Angel "Java" Lopez en Blog

Publicado el 4 de Julio, 2011, 6:20

Ya varias veces escribí sobre Richard Feynman, ver enlaces al final de este post. Es una persona que influyó mucho, desde los ochenta del siglo pasado, en mi visión de la física y de la ciencia en general. Lo conocí a través de sus famosas "Lectures on Physics", basado en la transcripción edita de sus lecciones en el Caltech, 1961-63. Un texto que recomiendo fervientemente a cualquiera interesado en la ciencia y en la física en particular. Feynman tenía la capacidad de explicar la física, sus temas, reduciéndolos a la esencia de lo que conocemos. Es famosa su descripción de la física cuántica a partir de un solo experimento: el de la rendija.

Hoy encuentro en mi biblioteca un prefacio a esas "Lectures", citado en el libro "Seis piezas fáciles", una selección de seis capítulos de las "Lectures". El prefacio es de David L. Goodstein y Gerry Neugebauer, escrito en 1989:

¿Por qué dedicó Feynman más de dos años a revolucionar la forma en que se enseñaba la física a los principiantes? Sólo podemos especular, pero probablemente había tres razones básicas. Una es que a él le gustaba tener una audiencia, y esto el proporcionó un auditorio mayor del que él solía tener en los cursos de graduados.

Feynman no se había dedicado hasta entonces a cursos a no graduados. Apenas tenía tiempo para doctorandos, y daba cursos especiales para graduados. Pero no desaprovechaba la oportunidad de dar una charla sobre cualquier tema que le interesara.

La segunda era que él se preocupaba auténticamente por los estudiantes, y pensaba sencillamente que enseñar a los novatos era algo importante.

El mismo prefacio especial menciona en otro lado las palabras de Feynman:

Piensa primero por qué quieres que los estudiantes aprendan el tema y qué quieres que sepan, y el método surgirá más o menos por sentido común.

Sigo leyendo:

La tercera, y quizás más importante razón era el enorme desafío que suponía reformular la física, tal como él la entendía, de modo que pudiera presentarse a estudiantes jóvenes. Esta era su especialidad, y era el patrón por el que él medía si algo estaba realmente bien entendido. En cierta ocasión un miembro del claustro del Caltech pidió a Feynman que explicase por qué las partículas de espín un-medio obedecen a la estadística de Fermi-Dirac. El calibró a su audiencia perfectamente y dijo: "Prepararé una lección sobre este tema para los novatos". Pero unos días más tarde regresó y dijo: "Sabéis, no pude hacerlo. No pude reducirlo al nivel de los novatos. Esto significa que realmente no lo entendemos".

Ha sido importante para mí esa actitud de Feynman: para explicar, tenemos que entender. Es algo que me ha guiado desde hace décadas, y una de las razones para escribir muchas veces en este blog: hasta que uno no trata de explicar algo, no se da verdadera cuenta de cuánto comprendió de un tema, de cuánto está firme o dudoso en nuestro conocimiento.

A veces, se cita la frase "Para poder explicar algo, tenemos antes que entenderlo", o variantes, como atribuída a Einstein. Pero yo pienso que es de Feynman, y el texto citado me da alguna evidencia. Tengo que publicar otro post, con el recuerdo de alguien que lo conoció mucho y compartió trabajo con él. Pero eso quedará para otro post.

La dificultad para explicar la relación entre spin y estadística la comenté en:

El problema de explicar spin y estadística

Algunos de los posts donde comento sobre Feynman:

Leyes y Ciencia, por Richard Feynman
Ciencia y respuestas, por Richard Feynman
Atomos y Estrellas, por Richard Feynman
Información, átomos y Feynman
Las cosas de la ciencia, por Richard Feynman
Diagramas de Feynman
El universo en una copa de vino

No dejen de visitar

Conferencias de Richard Feynman en video

Nos leemos!

Angel "Java" Lopez

Por ajlopez, en: Ciencia