Angel "Java" Lopez en Blog

Publicado el 4 de Abril, 2011, 2:24

Ya comenté en Primeros contactos con la ciencia: Tecnirama lo que influyó en mi infancia el tener esos diez tomos de fascículos de Tecnirama, revista de ciencia y técnica. En esas páginas me encontré por primera vez con temas que aún me acompañan. Fue, a todas luces, una gran influencia en la formación de lo que me gusta estudiar, aprender y aplicar. Mi generación es una que creció con la llegada del hombre a la Luna, con la aparición del modelo estándar de partículas elementales, con Asimov, Gamow, Gould, Dawkins, Gardner, y más.

Pero en mi infancia, todavía no había llegado a tantas lecturas. Tecnirama era mi fuente principal de todo lo que me interesaba. Un tema que presentaba en más de un artículo, era cómo volaban los aviones, en particular, leí un artículos de aviones jet, y los distintos tipos de motores que tenían (recuerdo aún hoy la palabra "estratorreactor" ;-).

Un domingo, en la casa de un amigo de mi padre, el hijo de éste (yo un niño, él ya mayor de veinte años) de éste me preguntó sobre el tema. Yo, animado, comenté varias cosas de lo que había leído: como siempre, me entusiasma hablar de lo que aprendo. Pero, luego de algunas preguntas, mi interlocutor me señaló algo: yo sabía mucho de estratorreactores y jets, pero me faltaba algo: conocer el principio de acción y reacción sobre lo que todo esto se basaba.

Tenía razón. Me mosqueó un poco descubrir esa falta en lo que creía saber. Desde entonces, he tratado de buscar siempre, en cada tema, los fundamentos del mismo. No me preocupa tanto saber de cada detalle, como tener claro, muy claro, las bases de una rama del conocimiento. No siempre me es posible, pero por lo menos, trato el esfuerzo. Eso me ha llevado a revisar, leer, releer, y volver a revisar cada cosa que estudio. Es una forma larga de aprender, pero me satisface cuando llego a realmente entender el núcleo, fundamento y base de un tema. Que me quede clarito como huevo de tero ;-).

Por ejemplo, si estudio grupos en matemáticas, puedo no recordar o demostrar los teoremas de Silow, pero sí trato de recordar lo importante de los grupos: las transformaciones, los morfismos entre grupos, grupos operando sobre conjuntos, y subgrupos normales; cómo construir grupos desde otros; cómo los subgrupos normales revelan las simetrías del grupo. Ahí está, al final, el quid: las simetrías.

Con el tiempo, también adopté otra estrategia: interesarme por el desarrollo histórico del tema. Quizás se me haya plantado con la lectura del excelente "Evolución de la Física" de Einstein e Infeld (lo mencioné en El gran misterio). O por el mejor libro de mi biblioteca (del que tengo post pendiente).

Nos leemos!

Angel "Java" Lopez
http://www.ajlopez.com
http://twitter.com/ajlopez

Por ajlopez, en: Ciencia