Angel "Java" Lopez en Blog

Publicado el 15 de Agosto, 2010, 11:18

Como organismos humanos que somos, estamos inmersos en nuestro ambiente: nuestros semejantes, los grupos sociales, la mente de cada uno, el clima, nuestros hogares, la organización del estado, la producción de recursos, el trabajo y sus relaciones, nuestro planeta. En algún momento de la historia humana, nos hemos planteado una gran pregunta, que desde entonces nos hacemos y que tratamos de responder de distintas formas. Esa pregunta surge ante un hecho, algo que encontramos en nuestro ambiente, y es la pregunta: ¿Y por qué?

Esa pregunta seguramente surgió después de la época donde antecesores del ser humano actual consiguieron una capacidad de imaginar y formar representaciones que permitió que pudiéramos armar modelos del ambiente: desde la representación de leopardo, hasta la de manada de búfalos o caballos salvajes, que permitió a una tribu humana planear su cacería en un valle, antes de que llegue la manada. La imaginación, pienso, es la facultad más importante que hemos adquirido. Luego (tal vez al mismo tiempo), ha llegado la representación, el razonar con el modelo mental (hoy valle vacío, mañana manada, tú allá, yo acá, cacería asegurada).

Pero luego de tener representaciones ("mañana sale el sol", "dentro de poco llega el invierno", "la manada viene antes de los fríos", ....), llevamos esa capacidad de tener modelos un poco más allá: descubríamos en nuestras propias conductas, algunas causas (el egoísmo, la vanidad, el deseo, etc...). Armamos representaciones de los otros, de sus mentes, de sus motivos, así como íbamos descubriendo nuestros propios modelos mentales.

Y ahí llegó el primer salto: así como pudimos preguntar ¿por qué? de las conductas de otros miembros de la sociedad humana incipiente, de nuestra tribu, en algún momento comenzamos a preguntar ¿por qué? de otros hechos, de hechos del ambiente en el que vivíamos o sobrevivíamos. Apareció el mito, para explicar el invierno, la fertilidad de la tierra, las fases de la luna, el ciclo del año, el andar del sol.

Habrá habido otras causas de la aparición del mito, que confluyeron con ésta: pero veo que ha habido desde entonces, la inclinación humana a explicar lo que lo rodea. Y parte de eso ha nacido de su capacidad de explicar (o tratar de explicar) las conductas de los otros humanos: al tener conciencia de su propia mente, formó "teorías de la mente" de sus compañeros, y de ahí, pasó a formar modelos, míticos, del primer y último compañero: la naturaleza.

Los primeros mitos usaron como explicación a animales y finalmente a dioses humanos. Es un tema muy interesante de estudiar, pero hoy quiero ir a lo que pasó después. Puede que haya pasado en varios puntos y lugares de la historia humana, pero en los antiguos griegos, surgió la idea de explicar la naturaleza sin apelar directamente a un mito, sino a un modelo que explicar los hechos. Tales de Mileto debe ser recordado como el primero que expuso su pensamiento sobre el tema: la naturaleza (la physis) estaba hecha de agua. Leo en su página de la Wikipedia:

Thales attempted to explain natural phenomena without reference to mythology and was tremendously influential in this respect. Almost all of the other pre-Socratic philosophers follow him in attempting to provide an explanation of ultimate substance, change, and the existence of the world -- without reference to mythology. Those philosophers were also influential, and eventually Thales' rejection of mythological explanations became an essential idea for the scientific revolution. He was also the first to define general principles and set forth hypotheses, and as a result has been dubbed the "Father of Science".

Habrá que estudiar mejor la sociedad griega de entonces. Tal vez es algo exagerado poner a Tales como "Padre de la Ciencia". Conceptos que hoy nos parecen más claros, como ciencia, en aquel entonces eran especulaciones, razonadas eso sí.

Pero a lo que voy, es que en algún punto, la pregunta ¿Por qué? aplicada a ¿por qué llueve? ¿por qué tiene fases la luna? ¿por qué hay guerras? comenzó a contestar de otra forma, cada vez más alejada del mito. Se formaron modelos no míticos.

