Angel "Java" Lopez en Blog

Publicado el 15 de Junio, 2010, 0:25

En estos días donde las ciencias físicas están tan especializadas, y estamos explorando el primer segundo del Universo por un lado, y las partículas elementales por otro, es fácil olvidar que en un tiempo el estudio de la naturaleza, en especial de la física, era considerada una rama de la filosofía.

Comenzando la filosofía occidental en Grecia, recordemos que algunos de los presocráticos, como Tales, Anaximandro, fueron llamados los "fisicalistas" por preguntarse por la physis, término griego que traducimos a "naturaleza". En esa postura, trataban de explicar lo que veían, remitiendo a que todo era Agua (como decía Tales) o que todo derivaba del agua, tierra, aire y fuego. Luego vino la idea de una "quinta esencia", que explicaría los cielos.

La filosofía griega trataba de explicar todo. Y para un filósofo como Aristóteles, la física era una rama de la filosofía. Las otras ramas eran la lógica y la ética, y al final, como pregunta por todo lo que es, la metafísica. Aristóteles escribía en De caelo:

The science which has to do with nature clearly concerns itself for the most part with bodies and magnitudes and their properties and movements, but also with the principles of this sort of substance, as many as they may be. For of things constituted by nature some are bodies and magnitudes, some possess body and magnitude, and some are principles of things which possess these.

Pero lo que quiero dejar escrito en este blog, que hasta el siglo XVIII y alrededores, en Occidente la física y aledaños era llamada "Filosofía natural". Descartes comparó a la filosofía con un árbol, del que la física era el tronco. Galileo pidió agregar el término "filósofo" a su cargo de "matemático" en su presentación ante los Medici. Newton escribió los Principios Matemáticos de la Filosofía Natural. Sólo a partir de entonces se comenzó a separar la física. Gracias en gran parte a Galileo, Kepler, y Newton (y a la explicación abarcativa de las teorías de este último) es que va naciendo la ciencia física a la manera que la conocemos hoy, como parte de la actividad científica. Actividad que se apartó de los usos y costumbres de la filosofía, para hacer más énfasis en la formación de modelos, contrastación con la realidad, no sólo con experiencia, sino también con experimentos.

Igual hay que recordar que ya en la Edad Media, en Europa, había precursores, que comenzaban a disentir de los resultados de Aristóteles, el principal filósofo griego que influyó en las visiones de la naturaleza que había entonces. Aristóteles había tomado caminos erróneos en la explicación del movimiento. Sus causas incluían la "causa final", cuyo abandono sería una de las características de la actividad científica en los siglos que vendrían luego del Renacimiento (aunque hay que reconocer que si moderamos algunas de sus conclusiones, Aristóteles es un muy buen "explicador" biológico; ahí hay cierta esperanza de poder aplicar algunas de las ideas del estagirita). Mientras que Aristóteles separaba la física en dos: una para la materia y eventos terrenos, y otra para los cielos, fue la genial idea de Newton la que terminó con esa separación: la manzana y la Luna, ambas se veían afectadas de la misma forma; la gravitación era universal.

Este post nace de la lectura de los primeros párrafos del excelente libro de Roberto Torretti, "The philosophy of Physics", que ya mencioné en:

Experiencia y experimento
Una refutación de Galileo a Aristóteles

Es uno de los libros del que recuperé la lectura, luego de mi consolidación de libros.

Nos leemos!

Angel "Java" Lopez
http://www.ajlopez.com
http://twitter.com/ajlopez

Por ajlopez, en: Filosofía