Angel "Java" Lopez en Blog

Publicado el 14 de Julio, 2010, 12:42

Hace poco comentaba en mi post El Mensajero Sideral de Galileo que estaba leyendo el el excelente libro "El nacimiento de una nueva física", de I.Bernard Cohen. Trata en el capítulo 4, "La exploración de las profundidades del Universo", cómo Galileo, con su telescopio, descubre toda una serie de fenómenos nuevos, como los detalles de la superficie de la Luna, y los satélites de Júpiter (aunque no los denominó satélite, palabra que tomaría ese significado recién en los escritos de Newton). Hoy leo sobre la influencia de esos descubrimientos en el poeta John Donne:

Pocos años después de la publicación del libro de Galileo apareció una sensible reacción al mismo en las obras del poeta John Donne. Las investigaciones y descubrimientos de Galileo afloran una y otra vez en los escritos de Donne, y discute en particular a El mensajero sideral en una obra titulada Ignatius his conclave, en la cual se describe a Galileo como al "que recientemente ha pedido a los otros mundos, las estrellas, que se acerquen a él, y le den cuenta de sí mismos".

Qué buena imagen "que se acerquen a él y le den cuenta".

Más tarde, Donne se refiere a "Galileo, el florentino... quien para estas fechas ya se ha instruido a fondo sobre todas las colinas, bosques y ciudades del nuevo mundo, la Luna. Y como obtuvo tantos resultados con sus primeras lentes, que vio la Luna a tan poca distancia que quedó del todo satisfecho, y las partes más ínfimas de ella, habiendo crecido ahora a una mayor perfección en su arte, hará que le construyan nuevas lentes,... podrá traer la Luna, como una nave flotando sobre las aguas, tan cerca de la Tierra como se quiera".

Cohen termina el capítulo, con un fragmento de Donne, que refleja cómo impactó en alguna gente los cambios en lo que conocíamos del Universo:

Y la nueva filosofía todo lo pone en duda,
el elemento del fuego está casi extinguido;
el Sol está perdido, y la Tierra, y ningún humano entendimiento
sabe decir dónde ir a buscarlo.
Y los hombres confiesan libremente el fin de este mundo
cuando en los planetas y el firmamento
buscan tanto de nuevo; entonces ven que esto
se descompone otra vez en sus átomos.
Todo está en pedazos, toda coherencia perdida,
todo sólo materia, y todo relación.

Nos leemos!

Angel "Java" Lopez
http://www.ajlopez.com
http://twitter.com/ajlopez

Por ajlopez, en: Ciencia