Angel "Java" Lopez en Blog

Publicado el 1 de Mayo, 2011, 19:15

Ya he comentado en esta serie sobre la realidad, que las cosas pueden ser simples o compuestas. Y hay cosas compuestas que son sistemas: sus partes no son simples asociaciones, sino que tienen una estructura y mecanismos (procesos que modifican o mantienen la cosa compuesta). Leer, por ejemplo:

Cosas, agregación y combinación
Sistemas, mecanismos y vida

Algo que fue apareciendo en los últimos posts es que tenemos sistemas físicos, químicos, sociales. Y hasta mencioné vida. Es tiempo entonces, de comentar hoy el tema niveles.

En un nivel, digamos físico, tenemos electrones, protones, y neutrones. En otro nivel, tenemos composición de esos elementos formando sistemas (no simples rejuntes): átomos, moléculas. Podemos hablar de un nivel químico. Luego, esas moléculas pueden ser cada vez más complejas, y tenemos enzimas, proteínas, ADN, compuestos químicos orgánicos, que terminan constituyendo organismos simplísimos (desde virus a bacterias) y luego organismos multicelulares (cosas compuestas, organismos, con elementos células). Aparece en nuestra discusión el tema de la vida.

Pero ¿qué es un nivel de la realidad? (menciono "nivel de realidad" porque también podemos encontrar niveles en temas conceptuales) Un nivel de la realidad no es una cosa: es una colección de cosas, un conjunto que "armamos" para organizar, separar mejor lo que encontramos en la realidad. Pero no es una simple rejunte: tiene su base en la realidad. Puedo describir:

- Un nivel de la realidad N1 es "anterior" al nivel de la realidad N2 si todas los elementos (cosas) de ese nivel están compuestas de elementos (cosas) del nivel de la realidad N1.

Es por eso que puedo decir: nivel químico (N2), donde sus elementos (moléculas, átomos, iones, podemos discutir la clasificación) son compuestos (agregaría, son sistemas) de elementos del nivel físico (N1), como electrones, protones, neutrones.

Esa composición y relación entre niveles, no es un tema trivial, ni evidente: pasaron siglos para que, como humanos, tuviéramos actividad científica que nos revelara este tipo de composición. Por ejemplo, para Aristóteles y compañía, había una "cadena del ser", pero no era como lo de arriba: Aristóteles no conocía la composición de los organismos, y hasta rechazaba la incipiente teoría atómica de Demócrito y seguidores. Es gracias a la ciencia que hemos llegado a develar la existencia concreta (no solamente vagas intuiciones) de la existencia de niveles en la realidad.

Y agrego más: como comenté en el anterior post, el estudio de los organismos vivos ha sido importante, porque nos ha mostrado dos grandes puntos: lo interesante y complejo que puede ser un nivel superior (el nivel biológico, basado en un nivel químico, orgánico si quieren), y segundo: que los niveles no existieron por siempre. La vida apareció (algo que no estuvo claro por centurias, sino vagamente intuido): no siempre existió el nivel biológico. La cosmología nos ha llevado también a modelos donde el nivel químico no existió desde siempre, sino que apareció.

Pero cada cosa que apareció en un nivel, hasta donde sabemos, se ha explicado por los mecanismos del nivel anterior. Un tema a investigar: emergencia de niveles, emergencia de cosas y sistemas, y algo relacionado: la autoformación de cosas (ejemplo: semilla a árbol, de embrión a organismo).

Como otras veces, mi fuente principal ha sido el beato Bunge, aunque tratando de exponerlo con mis propias palabras y expresiones. Pero esta vez, he consultado el libro Emergencia y convergencia, novedad cualitativa y unidad del conocimiento, editorial Gedisa.

Nos leemos!

Angel "Java" Lopez
http://www.ajlopez.com
http://twitter.com/ajlopez

Por ajlopez, en: Filosofía