Angel "Java" Lopez en Blog

Publicado el 26 de Julio, 2010, 12:19

Einstein había publicado artículos revolucionarios en 1905, pero aún en 1908 seguía trabajando en la oficina de patentes de Berna. Escribí sobre el tema en:

Einstein buscando trabajo
La espera de Einstein
Einstein y Planck, primer contacto

y sobre Einstein en general:

Física y matemáticas, según Einstein 

Einstein no sólo buscó trabajo en la Escuela Técnica de Winterthur, sino que en el mismo mes de enero de 1908 solicitó un puesto de profesor de matemáticas en el Instituto Cantonal de Zurich, donde había un lugar vacante. El 28 de enero, el profesor Alfred Kleinner (que había sido su profesor de tesis en Zurich, y con quien Einstein había discutido muchas de sus ideas, tengo que escribir sobre esta relación), le envió una carta, sin dar muchos detalles, pidiendo ponerse en contacto para tratar un asunto de importancia.

Kleiner quería que Einstein fuera a la Universidad de Zurich como catedrático. Pero para eso le insistió en que intentara hacerse (una vez más, no sería el primer intento de Einstein) Privatdozent en la Universidad de Berna. Los Privatdozent vivían de cobrar sus clases a sus alumnos, no tenía un ingreso fijo. Así que el éxito económico de un Privatdozent dependía del atractivo de sus lecciones. Pero en general, los catedráticos con salario fijo tomaban los cursos obligatorios, dejando a los Privatdozent con los cursos especializados, con menor cantidad de alumnos. Einstein volvió a intentar entrar en la Universidad de Berna, y entró como Privatdozent, dejando la oficina de patentes de Berna. No era una situación mejor que antes: tenía que trabajar la misma cantida de horas que antes, y dar clases. Ganó muy poco con sus clases: tenía pocos alumnos, los únicos que concurrían de forma habitual era su amigo Besso (tengo que escribir de esa relación, así como de la relación de Einstein con Marcel Grossman, que tanto influyeron en su vida) y uno o dos alumnos más.

Pero había otro problema: Einstein, entonces, no era muy buen profesor. Tenía otras cosas de las que ocuparse y pensar. Pero para llegar a una cátedra como la que quería ofrecerle Kleiner, debía cumplir con los pasos que se consideraban entonces necesarios en el mundo académico. Así que fue profesor, pero a regañadientes. Fue algo rebelde: no hizo nada por mejorar su aspecto exterior, ni su conducta, como para encajar mejor en la academia.

Como ejemplo, recordemos una anécdota de esos tiempos. En aquellos tiempos, entre los alumnos de Berna, había muchos judíos rusos pobres y mal vestidos. En el ambiente de la Universidad, eran mal mirados. La hermana de Einstein, Maja, era estudiante de la Universidad de Berna. Un día, sintió curiosidad y decidió asistir a una de las clases de Einstein. Como no sabía dónde la dictaba, le preguntó al conserje en qué aula estaba su hermano, el "doctor Einstein". Como Maja estaba limpia y bien arreglada, el conserje se asombró y dijo "¿Cómo? ¿Ese ... ruso es hermano suyo?".

Otro día, Kleiner lo visitó por sorpresa en su aula, y le criticó su forma de dar clase. Einstein contestó "Personalmente, nunca he deseado tener una cátedra en Zurich".

Lo que pasaba es que Einstein quería dedicarse a lo suyo: a seguir pensando y desarrollando sus ideas. La enseñanza de temas alejados de ellas, no era algo que le interesara.

Encuentro esto en la biografía de Einstein de Banesh Hoffmann. Tengo una edición de Biblioteca Científica Salvat. No sé si se encuentra en las librerías de libros nuevos, pero seguramente podrá encontrarse entre las de libros usados, que tengan esa colección.

Nos leemos!

Angel "Java" Lopez
http://www.ajlopez.com
http://twitter.com/ajlopez

Por ajlopez, en: Ciencia