Angel "Java" Lopez en Blog

Publicado el 24 de Julio, 2011, 16:16

Primer Post
Anterior Post
Siguiente Post

Ya presenté el enfoque sistémico y la sociedad y sus sistemas. Repaso y continuación: la sociedad es un suprasistema, se forma de varios sistemas: biológico, económico, político, cultural. Los elementos básicos de la socidad y sus sistemas son los individuos. Pero le sumamos los artefactos, como viviendas, puentes, relojes, edificiones, autopistas, aviones, heladeras, etc.

Son los individuos los que piensan, sienten, perciben, imaginan, inventan, planifican, tiene pasiones e intenciones. Pero los sistemas de la sociedad, como otros sistemas, tienen propiedades emergentes: división del trabajo, distribución de la riqueza, tipo de régimen político. Esas propiedades son producto tanto de la conducta individual como de la historia. Cuando nacemos la sociedad ya están en marcha. Cada sociedad forma a sus nuevos integrantes y éstos, a su vez, forman (dentro de sus posibilidades) la sociedad que viven.

Veamos la historia: hay cantidad de distintos tipos de sociedades que aparecieron (y desaparecieron) de la historia humana. No hay una sociedad "natural" para los humanos: no somos leones, que sólo tenemos manadas. Hemos ido pasando desde el pequeño grupo de ramoneo en alguna parte de Africa a la Unión Europea. Todo esa plasticidad social ¿de dónde viene? De la plasticidad conductual que tienen sus elementos, nosotros, los individuos, los seres humanos. Pero esa plasticidad está encaminada por el entorno social en que nacemos y nos desarrollamos. Hay una famosa frase de Marx: "Los seres humanos hacen su propia historia, pero no según les place".

Otra ventaja de ver a la sociedad como sistemas (y no como individuos solamente, o al contrario, como una entidad por sí misma) es que nos permite ver claramente que cada individuo contribuye y participa en varios sistemas. Esto establece vínculos entre sistemas: recordemos que vimos que un sistema tiene relaciones con su exterior. Entonces, un modelo del sistema político de una sociedad no solamente tendrá que tener en cuenta el nivel de participación política o la forma de gobierno, sino también variables biosociales como la población total, distribución de edades, demografía, tasas de nacimiento y mortalidad. O variables culturales como el nivel de alfabetización o el acceso a medios de comunicación.

Veamos otra punto a favor del enfoque sistémico: no es posible desarrollar los subsistemas por separado. Desarrollo económico sin desarrollo político conspirará contra una distribución de la riqueza y el poder. Desarrollo cultural sin desarrollo económico no resolverá problemas como el hambre y la pobreza actual de una sociedad, aunque posiblemente siembre el desarollo económico futuro.

Todo esto debería llevarnos a apoyar la difusión de este tipo de enfoque, que promueve lo interdisciplinario. Hay algunos obstáculos. Un ejemplo filosófico: la idea (que podemos remontar a Kant, y quizás también hasta Sócrates) de que los estudios sociales están separados de las ciencias naturales. Hay flotando un rechazo a aplicar los métodos las ciencias más desarrolladas al ámbito social. Eso se debe a la confusión de considerar a la ciencia como la búsqueda de leyes, o de formuleo matemático. No es así. La ciencia es la búsqueda de modelos de la realidad con método de corroboración, puesta a prueba, confirmación, refutación (parciales) contra la realidad misma.

Otro tipo de obstáculo: adoptar modelo simplistas, donde se trata de explicar todo con un solo enfoque. Por ejemplo, las ideas que sostienen que las decisiones de los individuos son racionales, cuando en realidad hay múltiples influencias, como las pasiones, el desinterés, las creencias y los sentimientos.

Mencioné más arriba la importancia de la historia: cada sociedad es producto, no de los individuos que nacen "nuevos", sino de su historia y sus individuos. Pero tampoco la historia es un obstáculo para ver una sola manera de ver la historia. En los últimos dos siglos, hemos descubierto la influencia de la historia en la biología, la química y la física, por poner ejemplos de las ciencias naturales más representativas. Pero la historia a nivel social tiene otro condimento: lo que se forma a nivel social, arriba del nivel de los elementos (individuos) es consecuencia de la historia, y esa historia es consecuencia de las acciones de los individuos. Hay una interacción recíproca entre los niveles, más aún que en otros ámbitos (también hay interacción entre niveles en otros ámbitos, como la influencia del ecosistema en la formación de biopoblaciones de una especie que evoluciona, influencia que tiene también su reversa).

Vean cómo, de nuevo, llegamos a la importancia del tratamiento filosófico de la realidad, el realismo, el materialismo y el sistemismo. Lejos de ser una pérdida de tiempo, nos enseña (siempre bajo discusión) a ver la realidad, no sólo toda la realidad, sino la realidad social bajo claros conceptos y modelos (de nuevo, a discutir) que sirven de base para el análisis y la síntesis de la trama de las cosas.

Como en otras ocasiones, mi principal fuente ha sido el beato Bunge, de nuevo su excelente libro:

Emergencia y convergencia, novedad cualitativa y unidad del conocimiento. Mario Bunge. Editorial Gedisa

Como antes, sigo en Capítulo 5: Sociedad y Artefacto

Nos leemos!

Angel "Java" Lopez
http://www.ajlopez.com
http://twitter.com/ajlopez

Por ajlopez, en: Filosofía