Angel "Java" Lopez en Blog

Publicado el 7 de Agosto, 2012, 14:10

Anterior Post

Heisenberg se centra en la imagen de la Naturaleza DESDE la ciencia física. Es decir, mucho queda afuera de su "naturaleza", por ejemplo, el fenómeno de la vida. El se centra en lo que en los tiempos de Newton se llamaba "filosofía natural". En el anterior post, vimos cómo Kepler busca la armonía en una naturaleza donde hay un creador.

Pero ya en la vida de Kepler, la actitud comienza a cambiar. Galileo va viendo que puede estudiar procesos y fenómenos, aislándolos de las circunstancias que los rodean. Y va colocando descripciones matemáticas, algo que yo podría relacionar con un antigua pitagorismo revivido. Dudo igual que fuera la intención de Galileo. Pero él ve que el mundo de la naturaleza (física) está escrito en un lenguaje matemático.

Pero ese estudio de fenómenos aislados pone de manifiesto el cambio de actitud que mencionaba: en Kepler, estudiar la naturaleza es estudiarla en todo, en su armonía total: la órbita de un planeta está en acuerdo, en bella relación con el resto de las órbitas. Hasta afirma que la disposición de las estrellas fijas se debe a alguna relación que no se atreve a encarar.

Galileo comienza a cambiar eso: le basta con estudiar el péndulo, el movimiento en un plano inclinado, para ir descubriendo las leyes del movimiento. Para explicar la inercia usa experimentos terrenales. Luego de Galileo, vemos en Newton una noción de la infinitud de la tarea propuesta. Escribe Heisenberg:

... Ya para Newton, el mundo no era sencillamente la obra de Dios, que sólo puede ser comprendida en su conjunto. Su actitud ante la Naturaleza no puede describirse mejor quemediante su conocida frase en la que se compara a un niño que juega en la playa y se alegra cuando encuentra un guijarro más pulido o una concha más hermosa que de ordinario, mientras el gran océano de la verdad se extiende ante él, inexplorador. Tal vez nos ayude a comprender este cambio en la actitud del científico ante la Naturaleza la observación de que en aquella época el pensamiento cristiano había llegado a separar tanto a Dios de la tierra, situándole en un tan alto cielo, que recíprocamente no parecía ya absurdo considerar a la tierra prescindiendo de Dios.

Bueno, lo que veo es que Newton también llevó "a los cielos" sus teorías. Fue la primer gran unificación de la física, al explicar que la gravedad que actúa sobre los cuerpos terrestres también explica la órbita de la luna, los movimientos planetarios y hastas las leyes de Kepler. Con la aparición del telescopio y su mejoramiento, también se pudo aplicar las leyes newtonianas a cuerpos lejanos (no fue en aquel entonces, pero pasado algunos siglos, se pudo explicar la órbita de estrellas binarias). Recuerdo a Laplace, explicando el sistema solar y su estabilidad, y ante la pregunta de Napoleón sobre dónde está Dios, Laplace responde: "No tuve necesidad de esa hipótesis, sire".

Sigue Heisenberg:

Hasta cierto punto, pues, es justificado pensar con Kamlah que la moderna ciencia de la Naturaleza revela una forma de ateísmo específicamente cristiana; con ello se comprende que en otros ámbitos culturales no haya tenido lugar una evolución semejante. No puede tampoco ser fortuito el hecho de que precisamente en la misma época las artes figurativas comiencen a tomar a la Naturaleza como objeto de representación, prescindiendo de los temas religiosos. Idéntica tendencia se manifiesta en el dominio científico cuando se considera a la Natura como independiente, no sólo de Dios, sino también del hombre, constituyéndose el ideal de una descripción o una explicación "objetiva" de la Naturaleza.

Acá Heisenberg comienza a mostrar sus "garras" ;-) Veremos en próximos post hacia donde se dirige, y lo que acepto y no acepto de su argumento.

Nos leemos!

Angel "Java" Lopez
http://www.ajlopez.com
http://twitter.com/ajlopez

Por ajlopez, en: Ciencia