Angel "Java" Lopez en Blog

Publicado el 3 de Julio, 2011, 16:31

Primer Post
Anterior Post
Siguiente Post

En este larga serie comencé tratando la postura realista: hay una realidad. Y podría haber terminado ahí, hace como veinte posts. Sin embargo, me extendí para incluir sistemas y todo lo relacionado. Ver

Sistemas

¿Por qué? Porque más allá del realismo (y en particular, el realismo científico) quería comentar sobre el sistemismo. Luego de afirmar que los elementos de la realidad son las cosas (y materiales, con energía, mutables), afirmo algo más: en la realidad, toda cosa es un sistema o parte de un sistema. Es esa postura la que tenemos siempre que recordar, para aproximarnos a la realidad. Es por eso que tenemos análisis y síntesis.

Hay que hacer hincapié en el sistemismo porque no está muy difundido o está mal entendido. Apareció con la modernidad: encontramos sistema solar a partir de Newton. Y Harvey comenzó a considerar el sistema cardiovascular. Otras descripciones de sistemas, como el digestivo, el endocrino, el nervioso central, son aún más modernos. Otro ejemplo es ecosistema: algo aparece en Humbolt, pero es recién en el siglo pasado donde despega como elemento importante a estudiar.

Es comprensible que, si bien sus modelos nacen con la modernidad, los sistemas no han sido más discutidos: es más fácil el análisis que la síntesis. Ante una nueva rama del conocimiento o un nuevo tema, el análisis es lo primero que aparece. Obtenemos más comprensión al analizar en todo en partes, para iniciarnos en algo, que frecuentemente nos olvidamos de la síntesis.

Como ejemplo temprano de consideración de sistemas, tenemos al barón D Holbach (1723-1789) filósofo y enciclopedista. Autor del "El sistema de la naturaleza", y también "El sistema social". Fue uno de los precursores de lo que hoy llamamos sistemismo, pero fue resistido por sus ideas radicales. Sus libros llegaron a estar prohibidos en Francia.

Al abrazar el sistemismo, reconocemos que nada existe en el vacío: ni las mercancías, personas, ni aún átomos. Todo interacciona con alguna otra parte.

El sistemismo es, entonces, una alternativa al individualismo, donde lo que predomina es el individuo. Para trazar un paralelo, si el individualismo se aplicar a química, explicaría las moléculas de agua, pero no podría llegar a reconocer o tratar las propiedades emergentes, como la humedad del agua, propiedad de multitud de moléculas, pero ausente en cada una. Es por eso que el sistemismo, aplicado en ciencias sociales, no se queda solamente en el individuo sino que reconoce propiedades emergentes en sistemas sociales, como la estabilidad, la división del trabajo, y la seguridad.

Pero no hay que confundir el sistemismo con el holismo: donde al parecer, no se puede entender nada si se lo parte en componentes y solo se "aprehende" la totalidad. Nuestras capacidades humanas no son favorables a ese tipo de "aprehensión", de captar la totalidad como una intuición que nos viene. Tenemos algunas intuiciones, pero hemos avanzado cuando aplicamos el análisis, SIN OLVIDAR la síntesis. La naturaleza de los sistemas que encontramos (organismos, sociedades, átomos) nos dice: si bien un sistema también es una cosa, y participa de otros sistemas (como un ser humano, que es un sistema, y participa de sistemas como la familia, la sociedad, el mercado), también se lo puede estudiar olvidando momentáneamente su relación con el resto de la realidad. Así, podemos estudiar al ser humano como organismo biológico, sin invocar a cada momento su relación con otros sistemas. Solamente hay que avanzar todo lo que se pueda avanzar con esa posición, y luego, sumar otros sistemas cuando sea necesario. Esto es posible porque los vínculos con el resto de la realidad se van debilitando, no establecemos los mismos vínculos con todo. Ejemplo física: si bien la gravedad es universal, podemos tratar el "funcionamiento" del sistema solar ignorando galaxias lejanas.

Es de destacar que, en el siglo pasado, la investigación de sistemas es desarrollada por el biólogo Ludwig von Bertalanffy. Yo tengo pendiente la relectura de su "Teoría general de sistemas", que leí en los ochenta (me pareció demasiada abarcativa). Lamentablemente, mucho de lo que se escribió sobre sistemas se asemeja al holismo, y ha dado alimento a pensamiento "cool" pero débil, a la onda New Age, y otras paparruchadas.

Una gran deuda que tengo en esta serie, que vendrá en próximos posts, es la aplicación de este enfoque sistémico en el avance del conociemiento humano, en general. Y en ciencias sociales, en particular, donde veremos lo importante que es toda esta discusión sobre el realismo que algunos les parecerá como no práctica.

Ya casi ha terminado la descripción ontológica (lo que es, o por lo menos, el modelo de lo que es), y es tiempo de cerrar con algunos ejemplos de cómo el sistemismo ayuda a entender mejor lo que es la realidad.

Como otras veces, mi fuente principal es la obra el beato Bunge:

Emergencia y convergencia, novedad cualitativa y unidad del conocimiento. Mario Bunge. Editorial Gedisa

Esta vez Capítulo 3: El Enfoque Sistémico.

Nos leemos!

Angel "Java" Lopez
http://www.ajlopez.com
http://twitter.com/ajlopez

Por ajlopez, en: Filosofía