Angel "Java" Lopez en Blog

Publicado el 15 de Junio, 2012, 14:50

Anterior Post

Tengo mucho para explorar y comentar sobre Economía. Es un tema relativamente nuevo para mí. Aunque algo estudié en la Universidad de Buenos Aires en los ochenta, fue solamente algo ligero, sólo para pasar los exámenes. Es tiempo de entender mejor el tema.

Pero antes de pasar a temas de base, no quisiera olvidarme de lo que leí hoy en un artículo de Investigación y Ciencia Enero 2012 (la versión española de Scientific American). Se titula "Modelos matemáticos, una fórmula para desencadenar una crisis". Fue escrito por @dhfreedman David H. Freedman, autor de Wrong: Why Experts Keep Failing Us—And How to Know When Not to Trust Them. Ver también:

http://www.theatlantic.com/david-h-freedman/
http://www.inc.com/author/david-h-freedman

Me viene bien para dar otro ejemplo de lo que siempre hacen los científicos: dar modelos de la realidad. Pero esta vez, el caso es de modelos que fallaron para describir lo que finalmente ocurrió, y en particular, modelos matemáticos. Pero eso es lo fascinante del tema: ver cómo un modelo puede fallar, y ver cómo éso es tan posible en economía. Los modelos que comenta Freedman son financieros, mas que económicos, pero han afectado tanto a la sociedad que han tenido consecuencias más allá de lo estrictamente financiero. No se puede separar un sistema humano de otro sistema humano, tan simplemente, es algo que este caso nos enseña.

Leo:

A pesar de las lecciones de 2008, las sociedades de inversión siguen empleando modelos demasiados complejos y poco fiables para evaluar riesgos.

La crisis económica causante de la recesión mundial que aún nos ahoga se debió a numerosos factores. Uno de ellos fueron las matemáticas. Las sociedades de inversión habían desarrollado procedimientos tan complejos para invertir el dinero de sus clients que, a la larga, acabaron confiando en fórmulas muy poco inteligibles para evaluar los riesgos.

Freedman tendría que aportar alguna prueba de esto. Esas instituciones también eran manejadas por gente con años en el sistema, que bien podría haber influido en las decisiones más que los modelos matemáticos.

Como ya pudimos comprobar hace tres años, tales modelos no se corresponde sino con un pálido reflejo de la realidad. Tanto es así que, en ocasiones, pueden conducir al desastre.

El mundo financiero no es el único que a la hora de tomar decisiones se apoya en modelos matemáticos de fiabilidad dudosa. Se emplean simulaciones en un amplio abanico de disciplinas (como la climatología, la erosión de costas o la seguridad nuclear) en las que los fenómenos que se pretenden describir resultan demasiado complejos o donde acceder a toda la información se torna muy difícil, y en otras, como las finanzas, donde ocurren ambas cosas. No obstante, ningún ámbito de la actividad humana profesa una fe tan ciega en una ciencia tan endeble como lo hace la economía financiera.

La solidez de la que presumían los modelos de riesgo otorgó a las sociedades de inversiones la confianza necesaria para apalancar sus apuestas con enormes sumas de dinero prestado. Los modelos debían evaluar el riesgo de tales operaciones, así como el modo de compensarlo con otras inversiones. Sin embargo, las enormes incertidumbrs presentes en dichos modelos hicieron de ellos muy malos consejeros.

Freedman aclara más adelante:

Por supuesto, responsabilizar a los modelos de riesgo de todo el desastre económico pecaría de una simplificación excesiva. En la crisis han intervenido factores políticos y reglamentaciones deficientes. Con todo, puede argumentarse que los modelos supusieron el eslabón clave, quizá la condición imprescindible para la catástrofe ....

El caso, para resumir: los modelos que se usaban para evaluar el riesgo antes de 2008, no contemplaban todos los aspectos posibles. Y todo indica que éste es un trabajo difícil de completar en economía. Aún los modelos en física son aproximaciones, y tienen sus limitaciones. Pero en economía, y en ciencias sociales, es como que la adecuación de un modelo a la realidad es más problemática: o son demasiadas fascetas a contemplar y algunas quedan afuera, demasiados datos y relaciones, no todos conocidos, y por si fuera poco, tenemos la intervención humana (de individuos, y de la suma de sus acciones) altera el modelo, haciendo de la realidad a alcanzar un blanco móvil (esto último no está muy mencionado en el artículo de Freedman).

Espero comentar más adelante más detalle sobre lo que se piensa hoy del "fallo de 2008" y otros modelos en economía, para entenderla mejor.

Nos leemos!

Angel "Java" Lopez
http://www.ajlopez.com
http://twitter.com/ajlopez

Por ajlopez, en: Ciencia