Esto dió respuesta a esos interrogantes y a otros, dando conocimiento no vulgar, sino de causas y mecanismos. Aristóteles ya al comienzo de su Metafísica, distingue entre saber por saber algo (de puro arte de lo que hacemos) de saber por las causas. Para poner un ejemplo, Sea un mecánico que al escuchar tal ruido extraño de motor, sepa arreglarlo golpeando en una parte, pero que conozca eso sólo por haberlo aprendido de un maestro, y no por saber "tal parte del auto tiene demasiada presión, por tener tapado tal conducto, y golpeando acá, alivio esa presión". Ese mecánico sabe por arte, no por causa, modelos y mecanismos. (Disculpen el ejemplo, no sé mucho de autos ;-).

Un ejemplo de búsqueda de explicación de hechos apelando a modelos, y no simplemente a reglas, es cada capítulo de doctor House: un médico, ante un hecho normal en la guardia (tales síntomas), diagnostica lo que ya conoce de práctica (es gripe, se cae de maduro). Pero cuando un hecho, o haz de hechos (síntomas extraños), House y su equipo tratan de buscar una causa, muchas de las veces buscando mecanismos ("al taparse esa arteria, no apareció el síntoma que esperábamos cuando se hizo tal estudio; al hacer la tomografía, como la otra infección tapó a la secundaria, no vimos los nódulos que esperábamos...") y así. Debo agregar que, en medicina, muchos de los mecanismos de los tratamientos que aplicamos, son desconocidos: sabemos que algunas drogas hacen tal efecto. Pero en vez de aplicar la droga en la parte donde se necesita, prácticamente inundamos nuestro cuerpo con la droga. En otro post escribí algo como: es como tratar de arreglar un auto con problemas de fricción interna, tirándole baldes de aceite. En favor de la investigación farmacológica: en las últimas décadas hemos avanzado en el estudio de los mecanismos de los medicamentos que prescribimos, y en el funcionamiento de las células y sistemas de nuestros cuerpos.

Al llegar a Galileo y Copérnico, la actividad científica de buscar modelos explicativos ya estaba formada (basta recordar a Hiparco o Ptolomeo, explicando los cielos). Pero comienza a tomar forma no sólo explicar los hechos que se nos presentan, sino ir más allá de la experiencia, apelar al experimento. También aparece con el telescopio, la ampliación de nuestros sentidos. Y con el florecimiento de la tecnología y los modelos científicos, hoy tenemos aparatos que van más allá de los sentidos humanos, desde el telescopio Hubble, hasta el Larga Hadron Collider, hasta el tomógrafo de Dr. House.

Quiero destacar esto: este avance ha sido debido a la actividad científica. Ningún otro intento de obtener conocimiento (apelando a la intuición directa de la "cosa", al razonamiento en aislado, a alguna facultad mística...) nos ha dado conocimiento explicativo de tal nivel de detalle y éxito.

Y es acá, donde cambio de decir "ambiente" a realidad. El ambiente es lo que nos rodea inmediatamente, y al cual percibimos con sentidos y modelos naturales de nuestra mente (pienso que la mayor parte de Hume se dedica a "ambiente" más que a la realidad, y al conocimiento de todos días, más que al conocimiento explicativo, por ejemplo, cuando señala no hay causa y efecto). La realidad es lo que hay. No vemos ni percibimos átomos, electrones, campos, biopoblaciones, ni mercados. La ciencia forma conceptos y los pone a prueba. Así como modelos, leyes y mecanismos. Pero no los impone como dogma, sino en continua revisión.

Es hacia ese ¿Por qué? al que vamos, en la historia humana, de la mano de la ciencia. Tengo que escribir hasta dónde podemos aplicar ese camino, ese método científico, y cómo es ese tan mentado método. Por ahora, baste agregar que la ciencia (que no es una cosa, sino una actividad de varios humanos, y un conjunto de conocimientos acumulados revisables) prácticamente abraza el realismo (hay una realidad, no hay "realidad como yo lo veo"). También hay que aclarar que "la" ciencia, no es una: tenemos, como ciencias fácticas (de los hechos de la realidad, como oposición a las ciencias formales como la lógica y la matemática), ciencia física, ciencia química, ciencia biológica, y en algún momento, ciencias sociales, donde aparece lo humano, como historia, sociología, economía, etc. Cada una tiene su particularidad, pero, hasta donde veo, la actitud y método científico perdura. No todos son de esa opinión. Veré de ir estudiando y escribiendo sobre esas posturas, y lo que es más fácil ;-) sobre la mía.

Nos leemos!

Angel "Java" Lopez
http://www.ajlopez.com
http://twitter.com/ajlopez

Por ajlopez, en: Filosofía