Angel "Java" Lopez en Blog

Publicado el 2 de Enero, 2011, 10:47

Ya he escrito bastante en esta serie ¿Qué es la realidad?, esperando que quede todo "clarito como huevo de tero" ;-) En el anterior post, toqué el tema del materialismo. Le llego la hora al tema de escribir sobre realismo, pues al fin, todo lo expuesto es una forma de realismo.

Al escribir de materialismo, hubo que definir, indicar a qué nos referimos con el término "materia". Al escribir de realismo, pasa lo mismo. Hay que definir qué es lo real. Mientras que había distintas definiciones de "materia" según los autores, con respecto a lo real hay menos divergencias. Puedo definir:

Definición: Lo real es lo que existe independientemente de cualquier sujeto.

Tengo que mejorar la definición, pero baste por ahora, como punto de partida. Habrá posturas no realistas (en el anterior post mencioné a Berkeley, puede servir de ejemplo). Pero el realismo se decanta por afirmar: hay objeto real (en mi postura, objeto concreto, objeto material, mi postura es un materialismo; por supuesto, "mi" postura es sólo mi forma de expresar algo que viene desarrollándose desde hace siglos). Y ese objeto existe en la realidad, sin depender de un sujeto. El árbol cae en el bosque, haya o no alguien que lo escuche.

En general, en filosofía, se supone sujeto como sujeto humano. El sujeto es un organismo sensible, que siente su ambiente, y construye modelos de lo que lo rodea. En el caso humano, va más allá: construye modelos de hasta lo "no percibido"; en los últimos siglos, hemos tenido un gran avance en esa actividad gracias a la ciencia. El realismo afirma, de alguna manera: "tenemos modelos, habrá modelos adecuados a la realidad, otros los descubriremos erróneos, pero cada modelo, concepto, representación a, b, c... termina refiriendo a objetos reales, X, Y, Z..... Hay propiedades de esos objetos reales que existen independientemente de todo sujeto que pueda o no percibirlas".

En mi postura, hay objetos reales detrás de términos como "electrón", "átomo", "molécula", "gato", "familia", "sociedad", "ecosistema", etc.

Si bien lo real existe independientemente de cualquier sujeto, nuestros conceptos, modelos, representaciones, no. Tampoco los fenómenos (hechos de la realidad) son independientes de sujeto: son hechos que dependen de por lo menos dos cosas: el objeto percibido y el sujeto que percibe. "Veo la mesa roja" implica "mesa" y algún ser sensible que distinga el color "rojo". Propiedades secundarias (que ya he discutido en algún post), son propiedades que dependen de dos cosas, el sistema objeto-sujeto. Pero puedo decir que un fenómeno es real, si es un hecho que implica estados y eventos sobre cosas reales, el objeto percibido (que no tiene que ser un espejismo) y el sujeto que pone lo suyo ("rojo", "caliente") en el fenómeno. De ahí que haya escrito que tengo que mejorar la definición de arriba, para el caso de los fenómenos. Otro caso son los pensamientos: son reales, porque son procesos sobre cosas reales (nuestro sistema nervioso, por lo menos). Pero eso nos llevaría más lejos hoy: al problema mente-cuerpo. En fin: debo aclarar que podemos decir:

la propiedad X es real
el proceso X es real

si son propiedades o procesos de cosas reales.

Una vez que tenemos definido "real", ¿cuál es la postura de un realismo? La tesis del realismo es:

Existen cosas reales

Es decir: la colección {x / x es real} no es vacío. Berkeley y otros no-realistas dirían: esa colección es vacía. Y todo realismo tendría que señalar que elementos están en esa colección, que al fin llamamos Realidad. Mi postura realista afirma que son las cosas (objetos concretos), y que esas cosas son materiales. Es un realismo materialista. Recordemos el postulado 3:

Postulado 3: las cosas existen en la realidad, los constructos no existen en la realidad

Podría, ahora, ponerlo como:

Postulado 3': todas las cosas y solamente ellas, con sus propiedades y cambios, son reales

Si recordamos, en mi postura, las cosas son objetos materiales, en oposición a objetos abstractos. Cosa equivale a objeto mudable, cosa es objeto que tiene propiedad energía. Entonces es una postura que IDENTIFICA materialidad con realidad. Es un realismo materialista.

