Angel "Java" Lopez en Blog

13 de Marzo, 2011


Publicado el 13 de Marzo, 2011, 11:04

En el anterior post de esta serie sobre ¿Qué es la realidad? dejé planteado dos orígenes de los cambios en la realidad: causa y azar. Hoy me toca escribir más en detalle sobre el primero: la causa.

Vemos cambios en las cosas, sean desde cosas simples, hasta organismos, sociedades y galaxias. Hemos aprendido a conocer mejor esos cambios, que primero se nos aparecían en los sentidos, gracias al a actividad científica. Hoy tenemos modelos de cambios y evolución de galaxias, que nada de los sentidos y capacidades humanas en solitario nos hubiera dado. Aún seguimos investigando, tanto en ciencias naturales como sociales, sobre cómo esos cambios son causados. Averiguar si hay causa y cuál es, es algo que queda a determinar en la actividad científica y en el conocimiento que va produciendo. Pero desde el punto ontológico, de lo que es y sucede en la realidad, podemos mostrar qué es eso de la causa. Hay términos que se refieren a eso, como los términos causación, causalidad. Hay una expresión más fuerte que es el principio de causalidad: todo cambio tiene causa. Veremos que ese principio está en cuestión, como adelanté en mi anterior post: hay cambios originados en el azar, otro tema que tendré que comentar en próximos posts. Hay que discutir si ese azar es fundamental (por ejemplo, el que aparece en la física cuántica, como el ejemplo de "tomar la foto de la moneda cuántica") o es derivado (como el producido por la participación de muchos elementos, como en los movimientos de un gas). Pero no podemos obviar el azar en la discusión de los cambios en la realidad.

Pero hoy quiero escribir sobre las causas. Veamos ejemplos. Cuando una bola de billar choca a otra en reposo, cambia su cantidad de movimiento, su dirección y cambia esas propiedades a su compañera. Cuando una ameba encuentra un ámbito hostil, comienza a mover sus pseudópodos para alejarse de ese lugar. Cuando nuestra mano toca algo demasiado caliente, nuestro brazo se retira. Cuando aparece un nuevo producto en el mercado, la gente lo adopta. En varios de esos cambios, veo lo siguiente: una cadena de cambios. La ameba no se mueve porque sí. Primero, tiene sensores que miden el PHP u otra propiedad del ambiente, que provocan una señal que activa tal otra parte de su organismo, y finalmente, luego de una cadena de cambios causales, sus pseudópodos se mueven. Nuestra piel "sensa" el calor excesivo, transmite esa información por nervios, llega a parte de nuestro sistema nervioso, y provoca cambios en nervios que terminan provocando cambios en los músculos que terminan contrayéndose. Y así podría seguir.

Entonces, muchos cambios exhiben una cadena de causas. Son procesos que involucran varias cosas, y cambios en sus estados. Decimos que el proceso es causal cuando podemos ver que todos esos cambios no son porque sí, ni provocados por el azar, sino por causa. Entonces, ¿qué es ese elemento final, causa?

Bien, adopto esta definición:

El evento Y en la cosa B es causado por el evento X en la cosa A (distinta de B) si hay transferencia de energía entre A y B por haber sucedido X.

Hay puntos para destacar y comentar. Primero, la existencia de transferencia de energía. Ya comenté la importancia de la energía en la realidad: una propiedad universal de las cosas. Ahora bien, no parece haber relación causal (entre dos eventos) sin transferencia de energía. Busquen, busquen, y no encontrarán. Segundo, me concentro en causas, en relación causal, entre dos cosas distintas. Habrá que investigar qué cambios en las cosas son provocados por causas (nacidas en cambios en otras cosas) y las que son provocadas sin intervención de relación causal. Lo que afirma esta corriente de realismo que expongo: casi todos los cambios son causados (evento en B viene de evento en A, con transferencia de energía). El principio de causalidad le sacaría el "casi". Pero por lo que conocemos, ese "casi todo" abarca una abrumadora mayoría de cambios.

