Angel "Java" Lopez en Blog

Publicado el 26 de Mayo, 2011, 6:08

Ya había comentado un fragmento de Blas Pascal (1623-1662) sobre este tema en:

El ser humano ante el infinito, según Pascal

Pero no había comentado todo lo que Pascal escribió. Hoy me encuentro con otro fragmento, de la misma obra, sus "Pensamientos", sobre lo infinitamente pequeño, relacionado con la biología:

¿Qué es el hombre en lo infinito? Pues, para presentarle otro prodigio no menos asombroso, que busque en todo lo que conozca las cosas más delicadas. Que una cresa [larva] le ofrezca en la pequeñez de su cuerpo partes incomparablemente más pequeñas, piernas con articulaciones, venas en estas piernas, sangre en estas venas, humores en esta sangre, gotas en estos humores, vapores en estas gotas; que, dividiendo aún estas últimas cosas, agote sus recursos en estas concepciones, y que el último esfuerzo mental que haga sea ahora el de seguir nuestro discurso; acaso piense, entonces, que ha llegado a la extrema pequeñez de la naturaleza. Yo quiero mostrarle aquí mismo un nuevo abismo. Quiero pintarle, no sólo el universo visible sino la inmensidad que cabe concebir de la naturaleza, dentro de los límites de este escorzo de átomo. Que vea en él una infinidad de universos que poseen su propio firmamento, sus planetas, su tierra, en la misma proporción que el mundo visible: en esta tierra, animales, y en fin, cresas, en las cuales encontrará de nuevo lo que los primeros produjeron; y encontrando aún en los demás lo mismo, sin fin ni discanso, que se pierda en estas maravillas tan asombrosas en su pequeñez como las otras en su magnitud.

Hay que tener en cuenta que en ese entonces, ya se conocían los descubrimientos de Leeuwenhoek y otros, con el uso de los primeros microscopios. El texto de Pascal lo encuentro citado en el libro "Introducción a la historia de la biología" de Jean Rostand. Curiosamente, esta visión de Pascal ilustra lo que se pensaba fácilmente en aquel entonces: que lo infinitamente pequeño no tenía, quizás, límite. Ante lo asombroso de los descubrimientos de la existencia de los microorganismos, la gente aceptaba que bien pudiera haber un descenso infinito hacia lo pequeño.

Nos leemos!

Angel "Java" Lopez
http://www.ajlopez.com
http://twitter.com/ajlopez

Por ajlopez, en: Ciencia