Angel "Java" Lopez en Blog

30 de Enero, 2011


Publicado el 30 de Enero, 2011, 13:39

Ya presenté en los primeros posts de esta serie ¿Qué es la Realidad? la faceta ontológica de esta, mi postura realista. Es decir, expuse qué encontramos en la realidad, cuáles son los elementos que la constituyen, y las aislamos de otros elementos que manejamos (como los conceptuales, ideas, etc...). Todo eso es también un modelo, como quedo expuesto en un post sobre los elementos reales y conceptuales. También presenté al sujeto, y ahí comenzamos a visitar otra cara del realismo: el realismo gnoseológico, sobre el conocimiento de la realidad. Veamos hoy de enumerar más claramente esas caras y otras de una postura realista (sigo acá, casi literalmente, a mi fuente principal, el beato Bunge).

1. Realismo ontológico: el mundo exterior existe independiente del sujeto cognoscente.

2. Realismo gnoseológico:
  2.a) Es posible conocer el mundo (podemos discutir cuánto podemos conocer)
  2.b) Todo conocimiento de hechos es incompleto y falible, y mucho de él es indirecto. Esto nos obliga a seguir un método no ingenuo de llegar a la realidad (ver punto 4).

3. Realismo semántico:
  3.a) Algunas proposiciones se refieren a (tratan de) hechos (estados o cambios de estados de cosas o sistemas de cosas, que son objetos reales)
  3.b) Algunas de esas proposiciones (fácticas, sobre hechos)  son aproximadamente verdaderas (vean que diferenciamos entre proposición y hecho; una cosa es lo que decimos, afirmamos; otra es lo que es).
  3.c) En principio, toda aproximación es perfectible

4. Realismo metodológico: la mejor estrategia para el explorar el mundo es el método científico (cientificismo)

5. Realismo axiológico: hay valores objetivos (que pueden discutirse, sin poner subjetividad) tales como la salud, el conomiento, la seguridad, la paz, la protección ambiental y la equidad. (por contraste, un valor subjetivos sería la belleza, por ejemplo).

6. Realismo moral: hay (a) hechos morales, como las acciones egoístas o generosas, y por otro lado hay (b) principios morales verdaderos, ejemplo "La solidaridad y la democracia favorecen la coexistencia", "Los derechos, para ser justos y respetados, deben estar equilibrados con los deberes".

7. Realismo práctico: hay pares "medios-fines" objetivos, tales como "trabajo, bienestar", "conocimiento, eficiencia", "participación, democracia".

Es más de lo que quiero visitar en esta serie. Pero era importante exponer la lista completa que expone Bunge. En mis posts trato el punto 1, principalmente, con algunas dosis de los puntos 2 y 3. El punto 4, llamado también cientificismo, es la parte que hace de este realismo un realismo científico (así lo encontraran en la literatura). El punto 2b fue, por ejemplo, enunciado por Max Plank, cuando escribió "El mundo exterior real no es directamente observable". Es porque como organismos, observamos el ambiente, no la realidad (leer Ciencia, conciencia y realidad). Entonces, no estamos naturalmente dotados para lidiar con la realidad. Ese punto 2b, es una respuesta a la corriente positivista que afirmaba que las impresiones de los sentidos proveen conocimiento directo y que son la única fuente de conocimiento. Sorprendentemente, hay nuevas corrientes que afirman llegar a conocer la realidad, o descubrir aspectos de ellos, desde actividades humanas, muy onda new age. Y otras, que afirman que los resultados científicos son simplemente convenciones entre grupos de científicos (tendría que escribir sobre el tema, Latour, Woolgar, por ejemplo). Estoy comenzando a escribir la serie Los caminos a la realidad, sobre esos temas. Verán, como ya se imaginan, que desembocaré en el punto 4: la mejor manera que hemos encontrado, hasta ahora, es la actividad científica.

A veces se piensa que el conocimiento que consigue el realismo científico es preciso. No, de ahí la afirmación 2b (llamada falibilismo) que se equilibra con el 3c (llamada meliorismo). Es más, el aparición frecuente del error es quizás una ayuda que recibimos en el camino del conocimiento. De alguna forma, prueba la existencia del mundo real. Si nosotros construyéramos el mundo, nuestras verdades no tendrían diferencia con él. En cambio, la realidad justamente se encarga de desmentirnos. Lo que construimos son modelos, representaciones, no la realidad. El error pone de manifiesto esa gran diferencia de categorías: una cosa es lo que es, otra es la imagen, modelo, representación que tenemos de ella. El error también desmiente a gente como Bergson y Husserl, y otros de esa calaña, que afirman que poseemos un acceso instantáneo a la realidad.

Así como tenemos estas tesis realistas, alguien podría proponer otras. Y hasta negar alguno de los pilares del realismo, y llegar a una postura antirrealista. Por ejemplo, se podría atacar la tesis 2, y afirmar que todo conocimiento es subjetivo, y se deriva directamente de la experiencia. Tendremos que visitar alguna vez ese tema, donde volverá a parecer el sujeto. Y también destacar algo que ya apareció: la diferencia entre fenómeno y noumeno.

La lista de estas tesis fue tomada de mi fuente principal la obra el beato Bunge:

A la caza de la realidad, La controversia sobre el realismo. Mario Bunge. Editorial Gedisa

Está en el capítulo 1, sección 8, Realismo.

Nos leemos!

Angel "Java" Lopez
http://www.ajlopez.com/
http://twitter.com/ajlopez

Por ajlopez, en: Filosofía