Tercero: la transferencia de energía inicial de un proceso causal no tienen que ser proporcional al resultado. Con solo apretar un botón, podemos lanzar una batería de misiles intercontinentales y destruir un país enemigo. Por lo que sabemos, no se pierde energía: si bien la energía inicial puede ser minúscula, en otros pasos del proceso causal la transferencia de energía puede ir aumentando. Pero no se crea ni destruye energía (de nuevo, una afirmación a corroborar con la actividad científica: nuestras capacidades humanas en solitario, sentidos, intuición, no puede llegar a una afirmación así con corroboración; por ejemplo, no tenemos sentidos para "medir energía").

Lo que pasa en el caso del misil, es que en un paso de la cadena causal nos encontramos con un sistema, cosas, que están en un estado de "touch and go": el combustible químico está en un estado que necesita de un simple "trigger", disparador, una chispa, para liberar su energía interna en reacciones químicas.

Este tipo de procesos, donde la energía transferida inicial es sumamente diferente del resto de las transferencias, pone en el tapete otro punto: el resultado final puede variar mucho, dependiendo de mínimas condiciones iniciales. Es el ejemplo imaginario de "el vuelo de una mariposa en un lugar del mundo termina provocando una tormenta en otro punto alejado". Es un ejemplo que nació para ejemplificar el descubrimiento de algo que llamamos caos. Justamente, hoy en procesos dinámicos, se dice que algo es caótico si ante un cambio mínimo en las condiciones iniciales hay un gran cambio en los resultados finales. Pero eso sería tema para otro posts.

Por ahora, queda presentado el tema de causa, causación. Queda reducido el alcance del principio de causalidad. Tengo que escribir sobre algunos ejemplos de causas, algunos ejemplos de modelos de causalidad equivocados y cómo luego llegamos a modelos más correctos. Y luego, pasar a un tema también grande: el azar y su papel en la realidad.

Algunos enlaces para estudiar:

http://en.wikipedia.org/wiki/Causality
http://plato.stanford.edu/entries/causation-metaphysics/
http://plato.stanford.edu/entries/aristotle-causality/ (un tema a tratar fuera de esta serie, los cuatro tipos de causa de Aristóteles, y cómo la ciencia natural hoy busca la causa eficiente; pero sin olvidar que en ciencias sociales tenemos que volver a poner causa final de alguna forma)
http://plato.stanford.edu/entries/kant-hume-causality/ (tanto para discutir con Kant y Hume)
http://plato.stanford.edu/entries/leibniz-causation/ (la posición de Leibniz, el principio de razón suficiente; tendría que comentar la crítica de Voltaire y su Dr. Pangloss en Cándido, notablemente retomada en el siglo pasado por Stephen Jay Gould y Lewontin)
The fall and rise of Dr Pangloss: adaptationism and the Spandrels paper 20 years later (un tema para tratar, en otro post, fuera o no de esta serie: la exaptación, otro concepto que ayuda a remover causas finales en evolución biológica)

Como tantas otras veces, mi fuente principal fue el beato Bunge, esta vez dos libros, el segundo un clásico del tema:

A la caza de la realidad, La controversia sobre el realismo. Mario Bunge.
La causalidad: el principio de causalidad en la ciencia moderna Mario Bunge, publicado en 1959, varias reediciones. Descubro, con satisfacción, que está alineado con mis posts Conceptos, Modelos, Mecanismos y Ciencia, y Ciencia es más que leyes. (Notablemente, en el humanismo argentino, perduran las ideas de Hempel, y quizás Popper, como predominantes).

Como aperitivo y ejemplo de cadena de causas impresionante, les dejo un video sobre una Máquina Rube Goldberg:

Y les recuerdo un post que escribí hace un tiempo, sobre cuál es "the ultimate Rube Goldberg Machine".

Más videos de Rube Goldberg Machine: http://comicon.com/pulse/index.php/2010/03/08/five-great-rube-goldberg-youtube-videos/

Nos leemos!

Angel "Java" Lopez
http://www.ajlopez.com
http://twitter.com/ajlopez

Por ajlopez, en: Filosofía