Angel "Java" Lopez en Blog

Publicado el 18 de Septiembre, 2011, 12:44

Primer Post
Anterior Post

Siguiente Post

Muchas veces se dice que las ciencias sociales no son abordables de la misma manera que las ciencias naturales. Recordemos:

- La ciencia (fáctica, no formal) estudia la realidad
- La ciencia no busca leyes fundamentales (excepto quizás en la física), sino explicaciones por modelos
- El realismo que defiendo se apoya en el sistemismo: cada cosa es un sistema, o parte de un sistema

Entonces, tanto las ciencias naturales como sociales buscan ver, con modelos, conceptos, etc.. cómo funciona la realidad. Por supuesto, tienen objetos de estudio distintos. Pero hemos explorado, en esta serie de posts, que las cosas concretas (desde una ameba hasta una sociedad) tienen algunas características comunes, según el sistemismo afirmado arriba. Si se aceptan los sistemas, las ciencias sociales pueden concentrarse en análisis y síntesis de sus objetos de estudio, buscando mecanismos, procesos que mantengan, creen y destruyan sistemas. Veamos hoy un ejemplo de que es posible plantear una explicación por mecanismo en las ciencias sociales. Tratemos el trabajo de Alexis de Tocqueville sobre la Revolución Francesa.

Un hecho social como la Revolución Francesa, seguramente tendrá su complejidad: en su ejecución, y en su nacimiento, las razones que dieron lugar a que apareciera en la historia. Eso pasa con toda ciencia que se ocupa del tiempo: también es difícil explicar la formación del Sistema Solar, porque es un hecho histórico, único. Muchos sistemas son caóticos: un pequeño cambio en las condiciones iniciales provoca un gran cambio en los resultados. Pero ante un hecho social hay que estudiar, ver si es el caso de encontrarnos con algo caótico, o si, en cambio, el caos está en el detalle (tal persona asaltando la Bastilla en tal momento) pero no en la "big picture". Tocqueville estudió y llegó a sus conclusiones sobre las causas de la Revolución Francesa (ver The Old Regime and the Revolution).

La sociedad francesa, antes de la revolución, tenía sus aristócratas, y éstos, eran terratienientes: vivían de los ingresos de sus tierras. También había terratenientes en la agricultura inglesa. Pero el típico aristócrata francés delegaba la administración de su tierra a un ayudante, un mayordomo. Su interés estaba concentrado en ser funcionario civil o en ser cortesano. Esto llevaba a estos aristócratas terratenientes franceses a abandonar su lugar original, sus tierras, y vivir lejos de ellas. Su vida giraba alrededor de pais. En cambio, el terrateniente inglés típico permanecía cerca de sus tierras. Esto que señala Tocqueville sucede en el micronivel de los individuos. Su causa hay que buscarla en el macro nivel de la organización política. Un aristócrata francés podía conseguir mayor poder y ganancias pululando en la sociedad parisina, moviendo papeles, visitando Versalles que estando en sus tierras, buscando nuevas formas de mejorar la agricultura, o mejores técnicas para producir cerámica, quesos o vinos. O aunque sea, actuando como jefe local. Mientras que en Inglaterra se mejoraba la agricultura y la ganadería (algo como "el ojo del dueño engorda la hacienda") estando los dueños involucrados en sus posesiones, el sistema político francés llevaba a que eso no ocurriera. Escribe Tocqueville "la causa principal de este hecho era [...] la lenta y constante acción de las instituciones".

Encontramos en Tocqueville un sistemista, por lo menos en las ideas. No encontraremos la palabra "sistema" en sus escritos. Pero vean cómo toma en cuenta los aspectos políticos y económicos del proceso que describe, y también los sociales y culturales. Su tesis principal afirma que la ausencia de los terratenientes destruyó una red rural tradicional, centrada en el señor de la tierra (desde el feudalismo). La falta de interés empobreció al terrateniente y al campesino que trabaja para él. Pero mientras el primero estaba en su torre cortesana, quienes trabajaban la tierra vieron llegar la pobreza, con todas sus consecuencias.

Podemos verlo en un diagrama, que como otros que presenté, tiene niveles (es un diagrama Boudon-Coleman) (ver Systemism, Systemism: the alternative to individualism and holism (en este "paper" esta justamente este ejemplo de Tocqueville):

Como en otros procesos sociales, hay cantidad de elecciones, decisiones y acciones individuales. Pero no se dan en el vacío. Cada individuo, vimos, es parte de uno o varios sistemas. Cuando los vínculos que los mantienen unidos se debilitan, un sistema puede colapsar y devenir en otro. Eso es lo que pasó en la Revolución Francesa. Un tema de estudio: la desintegración de sistemas, y si vemos sistemas sociales, uno cercano a estudiar: el colapso del sistema soviético.

Como otras veces, mi fuente principal ha sido ha sido el beato Bunge, esta vez su

Emergencia y Convergencia, Editorial Gedisa. Capítulo 8, Tres puntos de vista sobre la sociedad, Sección 3: De la estadística a los modelos teóricos

Nos leemos!

Angel "Java" Lopez
http://www.ajlopez.com
http://twitter.com/ajlopez

Por ajlopez, en: Filosofía