19:10hs. Noto que el agua que usé, aparece desde el piso, saliendo de una rejilla. Indicio: se tapó algo. Todo el piso del baño inundado.

- 19:12hs. Toca el timbre la señora encargada. La atiendo, me dice que mañana (por hoy miércoles) pasaba un plomero a revisar un departamento del 6to piso y el mío, entre las 13:30 y 14:30, porque en el de abajo había un problema ("filtraciones" me dijo). Me alegro, porque le comento mi problema, la invito a que lo vea, el desastre de agua flotando por todo el baño.

Hoy temprano, me entero que no me basta el plomero. Según los usos de la administración, hay otro proveedor para estos problemas: el destapador, no el plomero. Cosas de la división del trabajo, ya mentada por Smith. Ok, me resigno, envío email a la administración, pidiendo entonces este proveedor adicional, explicándole lo que había pasado ayer.

Recibo un email de respuesta de la administración: "Comuníquese con nosotros al TE .... o deje TE" (siempre me asombra que la gente pida TE si YA se está comunicándose por email, podría agregar en el email algún adelanto del tema, pero bueno, preferirán la voz directa para resolver más rápido algunos temas).

Al llegar a un TE, me comunico. Dos temas: el plomero no llega a las 13:30 (como él u otros propusieron), sino que a las 18hs. Segundo: me explican que el problema puede ser problema mío, que puede ser que tenga que pagar yo los gastos, que puede que sean causa de pérdida de pintura abajo, etc... Ok, acepto que puede ser posible, habrá que revisar causas y efectos, me entrego al criterio de los que saben.

Pero no sé por qué, en algún momento, mi interlocutora, al explicarle yo que ayer a la tarde recién ayer me aparece el agua en el baño, dice algo como "Yo tengo la versión de 'otra campana'". Me la explica. Se la hago repetir: tan inverosímil de aceptar para mí, como la exactitud de los horóscopos de los periódicos diarios. A ver, es algo como:

"Yo tengo otra versión: el piso de abajo tiene problemas desde hace una semana, quiere que le reenvíe los emails? Y Ud. no avisó antes que tenía agua en el baño, fue gracias a que ayer llamó la señora que vió que tenía agua, que nos enteramos, pero Ud. tenía toda esa inundación desde la semana pasada, y no avisó nada".

Quisiera tener la transcripción exacta de lo que me transmitió. Imposible ser fiel reflejo de un acto en el que uno participa tan de adentro. Y que pudiera intervenir la otra parte, en esta discusión. Pero es lo mejor que puedo hacer ahora. Mientras estoy acá, esperando a dos profesionales, solamente trabajando en algunas cosas pequeñas online, no puedo hacer más.

Le pregunto a mi interlocutora: "Pero es que ¿no me cree que recién ayer lunes aparece el agua en mi baño?". Contestación: "No le creo" (afinando un poco la conversación, llego a la conclusión que no me cree pero duda). Confieso que me mosqueó esa actitud. Luego de unos momentos, traté de explicarle que los problemas del piso de abajo, sea los que sean, no implican para nada que yo haya tenido agua en el baño desde hace una semana y no avisé.

Imposible, totalmente imposible hacerle entender ese razonamiento.

Le explico de nuevo: no estoy afirmando que mi problema no tiene nada que ver con el problema del piso de abajo. Se lo aclaro como tres veces. Es más, me parece sumamente sugerente que haya problemas al mismo tiempo el los dos lados. No esquivo mi problema pueda ser el origen los otros problemas, sucediendo que recién ayer hizo eclosión mi problema (sin desagote en el baño) con los del piso de abajo (filtraciones, lo que sea...). Nones, no hay forma de hacerle entender.

Me ofusca entonces que:

- No me crean

- No puedan entender que de A="el piso de abajo tiene problemas desde hace una semana", no se deriva de forma necesaria ques B="ud. tiene agua flotando en el piso de su bañó desde hace una semana y no avisó".

El primer punto, bueno, lo puedo olvidar un poco (bueno, sólo un poco, ¿eh?). Hubiera esperado un poco más de actitud personal, de empatía, pero bueno, tal vez la administradora se encuentra con gente que le miente todos los días. Es mi primer contacto con ella, no conoce nada de mí, nunca hice problema en el edificio por nada, no tiene ni base para tomar esa actitud, pero bueno, tal vez se vió engañada de chica cuando le dijeron que los Reyes vinieron, y que los camellos se llevaban el pastito, y resultó que no era así. No sé. Dejo eso a la especulación.

Pero el segundo punto, luego de haber pasado algunas horas del incidente, me resulta todavía inexplicable.

En la conversación, le vuelvo a aclarar: no es mi intención esquivar el bulto, quiero que venga alguien que entienda, revise, y diga que pasó. Pero al parecer, mi interlocutora piensa que no, que miento (o que acepta que puedo mentir, que no me cree, que "tiene otra campana") cuando digo que el agua apareció ayer, y entonces:

- Que me encanta mentir, que de esa forma voy a esquivar el problema.

- Que hace una semana que estoy nadando en agua, y me encanta estar así, supongo que será una regresión mía al líquido intrauterino, que me gusta, y por eso no dije nada.

- Que si no fuera por la encargada que vino a avisarme del plomero, yo no hubiera avisado nada, de este problema que, según parece, hace como desde la Navidad pasada parece que tengo (porque si desde hace una semana hay problemas abajo, por lógica, bien podría ser un síntoma, un fenómeno visible de un mecanismo que venía gestándose posiblemente desde la última vez que pasó el Halley, que yo lo conocía, pero por alguna represíón de la infancia, yo no dije nada)

- O que hace una semana o más que estoy nadando en agua, y no me dí cuenta, porque estoy muy ocupado enviando mensajes en mi Twitter, cultivando mi Farmville, y pensando cómo engañar a administradoras de consorcio para que no se den cuenta que el problema es mío.

A ver, respiro hondo:

¿¿¿¿¿¿QUE PARTE DE "EL AGUA ME APARECIÓ RECIEN (REPITO: RECIEN) AYER LUNES A LAS 18HS CUANDO ABRÍ LAS CANILLAS" NO SE ENTENDIOOOOO??????

;-) ;-)

Bueno, hay diez mil temas más importantes, vuelvo al trabajo, las lecturas, y sigo a la espera de la llegada de esta gente.

Queridos chichipíos, vermú con papa fritas, y gud showwww!!!

Nos leemos!

Angel "ElAnfibioDelBañoPichónDeRenacuajo" Lopez
http://www.ajlopez.com
http://twitter.com/ajlopez

Por ajlopez, en: General