Angel "Java" Lopez en Blog

Publicado el 18 de Agosto, 2010, 11:21

Quiero hoy escribir sobre este punto enumerado en:

Principales características de la ciencia fáctica

basado en lo descripto por el beato Mario Bunge en excelente libro "La ciencia, su método y filosofía".

La ciencia parte de los hechos, los respeta hasta cierto punto, y vuelve a ellos. Son tres puntos a destacar.

Primero, no es que la ciencia parte de la nada, o sólo del pensamiento (actitud racionalista, como la de Descartes). Parte de los hechos, pero no se queda en ellos. La actividad científica no es simple recolección de hechos, y menos de hechos sin relación. Tengo que destacar que los hechos, en su gran mayoría, no son hechos de simple observación: tienen, casi siempre, un componente de teoría. Un hecho observacional como "la galaxia X tiene corrimiento al rojo Y" que parece simple, tiene toda una teoría del espectro, líneas de absorción, etc. por debajo.

Yo distingo entre hecho y afirmación. Tengo que definir hecho (dará para otra serie de posts, sobre el realismo científico y su ontología), que el estado de alguna cosa o sistema de cosas, o el cambio de estado de una cosa o sistema de cosas. Siempre un hecho está vinculado con alguna cosa, y las cosas son los elementos de la realidad. Pero puedo adelantar por aquí: veo que "la galaxia X tiene corrimiento al rojo Y" es una afirmación, lo que puedo ver que refiere a un dato observacional, que es lo que nos llega, percibimos y organizamos de un hecho de la realidad. Un hecho no es falso o verdadero. Las afirmaciones son falsas o verdaderas (con grados), de acuerdo a su correspondencia con los hechos de la realidad.

Una afirmación, descripción en lenguaje humano de un hecho de la realidad, como "la galaxia X se aleja de nosotros", es otro tipo de "hecho" (afirmación sobre un hecho): uno que no es directamente observacional, sino derivado: se interpretea el corrimiento al rojo como resultado de la expansión del Universo. Pero no necesariamente es la única interpretación de un dato observacional más simple como el corrimiento al rojo de su espectro. Ver Ciencia y corrimiento al rojo. Hasta la palabra "galaxia" es un modelo que nos hacemos del dato observacional de apenas unos fotones que llegaron a nuestro telescopio. Lo que pasa, es que hay multitud de datos y modelos corroborados de distintas formas, que apuntan a que esa luz que vemos proviene de una galaxia (millones de estrellas) y no de una nebulosa o de una luciérnaga. Igual, para no tener que hacer a cada rato la distinción entre hecho y afirmación, de ahora en más puedo usar "hecho" como "afirmación de algo sobre la realidad, que tiene alguna correspondencia fuerte con ella, hasta donde sabemos", recordando siempre que la acepción original es "hecho como estado o cambio de estado de cosa o sistema de cosas de la realidad". Hecho observacional serán afirmaciones con menos teoría incorporada. Otros hechos tienen más que las observaciones puestos simples en ellos.

Otro ejemplo de dato observacional transformado en afirmación de un hecho: cuando Galileo ve las pequeñas estrellas, puntos luminosos que acompañan a Júpiter, a las pocas noches de observarlas las toma como lunas, satélites del planeta. Veamos que nunca Galileo "vió" a las lunas girar alrededor de Júpiter (hubiera tenido que estar sobre los planos de las órbitas para realmente observarlas). Vió puntos que interpretó como satélites, dadas las posiciones que observó que tomaban, a veces a la derecha, veces a la izquierda del planeta.

El segundo punto era: la ciencia respeta a los hechos, hasta un punto. No hay ciencia sin análisis. Muchas veces, la ciencia separa hechos, descarta otros. Galileo se concentró, en algún momento, en la Luna, no se perdió entre todo el cielo. Y la ciencia hasta produce nuevos hechos por experimento (no es necesario el experimento para que una actividad sea científica; la astronomía depende de la observación, más que del experimento). Un ejemplo notable de esto es lo que está pasando actualmente con el Large Hadron Collider.

El ejemplo de Galileo que mencioné más arriba, me sirve para el tercer punto que expuse al principio: la ciencia vuelve a los hechos. Galileo, luego de imaginar (gran cualidad humana, la imaginación) el modelo "esos puntos son satélites de Júpiter", volvió a observar, y trató de interpretar lo que veía en base a ese modelo. Si hubiera observado que uno de esos puntos se quedara en el firmamento, mientras que Júpiter se alejaba siguiendo su propia órbita, seguramente hubiera abandonado ese modelo, por lo menos para ese punto. Los hechos, una vez explicados, se revisan y se van contrastando contra las teoría, modelos, representaciones que vamos formando.

Temas pendientes: seguir explayándome sobre los puntos enumerados en Principales características de la ciencia fáctica y explicar con más detalle cosa y hecho.

Nos leemos!

Angel "Java" Lopez
http://www.ajlopez.com
http://twitter.com/ajlopez

Por ajlopez, en: Filosofía