Angel "Java" Lopez en Blog

Publicado el 22 de Mayo, 2011, 16:01

Primer post
Anterior post
Siguiente post

Me gustaría mejorar mi exposición sobre sistemas, centrándome hoy en uno de sus elementos. Tenemos cosas en la realidad, y hay cosas compuestas. También tenemos objetos en general (sean concretos, o sea cosas de la realidad, o conceptuales). Los objetos pueden estar compuestos de otros objetos (los objetos conceptuales compuestos tienen elementos conceptuales, los objetos concretos compuestos tienen elementos concretos). Y esas partes establecen relaciones. Ver Cosas, Agregación, Combinación. Pero no todos los objetos compuestos forman sistemas. Veamos esto en más detalle.

Primero, podemos decir:

Estructura de un objeto (concreto o conceptual) compuesto, es la colección de las relaciones de sus componentes.

Si yo coloco dos sillas, una al lado de la otra, ambas comienzan a tener una relación "estar a la izquireda de", o "estar a la derecha de". Pero no forman un sistema aún. En cambio, las partes de madera, metal de cada silla, tienen una relación más fuerte entre ellas. ¿Cuál es la distinción entre ambas formas de relación? Pues bien, hay relaciones no vinculantes y relaciones vinculantes. Estas últimas tienen una característica distintiva: cambian las cosas relacionadas. Una relación vinculante no cambia los relacionantes. Al principio, tenemos elementos sin relación:

y después los relacionamos:

Pero sin transformarlos. En cambio, una relación vinculante, los transforma:

El ejemplo más sencillo de vinculante que se me ocurre, es construir algo con bloques de Lego: los bloques ven afectado su libertad de movimiento, y comienzan a formar una cosa compuesta, muchas veces un cuerpo rígido (esta es la razón de la imagen del principio ;-). Otro ejemplo es el cardumen (como mostré en este post). Los peces, como elementos, no se ven en principio "cambiados". Pero cambia algo: su conducta. Una explicación de su forma de moverse es: cada pez se guía por sus vecinos. Eso hace que en ese sistema "levemente vinculado" (el cardumen puede partirse en dos al atravesar un obstáculo, y hasta desaparecer al verse sus elementos asustados por una presa), tenga una propiedad nueva: coherencia de movimiento.

Entonces, las relaciones de los componentes de un objeto son la unión de dos conjuntos. Sea S la estructura que definimos arriba. Entonces:

S = V unión NV

Donde V son las relaciones vinculantes, y NV las relaciones no vinculantes, y esos dos conjuntos son disjuntos (no tienen elementos en común). Y entonces, podemos declarar:

En un sistema, las relaciones vinculantes son un conjunto no vacío.

Es decir, en la estructura de un sistema encontramos relaciones vinculantes siempre. Eso es una característica ineludible de todo sistema. Donde hay objetos, sin relaciones vinculantes, no hay sistema. Ya expuse ejemplos de sistemas, y me queda pendiente proponer otros, por ejemplo, sistemas sociales. Para aplicar la característica de relaciones vinculantes, y reconocer un sistema, hay que descubrir su composición (elementos) y sus relaciones. En general, reconocemos sistemas (como el cardumen) antes que sus relaciones vinculantes (explicación por cambio en la conducta de movimiento de cada pez), via sus propiedades emergentes (vemos al cardumen actuar con movimiento coordinado). Esto es interesante: reconocemos al cardumen, cuando lo vemos, como una cosa. La explicación de por qué se mantiene, es más elaborada: alguien con conocimiento ingenuo podría decir que se mantienen unidos por la mano de Neptuno. Sólo con esfuerzo podemos proponer un modelo de su "mantenimiento" como cardumen. Es el tema a analizar en el próximo post (espero): mecanismos en sistemas.

No confundir estructura con sistema. Acá me concentro en los sistemas reales, concretos. Un sistema concreto (no conceptual) es una cosa, un individuo. Una estructura no existe "per se", ni "ante rem" (como si existiera antes que los individuos que tienen esa estructura): una estructura real, como las propiedades y procesos reales, sólo se da en una cosa compuesta.

Algo más, para mí sumamente interesante: vean que las fuerzas involucradas en la formación de los sistemas pequeños (como el núcleo atómico) son más fuertes, involucran mayor cantidad de energía, que las relaciones establecidas en sistemas más grandes. Ese es un punto a investigar en mi serie Qué está haciendo el Universo, y una próxima serie sobre la base de la vida.

Resumiendo: en objetos compuestos, tenemos estructura (el conjunto de las relaciones entre sus partes). En las estructuras pueden haber relaciones vinculantes y no vinculantes. En los sistemas, siempre hay alguna relación vinculante.

Como otras veces, mi fuente principal ha sido el beato Bunge, en especial su excelente libro: Emergencia y convergencia, novedad cualitativa y unidad del conocimiento, editorial Gedisa. En particular, Capítulo 1, "Parte y todo, resultante y emergente", Sección 4: "Estructura y Mecanismos".

Nos leemos!

Angel "Java" Lopez
http://www.ajlopez.com
http://twitter.com/ajlopez

Por ajlopez, en: Filosofía