Angel "Java" Lopez en Blog

Publicado el 4 de Abril, 2010, 23:32

Hoy escribí sobre Anselmo y su supuesta demostración de la existencia de un dios. No tanto sobre el problema original de Anselmo, sino sobre un problema planteado por su forma lógica. Lean:

Sobre un problema de lógica sobre el argumento ontológico de Anselmo

Ya vendrán posts sobre qué es la lógica, y qué es eso de la forma lógica. Algo ya fue planteado en:

Lógica y realidad

Hoy, encontré una frase que la había buscado hace como dos años, pero sin éxito. Está al comienzo del capítulo III del libro "Formas lógicas, realidad y significado", Editorial Eudeba, de Thomas Moro Simpson (yo había buscado la frase en el capítulo I, no pensé que estaba en otro lado).

Resulta que el párrafo tiene relación con el problema de la existencia. Leo:

Lo que se denomina "problema ontológico" ha sido formulado por W.V.O.Quine con una pregunta breve: "¿Qué es lo que hay?"

Vean por qué el argumento de Anselmo se llama ontológico. Aclaro que gran parte de la pregunta de Quine es tipo "¿Qué es lo que hay que existe?" sino parece que es "¿Qué es lo que hay y manejamos como seres humanos?" ya sea que exista o no. Igual Quine se preocupa de los dos "lados", como toda ontología amplia, pero el énfasis está puesto en lo que existe en la realidad, o qué realidades hay se pueden manejar (como la realidad mental, donde tenemos personajes de la literatura). Queda un poco más claro si seguimos leyendo:

Esta pregunta cubre cualquier número de especificaciones: ¿Existen números? ¿Existen en algún sentido Hamlet y Don Quijote, de quienes tanto se habla todavía? ¿Existen los cuadrados redondos? Dicho en forma más general: ¿Qué tipo de entidades pueblan el universo? ¿Basta que una expresión sea el sujeto gramatical de una frase significativa para que nos veamos obligados a admitir la existencia de un objeto designado por ella?

Y ahora viene la frase que buscaba, que da origen al título de este post:

Supongamos que alguien nos da la siguiente información: "El actual rey de la Argentina es narigudo"; ¿basta que esta oración tenga sentido (ya que entendemos lo que expresa) y que la frase "El actual rey de la Argentina" figure en ella como sujeto gramatical, para que tengamos que admitir la existencia del rey de la Argentina?

Si ésta es el primer contacto de Uds. con este tema, les comento: hay ríos de tinta gastados en escribir sobre el tema.

Este problema es viejo como Platón; y Quine lo ha llamado, precisamente, "la barba de Platón", sugiriendo la conveniencia de afeitarla con la "navaja de Ockam". Presentado de este modo, el problema puede parecer algo ridículo desde el punto de vista del sentido común, pero su apariencia inocente constituye una trampa para filósofos: como veremos en seguida, la barba de Platón no es tan fácil de afeitar.

Simpson aclara sobre la navaja de Ockam:

Se denomina así la máxima enunciada por Ockam: "No deben multiplicarse innecesariamente las entidades"

Repito la frase: "El actual rey de la Argentina es narigudo". Simpson escribe esto cerca de 1964. Cualquier parecido con la realidad política argentina cercana, es pura coincidencia ;-) ;-)

Nos leemos!

Angel "Java" Lopez
http://www.ajlopez.com
http://twitter.com/ajlopez

Por ajlopez, en: Filosofía