Hay realismos que no adoptan el materialismo. Por ejemplo, Platón y Leibniz. Ya más de una vez comenté que para Platón hay cosas reales, que no dependen de nosotros, pero no son materiales: son sus "ideas" de las que las cosas de todos los días son apenas una sombra. Esto prueba algo: el realismo es lógicamente independiente del materialismo. Realismo no implica materialismo. Pero el materialismo casi implica realismo. Recordemos las tesis del materialismo:

M = { x / x es material } es una colección no vacía, hay x que son materiales
los elementos de M son los elementos del Universo

Sólo falta agregar:

los elementos del Universo son reales (es decir, son independientes de todo sujeto)

o algo como

la materia es real (no depende de un sujeto)

Un materialismo para el que la materia depende de un sujeto no sería realismo. Un materialismo así podría ser seguido por algunos que toman ligeramente algunas interpretaciones de la física cuántica.

¿Por qué, entonces, si el realismo es tan consistente y explicativo, existen posturas no realistas? Imagino varios caminos al no realismo. Uno, la tendencia humana a estar en el centro de todo. Aún la física cuántica fue tomada para volver a ponernos en el centro, como algo especial, que al final determina de alguna forma lo que existe. Eso siempre seduce: no seríamos un organismo contingente, sino necesario. Ya varias veces escribí en contra de esa postura, y voy a seguir escribiendo. Otra razón para el no realismo: confundir ser percibido con interactuar. A ver si me explico. El tema, que tenemos que tratar en esta serie dentro de poco, es que las cosas existen, pero nunca aisladas. He descripto que las cosas tienen cambios, cambios legales, procesos, forman sistemas, y hay mecanismos en esos sistemas para provocar cambios. Al cambiar, una cosa, en general, va a interactuar con otra cosa. ¿Qué significa esto? Que al cambiar la cosa X, puede provocar un cambio en la cosa Y. Una cosa cambia, y "se nota su cambio" porque altera otra cosa. Un electrón que no interaccionara con nada, que no doblara en un campo magnético, que no emitiera ni absorviera fotones, al fin, sería indistinguible de la nada. Lo que sucede, es que las cosas reales, si bien existen de forma independientes de sujetos, manifiestan su existencia interactuando con otras cosas. Este es un punto interesante que tendré que explicar. Hasta podría desembocar en: lo que existen son los cambios, no las cosas. Pero, en mi opinión, eso es ir demasiado lejos (creo que Hegel tiene esa idea). Solamente podríamos discutir eso a niveles como la física cuántica, cuando discutamos los X cosas más elementales que hemos podido encontrar. Pero dejando de lado ese punto (a discutir en otro momento), todos los cambios se nos dan sobre cosas, y hasta ahora, ha sido fructífero poner X, una cosa tal vez elusiva, con propiedades y cambios, y designar como "electrón" a ese X, sin dejar de discutir la naturaleza de X. El que las cosas sean díficiles de tratar y descubrir, es lo que me ha llevado, luego de décadas de ver alternativas, a afirmar que la actividad científica, junto con la filosofía crítica, lo que nos da el mejor camino para llegar a la realidad (tema que estoy comenzando a tratar en Los caminos a la realidad).

Les recuerdo: en mi postura, las cosas no son sólo "electrón", "neutrino", las "partículas elementales" de la física. Eso sería una postura fisicista que dice: lo que existe son esos elementos, lo demás no "existe" sino que son agregados de esas cosas en sí. En esta postura que estoy exponiendo en esta serie, los agregados son cosas: esto nos permitirá explorar temas como sistemas y emergentes. Son los próximos temas a tratar.

Como otras veces, mi fuente principal es el beato Bunge:

A la caza de la realidad, La controversia sobre el realismo. Mario Bunge. Editorial Gedisa

Nos leemos!

Angel "Java" Lopez
http://www.ajlopez.com
http://twitter.com/ajlopez

Por ajlopez, en: Filosofía