Angel "Java" Lopez en Blog

Publicado el 17 de Octubre, 2010, 17:07

Ya estuve exponiendo en los posts anteriores de esta serie, sobre objetos y cosas. Vimos que las cosas son los objetos de la realidad. Y los objetos que no son cosas, son constructos. Mencioné que una cosa tiene propiedades, y que la propiedad universal de todas las cosas, es la propiedad de energía.

Llegó el momento de definir entonces a cosa:

Definición 1: Sea x el individuo material, y sea P(x) la colección de todas sus propiedades. Entonces llamamos cosa X al par <x, P(x)>

Veamos. Tenemos un individuo, x. Pero nunca aparece en la realidad en solitario, desnudo. Tenemos propiedades, pero nunca una propiedad material (hay propiedades de objetos constructos también) se desprende de la cosa de la que es propiedad. A la propiedad la separamos del individuo, conceptualmente. En la realidad, no se puede aislar, ni x ni ninguna de las P(x). Existen juntos. El individuo no precede a la cosa, ni las propiedades preceden a la cosa. Son "en rem" más que "ante rem".

Hablamos de P(x) sean conocidas o desconocidas. No llegamos todavía al tema del conocimiento. Estamos en ontología, no en gnoseología (conocimiento humano), ni en epistemología (conocimiento científico humano). Como organismos, distinguimos las cosas por algunas propiedades. También a veces distinguimos en nuestras percepciones algo que no es cosa, como cuando imaginamos una superficie de agua reflejando el cielo, adelante en la ruta, pero que en realidad es un espejismo. Pero, para distinguir ontológicamente a una cosa, y distinguirla de cualquier otra, tenemos que apelar a todas sus propiedades. Un tema a discutir, casi llegando a la cuántica: ¿podrá haber dos individuos con todas las mismas propiedades?

Damos a la cosa, una identidad: el individuo x. Así, un ser humano, un perro, un pez, tienen una identidad en el tiempo, aunque no son cosas eternas. Sus propiedades cambian, pero siguen siendo el mismo individuo. El electrón que deja la traza en la cámara de niebla, mantiene una identidad (como siempre, todas estas afirmaciones son parte de nuestro conocimiento, que puede cambiar. Por ejemplo, la propiedad de indivisible que dábamos a los átomos, no existió nunca: enunciamos un predicado que no correspondía a ninguna propiedad de la realidad).

Muchas cosas tienen la propiedad de su composición: están compuestas de otras cosas. Eso era una capacidad de todas las cosas: poder unirse a otra u otras, para formar otra cosa. Un organismo, por ejemplo, es entonces una cosa, un individuo con propiedades. Y está compuesto de cosas, que son otros individuos con propiedades (una célula por ejemplo). Vean que menciono individuo no como "individuo persona". En la definición de arriba me refiero a "individuo" en general.

Las cosas pueden nacer y desaparecer. Un sol puede explotar en nova, un organismo nacer y morir. Y mientras la cosa exista, sus propiedades cambian. No hay cosa que tenga todas sus propiedades inmutables. Como las cosas aparecen y desaparecen, la realidad no es un conjunto (como el conjunto de los números pares, cuyos elementos son siempre los mismos) sino una colección (elementos que cumplen con algo, pero que salen y entran de esa colección).

Las ciencias cuyos objetos son reales, se ocupan de las propiedades de las cosas, de cómo cambian, y de qué hay que considerar cosa o no. Una ciencia puede comenzar a manejar un candidato a cosa (como los taquiones en física) pero luego habrá que ver si realmente existen, si están en la realidad o no. Lo mismo está pasando ahora mismo con la búsqueda del bosón de Higgs. En su tiempo, se postuló el éter, o el élan vital en biología y filosofía de la biología.

Ese tipo de ciencias, se ocupan entonces de describir las cosas de su ámbito, su composición (una de las propiedades de muchas cosas, no propiedad universal, al parecer), sus propiedades en general. Se trata también de averiguar los caminos legales de los cambios en las propiedades. ¿Cuáles son las propiedades de tal tipo de cosas? ¿Cómo cambian? ¿Qué "camino legal" siguen en ese cambio?. Vamos a ver más adelante, que en este realismo que estoy describiendo, todas las propiedades cambian legalmente: sus cambios siguen alguna ley, aún una donde intervenga el azar (tendremos que explorar eso del azar en algún momento de esta serie).

También quiero destacar, que así como aparecen y desaparecen cosas (un fotón se emite, y luego se absorbe), también sobre una cosa aparecen, en su historia, propiedades y desaparecen propiedades. Tendremos que tratar, entonces, el interesantísimo tema de la emergencia de cosas y propiedades en la realidad.

Otro punto a destacar: las propiedades P(x) del individuo x, son del individuo. Si la cosa X (es decir, <x, P(x)>) tiene composición (está compuesta de cosas), sus elementos tienen sus propiedades. Hay que distinguir las propiedades de las cosas de las propiedades de sus elementos componentes. El que el agua sea húmeda no implica que la molécula de agua sea húmeda. Y hay que tener cuidado del sentido inverso: tener claro que decir "esta sociedad es egoísta" es una forma de hablar: la propiedad "es egoísta" se aplica a los individuos humanos. Aplicarla a la sociedad, se puede hacer, pero con cuidado y siempre recordando el salto que estamos haciendo. Recuerdo acá un punto a estudiar en esta serie: estamos hablando de propiedades materiales, en la realidad. Pero cuando hablamos, usamos predicados. Los predicados son la conceptualizacion de las propiedades (sean materiales o no). Por ahora, seguiremos estudiando el tema de propiedades.

El próximo paso (que quería comenzar ya hace dos posts atrás, pero vean que he tenido que poner algunos puntos antes, para que todo quede "clarito como huevo de tero" ;-), es los tipos de propiedades que encontramos en la realidad. Luego de eso, tendremos que ver cómo cambian, estado, espacio de estado, proceso, y sus equivalentes conceptuales.

Como siempre, escribo por mí, para no adosar cual error en esto a otra persona, pero, como en tantos otros posts, mi fuente principal ha sido el beato Bunge:

A la caza de la realidad, La controversia sobre el realismo. Mario Bunge. Editorial Gedisa
Fundamentos de biofilosofía. Martín Mahner, Mario Bunge. Editorial Siglo Veintinuno
Diccionario de filosofía. Mario Bunge

Nos leemos!

Angel "Java" Lopez
http://www.ajlopez.com
http://twitter.com/ajlopez

Por ajlopez, en: Filosofía